Hauser & Wirth lleva la obra de Chillida a Arco

23.02.2020 | 06:17

La feria de arte exhibirá una escultura y dos grabados del donostiarra

La galería suiza Hauser & Wirth, gestora de Chillida Leku, participará en la feria de arte contemporáneo Arco Madrid, que se celebrará entre el 26 de febrero y el 1 de marzo, y lo hará con una instalación monográfica dedicada al escultor donostiarra, una decisión que se enmarca dentro de la voluntad de la galería de divulgar la figura y la obra de Chillida allende las fronteras.

Hauser & Wirth, que en diciembre de 2017 anunció la reapertura del caserío-museo familiar, instalará en la feria de Madrid, una de las más importantes del mundo, un estand monográfico sobre el artista para así ofrecer una "perspectiva a la vez monumental e íntima del escultor". Según explica la galería suiza, el estand exhibirá una obra "significativa y monolítica" y también una "delicada" selección de grabados y serigrafías.

"Eduardo Chillida reinterpretó a lo largo de su trayectoria los conceptos contrapuestos de sólido y vacío, y de interior y exterior, transformando radicalmente la práctica de la escultura. Las formas geométricas, la búsqueda de volumen y la profundidad y la introspección sobre el material y el vacío son las ideas que el artista exploró en cada una de las obras elegidas por la galería para esta edición de Arco Madrid", exponen. Cuando Hauser & Wirth hace referencia a una obra "significativa y monolítica" se refiere a Lo profundo es el aire XVIII (1998), una pieza de granito rosa de 232 centímetros de ancho y 128 de alto, que Chillida creó inspirándose en el poeta vallisoletano de la Generación del 27 Jorge Guillén.

Lo profundo es el aire XVIII ejemplifica, a juicio de la galería, la creencia del donostiarra en que "las formas geométricas de una escultura deben provenir de las cualidades intrínsecas del material y no tanto de su completa transformación". La pieza fue tallada a partir de un gran bloque de piedra y "su exterior labrado toscamente se percibe como orgánico, fiel a la apariencia natural del material", mientras que las zonas vaciadas "presentan un acabado sumamente fino en su interior, que roza lo arquitectónico".

Por otra parte, en cuanto a los grabados que se exhibirán en Madrid, Olympic Centennial (1992) y Abartsu (1999), están inspirados por el aire. No en vano, desde la galería recuerdan que los elementos naturales "iluminaron" al creador de El Peine del Viento "en su búsqueda de la relación entre forma y materia, presente a lo largo de toda su carrera".

noticias de deia