Yacimiento alavés

La Plataforma Iruña-Veleia Argitu mantiene que los grafitos son auténticos

El próximo lunes arrancará en el Juzgado de lo Penal 1 de Gasteiz el juicio por supuesta falsificación

28.01.2020 | 16:38
El próximo lunes arrancará el juicio por la supuesta falsificación de unos grafitos en el yacimiento alavés de Iruña-Veleia

GASTEIZ. La Plataforma Iruña-Veleia Argitu mantiene que los grafitos por los que van a ser juzgadas tres personas "son auténticos" y que por lo tanto los acusados son inocentes de los delitos de daños al patrimonio y estafa que se les imputan.

El próximo lunes arrancará en el Juzgado de lo Penal 1 de Gasteiz el juicio por la supuesta falsificación de unos grafitos en el yacimiento alavés de Iruña-Veleia, que en su día fueron calificados de históricos porque adelantaban varios siglos la aparición del euskera.

En el banquillo de los acusados están el exdirector del yacimiento Eliseo Gil, un trabajador y un colaborador. La Fiscalía pide penas de cárcel de entre cinco años y medio, y dos y medio.

En una nota de prensa, la citada plataforma ha asegurado este martes que este juicio "nunca debería celebrarse" porque un juzgado "no es el escenario más idóneo para dirimir una controversia científica".

También califica de nefasta la decisión de la Diputación de Álava, propietaria del yacimiento, de querellarse en 2009 contra los causados en base a unos informes que, según dice, no eran concluyentes en materia de veracidad ni falsedad.

"A día de hoy no se ha demostrado científicamente que ninguno de los grafitos sea falso, y mucho menos que los encausados sean los autores de los mismos", ha insistido la plataforma, que también ha denunciado los "once años de pena de banquillo" que han sufrido los acusados tras la larga instrucción.

La plataforma reclama de nuevo a la Diputación Foral de Álava que retire provisionalmente los cargos y promueva las analíticas arqueométricas y las excavaciones controladas, que son las que "pueden dilucidar definitivamente el caso".

La plataforma también se dirige a las instituciones encargadas de velar por el patrimonio cultural e histórico vasco "que tomen cartas en el asunto y se impliquen a fondo en el esclarecimiento del caso".

"Tenemos que evitar a toda costa un cierre en falso, ya que la controversia podría colear durante generaciones. Queremos conocer la verdad, sea cual sea. Exigimos conocer la verdad", concluye. EFE