Enkarterri

Una hembra de leopardo llega a Karpin Fauna

‘Mahoni’, de 22 años, fue rescatada en 2015 en Francia, donde la exhibían en el circo y espectáculos de magia

17.07.2021 | 01:00
A ‘Mahoni’ le amputaron las garras. Foto: Karpin Fauna

Karrantza – El centro de acogida BBK Karpin Fauna de Karran- tza sigue aumentando su población. Después de abrir sus puertas a dos lobos americanos, da la bienvenida a Mahoni. Esta hembra de leopardo de 22 años demuestra que nunca es tarde para iniciar una nueva vida lejos del maltrato.

Rescatada en Francia en el año 2015, allí había sido exhibida en un circo y después utilizada en espectáculos de magia. "Mientras no trabajaba en el espectáculo la encerraban en una jaula muy pequeña en la que apenas disponía de espacio para moverse, por lo que tenía mucho sobrepeso y una importante pérdida de masa muscular debido a la falta de ejercicio", cuenta el biólogo Pedro Abad. Además, "le habían sido amputadas todas las garras de las patas delanteras y traseras y había perdido los colmillos". Su avanzada edad también ha hecho mella en Mahoni, que "ha perdido casi toda su capacidad auditiva y parte de la visión".

Para que se sienta lo más confortable posible en Karrantza "hemos realizado algunas adaptaciones para facilitarle el acceso a las zonas de descanso" dadas sus dificultades de movilidad. "Se está adaptando perfectamente y esperamos que pueda vivir en nuestro centro unos cuantos años con las comodidades que se merece", desea Abad.

"A pesar de tratarse de un animal procedente de un circo y de un espectáculo, ya había vivido los últimos años en otro centro de rescate cuyo manejo de los animales es muy parecido al nuestro", concretamente, el Primadomus de Alicante. La longeva Mahoni representa "un caso excepcional", puesto que la esperanza de vida de los leopardos en cautividad se sitúa entre los "18 a los 20 años".

Temporada alta La incorporación de los lobos y la hembra de leopardo refuerza la filosofía de respeto a los animales que en Karpin Fauna inculcan a sus visitantes, más aún ahora en temporada alta de verano. El parque abre sus puertas todos los días, desde las 11.00 hasta las 19.00 horas sin necesidad de realizar reserva previa para acudir al recinto del barrio Biañez de forma individual.

Karpin ofrece un refugio para ofrecer una oportunidad a fauna proveniente de "decomisos por tráfico ilegal, abandono de mascotas exóticas, fauna autóctona irrecuperable y otros orígenes similares". Cuenta con "una zona temática relacionada con fauna prehistórica que se va restaurar próximamente" y entre sus proyectos destacados para este año se encuentra, de la misma forma, un espacio para poder recibir reptiles.

noticias de deia