Comerciantes de Santurtzi crean una cadena de favores

El primer eslabón de la cadena fue el reparto de plantas moradas a 77 comercios

29.05.2020 | 00:08
Las plantas ya lucen en los negocios adheridos.

 Son tiempos en los que es necesario arrimar el hombro más que nunca, ayudarse unos a otros para salir adelante en una situación tan delicada como la actual. Así lo ha visto un grupo de comerciantes de Santurtzi que han creado la plataforma Gran Comercio de Santurtzi y cuya primera acción oficial ha sido crear una cadena de favores. En total, 77 comerciantes de la localidad marinera se han unido a una iniciativa cuyos primeros brotes ya han florecido.

Y es que la primera acción de esta cadena de favores ha propiciado que un total de 390 plantas moradas luzcan en los distintos tipos de comercio que se han sumado al proyecto. El abanico es amplio ya que en Gran Comercio de Santurtzi hay desde mueblerías a tiendas de informática pasando por copisterías y floristerías, entre otros negocios. Las primeras en poner su granito de arena en esta cadena de favores fueron la floristería Begonia y la Pajarería Villena y hasta allí llegó el camión que, desde Asturias, transportó las 390 plantas que ya dan color y alegría a la entrada de los negocios del municipio. Sin duda, la estampa que dicho cargamento dejó en la calle Sor Natividad fue llamativa. Ante un sol de justicia se podía ver un manto verde y morado que daba colorido a esta calle. Poco a poco, fueron llegando los comerciantes que se han sumado a la cadena de favores para recoger las plantas que son la prueba de que la ayuda entre comercios se ha puesto en marcha. La indicación para que esas plantas crezcan fuertes y sanas es clara: regarlas una vez por semana y no echarles agua por encima sino que hay que poner el agua en un plato bajo el tiesto para que la propia planta vaya absorbiendo poco a poco el líquido que vaya necesitando.

Esta cadena de favores ha ido gestándose poco a poco entre todos los comerciantes que conforman la plataforma Gran Comercio de Santurtzi. "Creemos que es más necesario que nunca ayudarnos los unos a los otros, poner cada uno lo que podamos para que el otro esté un poco mejor. Este reparto de plantas que hemos organizado la Floristería Begonia y la Pajarería Villena es el primer paso de esta cadena de favores", anunció Montse Villena, responsable de la Pajarería Villena. Las plantas tienen una especial simbología ya que significan, por un lado, la vida que los comercios pretenden dar al municipio marinero y sus calles y, por el otro, el color morado de las mismas también quiere ahondar en la identidad del municipio. "Las plantas y los tiestos de las mismas son moradas porque ese es el color de nuestro pueblo y los comercios queremos seguir haciendo pueblo", explicó Montse.

La acción tuvo muy buena acogida desde el primer momento, hasta el punto de que el cargamento de plantas que estaba previsto inicialmente era de 200 ejemplares, pero ha tenido que duplicarse ante la cantidad de negocios que han decidido sumarse a esta cadena de favores. "Este es un mensaje de que ayudándonos unos a otros, vamos a salir adelante. Los comerciantes nos tenemos que ayudar entre nosotros y, en general, todos los santurtziarras tenemos que apoyarnos, ahora más que nunca", indicó Montse. Desde que los negocios de la localidad marinera fueron volviendo a levantar la persiana desde que comenzase la desescalada, han ido recibiendo el apoyo y la confianza de la ciudadanía de la localidad marinera. "Llevo tres semanas con la pajarería abierta y la respuesta de la gente ha sido magnífica y es algo que es de agradecer", reconoce la responsable de Pajarería Villena.

Más eslabones de la cadena
 

El reparto de plantas ha sido tan solo el primer paso de una cadena de favores que está en pleno proceso de definición y que, por la gran diversidad de negocios que conforman la plataforma, tendrá vertientes muy diferentes. De hecho, Gran Comercio de Santurtzi está creando su propia cartelería y, en ello, están trabajando las copisterías que ya forman parte de esta red de comercios del municipio que, pese a haber comenzado su actividad hace muy poco ya la conforman 77 negocios. "Cada uno aportamos nuestro trabajo y lo que mejor sabemos hacer. Por ejemplo, estamos elaborando cartelería y de ello se están ocupando las copisterías que forman parte de la plataforma. Además, ya hemos acordado que cualquier problema informático que tengan los negocios, se encargarán de ellos los especialistas en informática que integran la red", desgranó Montse.

Así, con un trueque de servicios, aportando a la comunidad comercial aquello que mejor saben hacer, estos comerciantes de Santurtzi esperan seguir dando pasos adelante para que el sector se fortalezca en la localidad en estos tiempos en los que el parón por la pandemia tanto daño les ha hecho. "Solo somos un grupo de comerciantes que queremos ayudarnos los unos a los otros y que queremos seguir dando color, vida y actividad a nuestro pueblo", indicó Villena. Esas plantas que ayer se repartieron a 77 negocios dan color morado a Santurtzi y vida a sus calles. Para que esas plantas sigan luciendo durante tiempo en la entrada de los negocios, será necesario regarlas. Una metáfora de lo que el comercio precisa en el día a día, porque los clientes son el agua que les ayuda a seguir viviendo para seguir alegrando y llenando de actividad las calles de Santurtzi.