El refugio del Gorbea prepara su apertura

12.05.2020 | 00:09
Joseba Elorrieta y Yolanda Martín están ultimando los preparativos para poder volver a abrir el refugio.

Por el momento, a la espera de poder comenzar con sus servicios, han comenzado a vender bonos con ventajas

La crisis del coronavirus, el parón que ha supuesto en todos los sentidos, no solo se hace notar en las ciudades y pueblos. Alejados del asfalto hay también quienes sufren las consecuencias –en diferentes aspectos– provocadas por la pandemia. Y como ocurre con los muchos establecimientos como comercios o bares, el coronavirus ha obligado a Yolanda Martín y Joseba Elorrieta, que regentan el Refugio de Arraba en Gorbeia, a ingeniar soluciones que les ayuden a tener algún ingreso en estos momentos, cuando aún no pueden gestionar su negocio como lo hacen habitualmente.

En este sentido, han puesto en marcha unos bonos de colaboración con el Gorbeiako Aterpea. Tal y como explican, "hemos puesto a la venta bonos de ayuda para quienes quieran colaborar". Estos billetes, "que llamamos GorbeiaBonoak, nos ayudarán a superar la difícil situación que vivimos como consecuencia del cierre al que estamos obligados".

Los GorbeiaBonoak tienen un precio de venta de 20, 40 y 80 euros, "a los cuales añadimos 5, 10 y 20 euros más, respectivamente". Es decir, que quien compre un bono de 80 euros, después tendrá una especie de saldo de 100 euros para gastar en el refugio. Es una medida que "tomamos para compensar de alguna manera a quienes nos ayuden comprando ahora estos bonos", ya que el dinero que ponen de más, no viene de ninguna institución. En este caso sale de su propio bolsillo.

De este modo, una vez se adquiere, "el GorbeiaBono es una cuenta a favor del titular del mismo para gastar en cualquiera de los servicios que ofrecemos en Gorbeiako Aterpea". Entre los miles de montañeros y montañeras vascas y de otras muchas partes que han pasado por el Gorbea, quien más quien menos ha disfrutado de esta joya a modo de refugio, inaugurado en 1960, y ha pasado un buen rato a la vera del crepitar del fuego y el calor que desprende, mientras llenan, además del alma, el estómago.

Y es que los bonos podrán ser canjeados por los famosos almuerzos que sirven en el refugio Elorrieta y Martín, o "en cualquiera de los servicios, como el bar, visitas guiadas y las distintas actividades que se organizan o, incluso, el propio alojamiento", concretan. Hay varias formas de adquirir alguno de estos bonos. "Quien se anime puede comprar la cantidad de GorbeiaBonoak que quiera, para utilizarlos tanto a nivel individual como para grupos, familias, etc". Una vez decidido qué bono y qué cantidad coger, se pueden pagar realizando el ingreso correspondiente a través de una transferencia bancaria en la cuenta ES23 3035 0089 19 0890041598 (Laboral Kutxa).

Pero también puede hacerse el pago a través de Bizum, en el número 711 776 648. "Es importante que dejen nombre y apellidos, ya que los GorbeiaBonoak estarán depositados en el refugio a disposición de los titulares que deberán identificarse para recogerlos y poder utilizarlos". Cabe destacar que funcionará como una tarjeta, ya que "cada persona que coja algún bono, además de escoger en qué servicio lo gasta, podrá también utilizarlo en varios días, y se irá descontando el importe utilizado". Además se podrán gastar en 2020 y también en 2021.

Mantenimiento En todo este tiempo la actividad en el refugio no ha sido la habitual para nada, pero podría decirse que tampoco han parado, puesto que han aprovechado para realizar trabajos de mantenimiento y cómo no, para idear la vuelta a la relativa normalidad. En este sentido, destacan que una cosa muy importante ha sido el cambiar el espacio que denominan aula polivalente.

Ahora "lo hemos adecuado para que funcione como un segundo comedor cuando se pueda servir dentro". De este modo, "cuando abramos utilizaremos este espacio como segundo comedor, de forma que, como hay que tener menos aforo por espacio, podamos utilizar los dos y haya distancia entre las personas". En eso han invertido mucho tiempo, en "pensar cómo podíamos hacer las cosas y cumplir con las normas".

Por eso, además, han comprado desinfectantes y han tomado ya medidas de cara a ofrecer un servicio acorde a los nuevos tiempos. Asimismo, "hemos aprovechado para realizar trabajos sobre todo de mantenimiento", como revisar las placas solares, arreglar la fachada, "que se ha hecho cargo la Federación" y, hacer acopio de tanta leña como han podido, de manera que ya han preparado toda la del año que viene. No queda mucho para poder disfrutar de un almuerzo en este pequeño tesoro en forma de refugio.

Tienen un precio de 20, 40 y 80 euros y desde el refugio les añaden un valor de 5, 10 y 20 euros, respectivamente, para quienes los adquieran

Los bonos se podrán utilizar para cualquiera de los servicios que ofrecen en el refugio tanto durante este año como en 2021


noticias de deia