"Es importante irse de vacaciones, pero más es volver a casa"

El Gobierno vasco pone en marcha hoy los dispositivos especiales de verano ante el previsible incremento del tráfico en las carreteras vascas

25.06.2021 | 15:06
Turismos en un peaje dirección Bilbao

Con el fin del estado de alarma y el avance en el proceso de vacunación, los ciudadanos tienen este verano más que nunca unas tremendas ganas de viajar. Los dispositivos especiales que se pondrán en marcha este año desde el Gobierno vasco con motivo de las operaciones salida y retorno tratarán de que ese más que previsible incremento en el tráfico de las carreteras de la CAV, especialmente en puntos tradicionalmente críticos como la muga de la A-8 hacia Cantabria, Armiñón o Biriatou.

"Es importante irse de vacaciones, pero es más importante regresar a casa", ha apelado a la responsabilidad ciudadana la directora de Tráfico del Gobierno vasco, Sonia Díaz de Corcuera.

Este verano, según la directora, estará caracterizado por el incremento de desplazamientos a nivel interno en Euskadi y en las comunidades limítrofes en comparación al año pasado, pues los avances en la vacunación, las ganas de los vascos por viajar y el fin del estado de alarma así lo predicen. Y eso, pese a que este 2021 será el segundo año consecutivo sin la Operación Paso del Estrecho, por lo que habrá menos circulación internacional en la CAV.

Los puntos críticos serán, un año más, la A-8 sentido Cantabria, la AP-8 en la zona fronteriza, el acceso a la autopista AP-1 desde la autovía A-1 en Armiñón, y los enlaces entre la AP-1 y la N-622 hacia Gasteiz, así como la N-622 y la A-1 dirección Burgos. Según Díaz de Corcuera, un total de 550 agentes de la Ertzaintza velarán "por la seguridad y fluidez de los vehículos en la carretera, además de facilitar información in situ de la situación de la misma", con medidas que se establecerán en colaboración con las Diputaciones Forales y que pretenderán minimizar los accidentes y mejorar la fluidez del tráfico.

Durante las operaciones salida –del 25 al 27 de junio, 23 al 25 de julio y del 30 de julio al 1 de agosto–, se habilitará una señalización provisional para recomendar una ruta alternativa por la N-1, entre La Puebla de Arganzón y la AP-1 de Armiñón. Por su parte, en la operación retorno –del 19 al 29 de agosto–, con intención de descongestionar el tráfico en el nudo de Armiñón sentido Gasteiz se pondrá en marcha un dispositivo de señalización, como la colocación de conos para ceder uno de los tres carriles de la A-1 a los turismos que se incorporen desde la AP-1.

Además se dispondrá, durante los fines de semana y festivos con mayor condensación de tráfico, de un servicio de grúa concertada entre Cantabria y Bizkaia para socorrer a los vehículos accidentados o averiados. Se ubicará en la A-8, en Urioste –en la rotonda de acceso al parque de bomberos–, los viernes y sábados, y los domingos en El Haya –en el enlace con Kobaron–.

Pese a la pandemia, durante julio y agosto de 2020 fallecieron diez personas en Euskadi, cuatro más que en 2019 y se registraron 1.215 accidentes. De todos ellos, el 70% se deben al alcohol y a las distracciones, como el uso del teléfono móvil. Por ello, la directora de Tráfico ha apelado a la responsabilidad de los ciudadanos durante las fechas críticas y ha manifestado que "es importante irse de vacaciones, pero es más importante regresar a casa". Por ello desde el Gobierno Vasco piden a la ciudadanía prudencia, responsabilidad y el cumplimiento de las medidas de tráfico.

noticias de deia