Conflicto con ganaderos

Una investigación histórica descarta los derechos de pasto en La Arboleda

La Diputación considera que el estudio zanja el conflicto con los ganaderos en los Montes de Triano

23.11.2020 | 13:09
La Diputación retira ganado que pastaba en zonas no autorizadas

Una investigación histórica ha descartado que los pastos de La Arboleda, foco de conflicto entre ganaderos, mantengan vigentes hoy en día los derechos históricos para hacer libre uso de ellos. El análisis, presentado esta mañana en las Juntas Generales, recopila documentación que revela que esos derechos de pastos, a los que se acogen algunos ganaderos para utilizar las fincas, quedaron anulados al ser expropiados los terrenos para su explotación minera a finales del siglo XIX.

Para tratar de solucionar el conflicto que llevan años arrastrando las 91 hectáreas del monte de utilidad número 500 de La Arboleda, la Diputación planteó una solución administrativa, tras un trabajo junto a los ayuntamientos de Abanto-Zierbena, Ortuella y Trapagaran, y los ganaderos de la zona. De esta forma, otorgó a las tres asociaciones ganaderas de dichos municipios –cuya adhesión es libre y voluntaria– una concesión por aprovechamiento para pastos, de forma que sus integrantes puedan hacer uso de esos terrenos, en base también al cumplimiento de una serie de obligaciones.

Sin embargo, existe un grupo de propietarios que, sin pertenecer a estas asociaciones, están introduciendo sin autorización sus animales en estos recintos, amparándose en los derechos de pasto históricos de los Montes altos de Triano. "Las asociaciones que tienen las concesiones administrativas de esas fincas vienen sufriendo conculcaciones de sus derechos por terceras personas que incluyen su ganado", ha lamentado esta misma mañana la diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta.

Para aclarar la situación actual de esas fincas, y ver si efectivamente existen derechos de pastos sobre ellas, la Diputación encargó un análisis a la empresa de mediciones topográficas Gorosti. El autor de la investigación, Bernardo Murillo, ha explicado ante las Juntas Generales que la documentación que han encontrado en el Archivo Histórico Foral, el Archivo del Gobierno vasco o el Registro de la Propiedad han permitido concluir que las 91,19 hectáreas que ha cedido la Diputación a las asociaciones de ganaderos no mantienen a día de hoy los derechos de pasto, ya que estos se "cancelaron" al ser expropiados para la explotación minera.

Murillo ha explicado que los Montes Altos de Triano, en los que se enclavan los terrenos en conflicto, eran montes comunales desde la época medieval, explotados por los vecinos de los siete concejos de la zona. Sin embargo, a partir de 1880, esos espacios fueron expropiados de forma forzosa a los ayuntamientos para su explotación minera. "Y en esas expropiaciones se pagaban también los derechos de pasto, que de esta forma quedaban cancelados", ha explicado Murillo.

De esta forma, ha apuntado Unzueta, cuando la Diputación adquirió los terrenos en 1988, "lo hizo sin los derechos de pasto". La diputada de Sostenibilidad y Medio Natural ha confiado en que este estudio sirva para aclarar la situación en la zona y ha vuelto a animar a los ganaderos que quieran utilizar estos pastos a sumarse a las asociaciones para hacerlo.

OPOSICIÓN


Tanto los partidos que sustentan al equipo de gobierno –PNV y PSE– como el PP han agradecido el estudio, que consideran "acredita" la no existencia de esos derechos de pasto a los que aluden algunos ganaderos, mientras que EH Bildu y Elkarrekin Bizkaia han mostrado su disconformidad, y han anunciado que van a solicitar la celebración de un debate monográfico sobre este tema en las Juntas Generales.

"No es puede liquidar este conflicto pidiendo un estudio a medida. Necesitamos un esclarecimiento en el que todas las partes puedan aportar su visión", ha reclamado el representante de la coalición morada, Héctor Fernández. "Puede que las expropiaciones liquidaran el derecho, pero esos usos y costumbres han seguido existiendo".

Ambos partidos han presentado además una propuesta para crear una mesa de negociación para tratar de llegar a una solución que satisfaga a todas las partes, que ha sido rechazada. "Es una cuestión de voluntad; si una de las partes no quiere llegar a un acuerdo si no es que le den la razón, no hay nada que hacer", ha advertido el socialista Jesús María Ortiz.

noticias de deia