La Diputación de Bizkaia denuncia "amenazas" de ganaderos en La Arboleda

06.07.2020 | 12:43
Cinco caballos y un burro han sido retirados.

La diputada de Sostenibilidad y Medio Natural de Bizkaia, Elena Unzueta , ha denunciado este lunes en las Juntas Generales las "descalificaciones, insultos y amenazas" recibidas por personal foral por parte de ganaderos que incumplen las normas de uso de los pastizales de La Arboleda, de donde la Diputación ha retirado varios grupos de reses en los últimos meses.

Unzueta ha comparecido en la Cámara foral, a petición de EH Bildu y Podemos, para informar sobre los operativos de retirada de ganado que pasta de forma irregular en esta zona, como el llevado a cabo el pasado 19 de mayo, cuando se retiraron 10 cabezas de ganado vacuno que pastaban sin que su propietario tuviera autorización para ello en el paraje de La Cantera Macho-Matamoros. El pasado 9 de junio se retiraron otras 28 cabezas de ganado.

La diputada foral ha destacado que estos episodios no son aislados y se deben a que existe un grupo de propietarios de ganado que, sin pertenecer a las asociaciones que sí tienen permiso, están introduciendo sin autorización sus animales en estos recintos, de manera que provocan "importantes perjuicios a las asociaciones adjudicatarias de las concesiones y al Departamento de Sostenibilidad y Medio Natural", que tiene que poner los medios para retirar el ganado que pasta de forma irregular".

Unzueta ha denunciado "todas las acciones de descalificación, insulto y amenazas que recibe el personal foral por parte de ganaderos que actúan contra las normas establecidas" y ha subrayado que la Diputación no "pasará "por alto ninguna de esas descalificaciones".

Además, ha pedido a EH Bildu y Podemos que "reconsideren su apoyo y amparo a quienes infringen las normas democráticamente establecidas".

Ha explicado que la Diputación lleva varios años trabajando en coordinación con los ayuntamientos de Abanto-Zierbena, Ortuella y Trapagaran, donde se ubican los pastizales en cuestión, y con asociaciones de ganaderos para "ordenar, planificar y solucionar los conflictos" vinculados al uso ganadero en este entorno.

Unzueta ha indicado que las personas que introducen su ganado en las fincas cedidas a las asociaciones sin pertenecer a estas últimas "se escudan en unos derechos de pasto que está extinguido en las parcelas de propiedad foral", ya que fueron objeto de expropiación y, de acuerdo con la escritura de compraventa de esos terrenos adquiridos por la Diputación en 1988, las fincas se encontraban libres de cargas.

Ha destacado que la Diputación lleva cinco años de trabajo para planificar el uso del "Monte Patrimonial 500", un monte público de cerca de 600 hectáreas adquirido por la institución foral a tres empresas mineras en el que se producían varios problemas por su uso: de seguridad vial en la carretera que une Gallarta y La Arboleda al invadir el ganado la calzada y zonas aledañas; de peligro de incendios forestales intencionados en la zona; y de gestión en las áreas recreativas de la zona en las que entraba el ganado.

El trabajo realizado por la Diputación con los ayuntamientos de la zona y las asociaciones de ganaderos se ha materializado en tres órdenes forales que regulan las concesiones, otorgadas a tres asociaciones -cada una en uno de los municipios- por aprovechamiento para pastos en 91,19 hectáreas repartidas entre los recintos de Los Cármenes, Cantera Macho-Matamoros y Campa del Asturiano-Matamoros.

"Sin embargo, existe un grupo de propietarios de ganado que, sin pertenecer a estas asociaciones, están introduciendo sin autorización sus animales en estos recintos", ha añadido Unzuerta, quien ha puesto de releve que se niegan a retirar el ganado cuando se lo pide la Diputación.

Ha invitado a los propietarios de ganado que quieran utilizar estas zonas a que entren a formar parte de las asociaciones adjudicatarias y ha indicado que la Diputación continuará "trabajando conjunta y coordinadamente" en la línea iniciada.