Barça 84 - Bilbao Basket 62

El Bilbao Basket, aferrado a la esperanza del 'play-off'

El Surne Bilbao Basket no puede con un Barça muy acertado a partir del primer cuarto, pero sigue con opciones de jugar el 'play-off' al menos hasta conocer lo que haga hoy el UCAM Murcia ante el Real Madrid

11.05.2022 | 00:24
Jeff Withey trata de hacerse con un rebote en pugna con Sertac Sanli.

EL Surne Bilbao Basket se aferra al objetivo de jugar el play-off pese a su derrota ayer martes en el Palau Blaugrana y al menos hasta que se conozca el resultado de hoy miércoles del UCAM Murcia en su visita al Real Madrid. Los vizcainos necesitan una derrota de los pimentoneros para que en la última jornada ante el Real Betis sea posible alcanzar la octava plaza. Los sevillanos lograron ayer martes la permanencia tras derrotar al Gran Canaria y favorecer de paso los intereses de los hombres de negro. Al menos, ya es seguro que los hombres de negro serán como peor clasificación décimos después de la derrota del Breogán ante el Fuenlabrada y ello supone tener plaza para jugar en Europa la próxima temporada, salvo sorpresa.

Los de Álex Mumbrú perseguían el pleno para aumentar sus posibilidades, pero era el peor rival posible para buscar una proeza. Da igual el momento, da igual lo que se juegue el Barcelona, que en este caso era nada porque tenía asegurado el liderato de la liga regular. Aunque su cabeza esté ya en la Final Four de la Euroliga de la semana que viene, si los azulgranas tienen un día acertado es imposible ganarles porque su tono defensivo es siempre muy alto. De hecho, dos de los cuatro partidos en los que los hombres de negro no han llegado esta temporada a 70 puntos han sido contra el equipo de Saras Jasikevicius, que se encargó de advertir a sus jugadores cuando apenas habían transcurrido tres minutos y medio y el Bilbao Basket ganaba por 4-13 de que no iba a consentir que se cogieran día libre en el esfuerzo.

El acierto inicial de los vizcainos, que llevaban un 6 de 6 cuando ganaban por 4-14, se fue diluyendo ante una defensa que aprieta muchísimo en el perímetro y cierra muchas posibilidades de circular el balón. Pese a ello, el Bilbao Basket se mantuvo en el partido y con mucho rato en ventaja hasta los últimos tres minutos del segundo cuarto. Antes ya habían fallado tres tiros libres y no habían conseguido consolidar su renta y de repente recibieron un parcial de 7-0 en solo 14 segundos que puso al Barça por delante de forma definitiva.

El 43-35 del descanso penalizó en exceso el trabajo del Bilbao Basket, que además no atinaba en los lanzamientos exteriores. Lo peor fue que ese parcial borró toda la fe que tuviera el equipo que nada más salir del tercer cuarto encajó dos triples seguidos. El partido tardó en romperse lo que los culés tardaron en afinar la puntería. Entre el segundo y tercer cuartos, metieron 10 de sus 16 intentos de tres puntos mientras el Bilbao Basket acumuló en ese tramo uno de nueve desde la larga distancia.

Sin posibilidad de generar ventajas en el uno contra uno para desordenar la defensa catalana, los hombres de negro sucumbieron a la realidad con muchos minutos por delante. Los puntos de Delgado dentro de la zona hacían poco daño al Barça, que sin un cinco claro, encontró en la versatilidad e intensidad del letón Smits un factor diferencial en los dos lados del campo para explotar sus ventajas físicas en los emparejamientos. El Surne Bilbao Basket ya solo puede esperar acontecimientos porque no depende de sí mismo, aunque tiene mérito haber llegado hasta la jornada 34 con posibilidad de jugar el play-off.

descenso al rojo vivo


La penúltima jornada no fiue apta para débiles de corazón. Al margen de la victoria que da la permanencia al Betis, el Andorra se impuso en Zaragoza tras dos prorrogas interminables y el Fuenlabrada hizo lo propio con el Breogán. El San Pablo Burgos cedió en Valencia y llega a la jornada definitiva como colista y con un panorama muy complicado ya que incluso ganando podría descender.. l

las reacciones

"si vienes aquí, no puedes perdonar"

Errores. Álex Mumbrú tenía claro que el partido de ayer era "difícil para nosotros tras el aviso que recibió el Barca en Lugo", pero aseguró que se rompió "por errores nuestros. Cuando vienes aquí no puedes perdonar y eso nos ha puesto ocho abajo al descanso después de haber controlado más o menos al Barça". "Con los dos triples de ellos para abrir el tercer cuarto el equipo ya ha pensado que se acababa sin opciones", lamentó Mumbrú, que añadió que "además, no hemos tenido acierto desde fuera y no hemos podido abrir el campo". Preguntado por su futuro, reiteró que hasta que no acabe la competición no habrá nada: "Solo quedan cinco días. Entonces veremos que es lo mejor para mí, para mi familia y para el club".

Da igual el momento, si los azulgranas están inspirados es imposible ganarles porque su tono defensivo es siempre muy alto

Sin posibilidad de generar ventajas en el uno contra uno, los hombres de negro sucumbieron con muchos minutos por delante


noticias de deia