El nuevo rol de Berenguer en el Athletic

El de Barañain ha pasado de ser el pichichi del Athletic el pasado curso a sufrir una sequía de 14 partidos sin marcar y aportar en otros conceptos al juego ofensivo de los leones

04.10.2021 | 01:10
Alex Berenguer supera en una acción al alavesista Loum en el derbi del pasado viernes.

lA falta de pegada es uno de los déficit que ofrece este Athletic. Lo reconoce también el mismo entrenador, que no es ajeno a la evidencia. Marcelino García Toral lo ha reiterado en más de una comparecencia ante los medios de comunicación, en las que ha lamentado que sus delanteros no estén finos de cara al gol, al mismo tiempo que ha pedido paciencia con los implicados. No en vano, el conjunto rojiblanco solo ha marcado siete tantos en las ocho jornadas recorridas, una media inferior a gol por encuentro, y de ellos solo tres llevan la firma de sus atacantes. Dos los ha ejecutado Iñaki Williams, ante el Celta y Mallorca, y Raúl García ha sido el último en sumarse a la nómina de goleadores, en la que asoman los centrales Iñigo Martínez y Dani Vivian, gracias a su diana que sirvió a los leones para superar el pasado viernes al Deportivo Alavés y sellar la tercera victoria del curso. El bagaje ofensivo, por tanto, es más bien escaso y lo tapa en cierta medida la solvencia defensiva, ya que el Athletic únicamente ha recibido cuatro goles, 0,5 por partido.

Raúl García, precisamente, se quitó en el derbi una espina clavada, ya que encadenaba once partidos, cinco arrastraba de la pasada liga, sin ver puerta y lo hizo después de fallar un penalti a los nueve minutos de juego. No es así en el caso de Alex Berenguer (Barañain, 4 de julio de 1995), al que de repente le ha abandonado la inspiración de cara a la portería, ya que enlaza catorce encuentros consecutivos sin marcar. Berenguer, el fichaje más efectivo de los cuatro que ha realizado desde 2019 la dirección deportiva que lidera Rafa Alkorta, sobresalió el curso anterior con una pegada que sorprendió a propios y extraños, cuando a lo largo de su carrera en la élite el único referente comparativo se remitía a la campaña 2019-20 en las filas del Torino, en la que firmó seis goles en la Serie A, dos menos de los que ejecutó en liga en su primer ejercicio como rojiblanco. El navarro tuvo un impacto muy importante desde que recaló en el conjunto entonces dirigido por Gaizka Garitano, aunque la destitución de este y el inicio de la etapa de Marcelino le penalizó, ya que el técnico asturiano no le tuvo como uno de sus fijos hasta pasada la Supercopa y varios encuentros de liga, cuando su doblete en Cádiz le marcó un antes y un después.

Berenguer, que suma 51 partidos oficiales en el Athletic, se destapó entonces como un inesperado goleador, con actuaciones meritorias, como en los duelos ligueros ante el Villarreal, Granada o Atlético de Madrid, pero sobre todo fue determinante al firmar el tanto en el Ciutat de València ante el Levante en la prórroga y que metió al Athletic en la final de Copa de la pasada edición. En esos momentos vivió su pico más alto en el conjunto rojiblanco, aunque el navarro, que presumía de una llegada enorme en los últimos metros, después careció de la misma relevancia, al igual que el resto del colectivo, especialmente en las dos finales consecutivas en La Cartuja frente a la Real Sociedad y el Barcelona. Desde aquellos dos fiascos, solo ejecutó ante el Atlético de Madrid un gol más, el último hasta el día de hoy, para pasar a ejercer un nuevo rol.

El plan de Marcelino ha restado a Berenguer un pelín de contacto dentro del área contraria, lo que ha mermado sus opciones de hacer gol. Ya no es tan llegador como en el curso pasado, juega más pegado a la banda derecha y tiene la misión de surtir de balones a Iñaki Williams, Raúl García o Oihan Sancet. Con todo, el de Barañain tiene hambre de gol y así lo ha intentado en varios remates, algunos de ellos ejecutados con cierta precipitación en el golpeo quizá fruto de esa ansiedad, aunque, al margen de ello, sabe que ejerce un papel relevante en este Athletic que tanto necesita de sus futbolistas más ofensivos a la hora de acreditar una mayor fiabiilidad para sacar los partidos adelante. El largo parón al que deben hacer frente los rojiblancos quizá sirva para que, entre otros matices, la inspiración le vuelva a Berenguer.

la cifra

946

Los minutos que acumula Alex Berenguer sin ver puerta, un dato que retrata la falta de inspiración de cara al gol por la que traviesa el de Barañain, máximo anotador del Athletic la pasada liga con una tarjeta de ocho dianas.

plan de trabajo

semana atípica con dos descansos

Regreso a los entrenamientos. La primera plantilla del Athletic regresa esta tarde, desde las 19.00 horas, al trabajo en las instalaciones de Lezama, a puerta cerrada, después de gozar ayer de jornada de descanso tras la victoria de los leones ante el Alavés. Será una semana atípica debido a que el próximo fin de semana no hay competición, un parón que se alargará siete días más para el conjunto rojiblanco cuando se haga oficial el aplazamiento del partido que en principio deberían disputar el día 17 de octubre en el Bernabéu. Marcelino, además, no podrá trabajar con todos su hombres, ya que se ausentarán durante varios días Iñigo Martínez y Unai Simón, citados con la selección española; y Unai Vencedor, Nico Williams y Julen Agirrezabala, que se incorporan al combinado estatal sub'21.

noticias de deia