El descanso activo de Yuri en el Athletic

Berchiche sigue un plan para corregir su pubalgia y evitar el quirófano. Su renovación, a la espera

01.06.2021 | 01:02
Yuri Berchiche hace un gesto durante el derbi ante el Eibar en San Mamés el pasado 20 de marzo.

La primera plantilla del Athletic disfruta de sus vacaciones que se alargarán hasta el 5 de julio, cuando los futbolistas se sometan a las pruebas médicas previas al inicio de la pretemporada dos días después. Pero no todos los rojiblancos han hecho las maletas. Algunos de ellos aún se dejan ver por las instalaciones de Lezama, donde acuden para tratarse de sus respectivas lesiones. Es el caso de Ander Capa, Peru Nolaskoain y Oier Zarraga, a los que les queda unas jornadas más de sesiones para emprender después de unas minivacaciones. Los cedidos Iñigo Córdoba y Kenan Kodro, que no han podido jugar los últimos partidos con el Alavés y Valladolid, respectivamente, por una lesión de rodilla, en el caso del extremo, y de una fractura del quinto metatarsiano de su pie derecho, en el del delantero, también están bajo la supervisión del equipo médico del Athletic, al igual que Yuri Berchiche, que sí habría hecho las maletas, pero con un plan de trabajo muy específico que acentué la carga conservadora con la que se trata su pubalgia y destinada a evitar que el lateral izquierdo pase por el quirófano.

Porque Berchiche (Zarautz, 10 de febrero de 1990) sí puede dar fe de que este curso no le ha ido nada bien en el plano personal en cuanto a la salud deportiva. El guipuzcoano, un futbolista fijo desde su llegada en 2018 tanto para Eduardo Berizzo como para Gaizka Garitano y Marcelino García Toral, ha sufrido diferentes percances que le han llevado por la calle de la amargura. El pasado octubre contrajo la infección del covid-19 y que, además de causar la baja, le generó efectos secundarios a modo de vértigos durante varios partidos. Después sufrió una lesión muscular en el bíceps femoral de la pierna derecha que le impidió competir cinco meses atrás en la histórica Supercopa en la que el Athletic conquistó el título; molestias en la musculatura isquiosural le privó de ser titular en la final de Copa ante el Barça, en la que ha sido su última presencia en el césped; y en varias fases de la campaña se le ha reproducido la pubalgia que ya le martirizó el último verano, en el que también logró evitar la intervención quirúrgica. Por ello, Berchiche cruza los dedos y se ha propuesto a lo largo de este mes de junio ejecutar el llamado descanso activo que le permita llegar a la pretemporada en las mejores condiciones posibles.

Berchiche lo tiene claro. Quiere engancharse al nuevo proyecto desde el primer día. En la liga recién finalizada ya se perdió el partido inaugural en Los Cármenes, estadio que le trae buenos recuerdos al propiciar en marzo de 2020 el billete de los leones a la final de Copa con un gol salvador. Su poderío físico se entiende como su mejor carta de presentación, sin olvidar su potente disparo. Así las cosas, no puede descuidarse cuando ha pasado la barrera de los treinta años. Tiene por delante cinco semanas en las que insistirá en su plan específico y volver a ser el jugador que tan buen rendimiento dio en la anterior campaña antes del parón generado por la pandemia del covid-19.

revisión contractual

El contrato del zarautzarra, además, finaliza el 30 de junio de 2022, como ocurre también en el caso de Mikel Balenziaga, el compañero que le ha sustituido en sus diferentes periodos de baja. La dirección deportiva del Athletic, con todo, ya le ha avisado de que quiere revisar su situación contractual con la perspectiva de ampliarlo en el tiempo, aunque las negociaciones no han sufrido aún un empujón definitivo. Rafa Alkorta entiende que Berchiche debe ser una referencia a corto y medio plazo en una posición que en los últimos tiempos ha ocasionado quebraderos de cabeza. Yuri ya ha ofrecido su nivel en sus tres campañas como león y, al margen de Balenziaga, por detrás llega Imanol García de Albéniz desde el Bilbao Athletic, en el que ha tenido un llamativo protagonismo. Sea como fuere, el de Zarautz se centra en recuperar sus mejores sensaciones físicas y olvidarse de la pubalgia. Es su objetivo número uno.

la cifra

30

los partidos que ha jugado

Berchiche solo ha podido participar esta campaña en 23 encuentros de liga y en siete de Copa, para consumar un total de 2.225 minutos.

noticias de deia