Julio Salinas: "Jugar con tu hermano en el Athletic es lo máximo"

Julio Salinas, convertido junto a Patxi en los últimos hermanos que habían compartido césped como leones en abril de 1986, analiza el estreno de la nueva saga protagonizada por los Williams

30.04.2021 | 01:15
Julio Salinas: "Jugar con tu hermano en el Athletic es lo máximo"

Iñaki Williams (Bilbao, 15-VI-1994) y Nico Williams (Iruñea, 12-VII-2002) hicieron historia el miércoles en San Mamés. Ninguno de los dos olvidará lo ocurrido durante el partido de liga que enfrentó al Athletic con un Valladolid que fue testigo directo de la esperada puesta de largo de la nueva saga rojiblanca protagonizada por dos hermanos unidos más allá del fútbol. Ambos, como colofón a un inolvidable 28 de abril de 2021, tuvieron el incomparable privilegio de compartir terreno de juego por primera vez como leones y de tomar así el testigo de Julio (Bilbao, 11-IX-1962) y Patxi Salinas (Bilbao, 17-XI-1963), los últimos hermanos que habían jugado juntos en el Athletic. Lo hicieron, con gol incluido del primero, en la visita liguera al Atlético un lejano 20 de abril de 1986.

35 años después, Iñaki y Nico, debut mediante con el primer equipo bilbaino al saltar al césped en el minuto 62 en sustitución de Alex Berenguer, toman un relevo que no duda en aplaudir Julio Salinas, a quien se le acumulan los recuerdos por lo "mucho y bueno" vivido más de tres décadas atrás junto a Patxi. "Jugar con tu hermano en el Athletic es lo máximo y supone una alegría inmensa. Primero, por poder vivir una experiencia así compartiendo tantas horas juntos con entrenamientos, desplazamientos y concentraciones y, después, por lo mucho que significa tener dentro del vestuario el apoyo de tu hermano, lo cual no tiene precio", subraya de entrada el exdelantero rojiblanco, quien certifica que "verse los dos en esa situación, jugando además en el mismo equipo, es una gran emoción".

Julio y Patxi Salinas, en Ibaigane. Foto: Oskar M. Bernal

"Mi hermano para mí es una parte de mí mismo, porque lo compartimos todo pese a separarnos hace muchísimo tiempo y por eso entiendo perfectamente la emoción que se le veía a Iñaki en la banda justo antes de que Nico entrara al campo, porque casi estás deseando más que triunfe tu hermano que tú mismo", asegura Julio, quien desvela que "mi hermano Patxi es el entrenador del Basconia y el año pasado ya quería a Nico cuando era juvenil. Me decía que estaba para jugar ya en el Bilbao Athletic y que en cuestión de un año o menos iba a jugar en el primer equipo". "Eso es lo bueno del Athletic, la ilusión de que salgan nuevos jugadores, algo que quizás se haya precipitado ahora en cierto modo por las derrotas en las dos finales de Copa", agrega asimismo el mayor de los Salinas, contento porque la irrupción de los Williams "es un nuevo relevo generacional, son los dos muy jóvenes, ambos delanteros y ojalá triunfen y puedan marcar una época juntos".

"Diría, además, que Nico puede ser más goleador incluso que Iñaki, lo cual vendría muy bien al Athletic por la falta que hace que alguien marque diferencias en ese aspecto. Esperemos que entre los dos puedan resolver ese déficit", expone por otra parte Julio, a quien le invade el orgullo al echar la vista atrás y recordar las numerosas experiencias vividas como león junto a Patxi, toda vez que "fuimos los primeros en entrar en Lezama y para nosotros eso supuso ya una gran ilusión al ser ambos de Bilbao, del Athletic y ser mi padre socio del club. Los dos teníamos esa ilusión de llegar al primer equipo en unas circunstancias complicadas y poder cumplir ese objetivo juntos fue un gran orgullo para toda la familia".

JUNTOS EN LA SELECCIÓN
 

"En nuestro caso no fue solo jugar juntos en el Athletic, sino vivir también aquella época de los ochenta, quizás única e irrepetible en la era moderna por cómo fue y por lo que se consiguió al luchar por ganar LaLiga en los cinco años que estuve con mi hermano, en los que conseguimos dos títulos de liga y llegamos a dos finales de Copa siendo, además, los dos internacionales y coincidiendo en la selección. Fue todo muy bonito", relata con suma satisfacción Julio Salinas, quien resalta que "los recuerdos siempre estarán ahí" y reconoce lo sumamente alejado que estaba como futbolista de las cualidades de su hermano, si bien "lo que los dos teníamos en común es que éramos ganadores y muy competitivos".

"Desde que éramos pequeños siempre competíamos entre nosotros y en lo que respecta a mi hermano, tuvo mala suerte con las lesiones y con el hecho de que variara su posición entre la de central y pivote sin que esta estuviera muy definida en el fútbol de entonces. Aun así, los dos tuvimos carreras largas en el fútbol y tengo que decir que Patxi, que fue titular en todos los equipos en los que estuvo, siempre me superó en cuanto a capacidad de liderazgo al ser una persona que donde fue se hijo el jefe", desgrana Julio, quien evita dar consejos a Iñaki y Nico Williams, pues "no soy nadie para darlos en un mundo en el que está todo tan controlado", pero les anima a que "no pierdan nunca la ilusión y la ambición, porque hay muchos jugadores con clase y talento, pero cuando llegas a la élite hay que tener veinticuatro horas exclusivas para el fútbol y no acomodarte".

"Son los dos muy jóvenes, tienen mucho tiempo por delante y, una vez han llegado ahí, que intenten conseguir lo máximo que puedan, porque cuando todo se acaba echas de menos lo que has vivido. Yo, por ejemplo, quizás no saboree como debería la gabarra y todo lo que logramos y ahora lo añoras y te emocionas al recordarlo", concluye Julio Salinas.

Con el filial

Turno mañana SÁBADO con el Bilbao Athletic

Ante el Tudelano en Lezama. Después de debutar como león el miércoles en San Mamés ante el Valladolid y de compartir sus primeros minutos sobre el césped con su hermano Iñaki, Nico Williams volverá a jugar mañana con el Bilbao Athletic, que recibirá al Tudelano en Lezama a partir de las 17.00 horas. El joven delantero rojiblanco, con el reto de ascender a Segunda División con el equipo que dirige Joseba Etxeberria, volverá a fajarse como cachorro tras hacerlo por última vez el pasado domingo en la visita al Calahorra, donde marcó desde el punto de penalti sin poder evitar la derrota por 2-1. En total son 22 partidos de liga y nueve goles los que suma Nico en su primera temporada en la categoría de bronce, desde la cual ha dado el salto a Primera División para hacer historia al unir fuerzas con su hermano Iñaki en una esperada alianza de presente y futuro.

NICO WILLIAMS

Edad: 18 años (Iruñea, 12-VII-2002).

Posición: Delantero.

Cláusula: 30 millones de euros.

Contrato hasta: 30 de junio de 2024.

Trayectoria: Ingresó en Lezama en 2013 para incorporarse al Alevín A del Athletic procedente de Osasuna y, a partir de ahí, fue quemando etapas pasando por todas las categorías inferiores del club rojiblanco hasta alcanzar el Juvenil A en el curso 2018-19. La temporada siguiente, en la que marcó seis goles en diecinueve partidos de liga como juvenil, se estrenó con el Basconia al disputar cuatro encuentros. De cara al presente ejercicio promocionó al Bilbao Athletic de Joseba Etxeberria, con el que ha firmado nueve goles en veintidós partidos antes de debutar como león.

"Es un nuevo relevo generacional, los dos muy jóvenes, delanteros y ojalá triunfen y puedan marcar una época juntos"

Julio Salinas

Exjugador del Athletic

 

noticias de deia