Athletic 2 - 2 Valladolid

Tras los hermanos Salinas, los Williams coinciden con la camiseta del Athletic

Nico, hermano de Iñaki, con el que coincidió 20 minutos en el campo, se convirtió ayer miércoles en el primer cachorro en debutar a las órdenes de Marcelino García Toral

29.04.2021 | 00:54
Iñaki y Nico Williams se abrazan sobre el césped de San Mamés al término del partido de ayer miércoles ante el Valladolid.

HAN tenido que pasar 35 años, que se dice pronto, para que dos hermanos hayan vuelto a coincidir en un mismo terreno de juego defendiendo los colores del Athletic. Tras los Salinas, Julio y Patxi, ayer miércoles lo hicieron los Williams, Iñaki (Bilbao, 15-VI-1994) y Nico (Iruñea, 12-VII-2002). Si los primeros eran delantero y central, respectivamente, en el caso de los segundos ambos se desenvuelven en posiciones de ataque, si acaso el mayor más en punta y el menor pegado a la banda. Entre la ya lejana tarde del 20 de abril de 1986 en el Vicente Calderón y la de ayer, 28 de abril, en San Mamés, otros hermanos, como Aitor y David Karanka; Julen y José Félix Guerrero; y Rafa y Oskar Alkorta pelearon por alcanzar el sueño de jugar con sus semejantes, pero no lo consiguieron, no al menos en partido oficial, ya que los Karanka sí compartieron minutos en partidos amistosos.

Las mejores imágenes del partido. Fotos: Pablo Viñas

Así, el choque de ayer miércoles ante el Valladolid pasará a la historia del club. No precisamente por lo que se vio en el terreno de juego, ya que el Athletic se dejó empatar hasta en dos ocasiones por un rival al que tuvo noqueado durante muchísimos minutos de la primera mitad y al que pudo dar la estocada en el arranque del segundo tiempo, sino por el hecho de que Iñaki y Nico –que lucía Williams Jr. en la camiseta– coincidieron al mismo tiempo en el terreno de juego. De paso, Marcelino Toral, que desde su llegada y con contadas excepciones, no ha sido amigo de depositar su confianza en los chavales más jóvenes de la plantilla, y qué decir de los futbolistas del Bilbao Athletic, hizo debutar a su primer cachorro.

 



En su tercera convocatoria con el primer equipo rojiblanco, tras entrar por primera vez en una a las órdenes de Gaizka Garitano en el encuentro ante el Villarreal de la primera vuelta y repetir solo ocho días después frente a la Real Sociedad, fue la vencida para el menor de los Williams. A este se le vio bromear con su hermano en los rondos que los suplentes realizan mientras calientan los titulares, ya que ambos partieron desde el banquillo.

El primero en salir a la banda a realizar ejercicios de calentamiento fue Iñaki, que se puso el peto nada más volver de vestuarios para iniciar la segunda mitad. Tras diez minutos, el menor de los hermanos le cogió el testigo, ya que únicamente pueden calentar tres futbolistas por equipo al mismo tiempo. Echó un par de carreras, estiró un poco y a los seis minutos, de los cuales dos o tres estuvo recibiendo órdenes de Marcelino, saltó al campo en sustitución de Jon Morcillo, otro que estaba de enhorabuena tras estrenarse como goleador con la camiseta del Athletic, mientras Iñaki, puesto en pie en la grada, le dedicaba unos emotivos aplausos con una sonrisa de oreja a oreja.

Hubo que esperar diez minutos más para que los dos hermanos coincidieran sobre el terreno de juego. Iñaki entró en el 70 sustituyendo a Asier Villalibre para cerrar el círculo y hacer que los Williams cogieran el testigo de los Salinas 35 años después.

Lo intentó con tres o cuatro buenas carreras por banda derecha el hermano pequeño, que intentó incluso regatear a su par, pero no tuvo suerte. Mejor le fue al mayor, que asistió a Raúl García para que este hiciera el segundo gol de los rojiblancos. "Es un chico joven en el que todos creemos en el Athletic. Es una cuestión de tiempo que con su talento aporte la ambición y el esfuerzo que seguro que va a poner de su parte para estar en la primera plantilla y tener cada vez más minutos", expuso Marcelino García Toral a la conclusión del partido. Los Williams ya están juntos.
 



 

 

35 años después de que los Salinas compartieran minutos en un partido oficial del Athletic, los Williams les cogieron ayer el testigo

El menor de los Williams, ovacionado por su hermano al debutar, mostró su velocidad y su desparpajo, pero no estuvo atinado


noticias de deia