La Copa de Raúl García

El navarro, relanzado desde la llegada de Marcelino, asoma como máximo goleador rojiblanco en la presente edición del torneo del K.O. con tres cruciales goles en cinco partidos

05.03.2021 | 18:24
Raúl García celebra el gol de penalti al Levante

El Athletic, abonado a un permanente sufrimiento con feliz desenlace en la Copa, se ha agarrado con fuerza en esta edición a la genética depredadora de Raúl García. El navarro, relanzado desde la llegada de Marcelino García Toral y renovado hasta el 30 de junio de 2022 con la opción de prolongar durante una temporada más su contrato en función de una serie de objetivos, se ha erigido en un factor clave para alcanzar la final del próximo 17 de abril contra el Barcelona al ver portería en tres de los cinco compromisos coperos disputados. Máximo goleador rojiblanco en el torneo del K.O, sus zarpazos han resultado determinantes para mantener en pie las opciones de clasificación en cada envite en los que ha marcado, pues han servido para igualar marcadores adversos y dejar abiertos los cruces en cuestión.

El primero, en el estreno ante el Ibiza, cita en la que los leones comenzaron por detrás en el luminoso. Avanzaba el partido con un peligroso e inquietante 1-0 en el marcador hasta que el de Zizur Mayor, tras saltar al verde en el arranque del segundo acto, niveló la contienda con un preciso testarazo que puso el lazo al córner botado por Iker Muniain en el minuto 52. Unai Núñez, en el 91, puso el 1-2 para certificar el pase a unos octavos de final en los que se quedó sin marcar Raúl García, si bien Marcelino tuvo que tirar de él de nuevo tras el descanso al ver como el Alcoyano se imponía 1-0. La entrada del navarro, junto a la de Muniain, volvió a dar otro aire a un equipo que repitió modus operandi al remontar el envite con goles de Asier Villalibre e Iñaki Williams. Quien no repitió plan en la siguiente eliminatoria de cuartos de final contra el Betis a partido único en el Benito Villamarín fue Marcelino.

Posó entonces desde el pitido inicial Raúl García, quien disputó los 120 minutos de un partido que consiguió enviar a la prórroga en el minuto 94 con un magnífico cabezazo ante el que nada pudo hacer Joel, que vio también como el 22 del Athletic anotaba su penalti en una tanda en la que los bilbainos se impusieron 1-4. Ya en semifinales, el veterano atacante rojiblanco se dio un respiro en el choque de ida ante el Levante en San Mamés, pero volvió a emerger con fuerza el jueves en la vuelta para forzar un penalti que él mismo se encargó de materializar para contrarrestar el tanto firmado minutos antes por Roger Martí.

Alex Berenguer, con la ayuda de Nikola Vukcevic, completó el trabajo en la prórroga para certificar el pase del Athletic a la final en una nueva edición copera que, en esta ocasión, lleva el sello de un determinante Raúl García que ha cogido el testigo de Yuri Berchiche, clave el pasado curso con su doblete ante el Sestao, su gol salvador en el minuto 118 de la prórroga contra el Tenerife en octavos de final y el tanto que clasificó al Athletic para la final frente a la Real en la vuelta de la semifinal contra un Granada que acariciaba el pase.

LA TRANSFORMACIÓN


Un año después, el impacto de Raúl García en la Copa forma parte de la profunda transformación que ha protagonizado un futbolista que ha multiplicado sus registros goleadores con Marcelino respecto a su etapa final con Garitano. Los números hablan por sí solos, pues el navarro, que llegó a acumular un puñado de suplencias con el técnico vizcaino, solo firmó un gol en los dieciséis partidos que jugó con el de Derio, mientras que con Marcelino colecciona ya ocho en trece encuentros. A los tres que ha logrado en Copa se unen otros tantos en seis choques de liga gracias a su doblete ante el Getafe y su zarpazo al Levante en Orriols, y los dos goles al Real Madrid en la semifinal de la Supercopa.

Cuestionado el jueves por la trascendencia de su último gol copero, Raúl García, que presenta una tarjeta de 137 dianas como profesional, apuntó que "todo lo que sea ver puerta para mí es positivo, pero ojalá podamos ganar las dos finales que tenemos ahí marque o no". "Solo ver la imagen de todos nosotros al final del partido en el centro del campo demostrando que somos un grupo de amigos compitiendo contra el resto es un orgullo y cada uno le dará el mérito que quiera, pero yo sí creo que tenemos mucho mérito por la confianza que tenemos en el compañero y por el sentimiento que hay de ayudarnos siempre, lo cual está dando resultados", remarcó el de Zizur Mayor, que tal como expuso Adurizpedia en Twitter figura ya como el segundo león sin la vitola de delantero centro con más goles en la historia del Athletic al igualar los 72 que logró Mauri y quedar solo por detrás de los 116 de Julen Guerrero.

Pasatiempos Deia