La Asamblea General Extraordinaria del Athletic, el 21 de febrero

El club da a conocer la fecha de la Asamblea Extraordinaria, en la que la gestión de la Junta directiva y las cuentas irán por separado, y en la que el presidente necesita sacar adelante los presupuestos

26.01.2021 | 13:00
Aitor Elizegi dialoga con Ángel Torres en San Mamés.

El Athletic celebrará la Asamblea General Extraordinaria de Socios Compromisarios el próximo 21 de febrero, domingo, fecha en la que casi con toda probabilidad el conjunto rojiblanco se medirá al Villarreal en San Mamés. La cita, como sucediera con la ordinaria, se desarrollará también de manera telemática, un formato que no dejó incidencias reseñables y sí una gran participación. Será una reválida para Aitor Elizegi y su equipo de gobierno, que recibieron un duro varapalo en las urnas hace ahora un mes con un rechazo histórico a su gestión y las cuentas del ejercicio económico 2019-20 (el no ganó con un 59%), así como a los presupuestos de la campaña 2020-21 (el rechazo fue ligeramente superior, un 61,5%). En esta ocasión, la gestión de la Junta y las cuentas del ejercicio 2019-20 se votarán por separado, siendo el tercer punto, el de los presupuestos, el único que realmente debe ser aprobado para evitar una tercera cita con las urnas.


Un mes atrás, la Junta Directiva tampoco pudo sacar adelante la propuesta de ampliación de la grada de animación, la que era una de sus principales apuestas desde que se presentaron a las elecciones en diciembre de 2018. A pesar de que la negativa a la grada fue muy ajustada, apenas cinco puntos entre el no y el sí, los rectores del club han decidido aparcar de momento dicho proyecto y no someterlo a una nueva votación.

El anuncio de la nueva asamblea con los socios compromisarios se produjo en la mañana del martes después de que la fecha fuera aprobada en la reunión que los miembros de la Junta mantuvieron el lunes. Esa misma noche y tras la enésima filtración, TeleBilbao adelantó que la cita tendría lugar el 21 de febrero. Será entonces cuando Elizegi defienda ante los socios unos nuevos presupuestos, adecuados a los distintos acontecimientos acaecidos desde el pasado 27 de diciembre, cuando se celebró la asamblea ordinaria.

Más gasto


Se espera que el gasto en personal sea el apartado que mayor incremento sufra con respecto al balance presentado un mes atrás. El despido de Gaizka Garitano, Patxi Ferreira y Juan Uribarren, unido a la contratación de Marcelino García Toral y su nutrido equipo de trabajo ha supuesto un desembolso con el que no se contaba. Además, en estas últimas semanas el club ha prorrogado el contrato de Mikel Vesga y no puede descartarse que antes de la asamblea futbolistas como Raúl García, Óscar de Marcos, Mikel Balenziaga u Oier Zarraga también amplíen sus vínculos con la entidad, lo que aumentaría la partida de gasto. Cuestión esta que se compensaría con la rebaja salarial que la Junta Directiva negocia desde hace algunas semanas con la plantilla, sin que a día de hoy se conozca el punto exacto en el que se encuentran dichas conversaciones.

En lo que a ingresos se refiere, el pellizco por ganar la Supercopa, que asciende a unos 2,5 millones de euros, a los que se entiende que habría que restar la correspondiente prima que se reparten la plantilla y el cuerpo técnico, figura como la principal inyección monetaria.

Devolución de cuotas


En este apartado también está por ver cuál es la propuesta del club con respecto a la devolución de las cuotas a los socios por los partidos que no han podido y tampoco podrán disfrutar en San Mamés. Al parecer este fue el principal detonante para que la Junta Directiva del Athletic recibiera un no rotundo en la Asamblea Ordinaria. La intención de los regidores del club de devolver únicamente el importe equivalente al 70% de las cuotas (se estimó que el 30% restante atendía a criterios tales como poder acudir a Lezama, las inversiones en la cantera, etc.) no convenció a los compromisarios, como así lo corroboraron las urnas.

Ahora, las fuentes consultadas por este periódico apuntan que lo más probable es que el club proponga quedarse con una cuota fija en lugar de con un porcentaje. En este sentido, cabe recordar que días antes de que se celebrara la Asamblea General Ordinaria, Jon Ander de las Fuentes, contador de la Junta Directiva, aseguró en una entrevista en Onda Vasca que la equivalencia a ese 30% sería de unos 170 euros por socio. Es probable que, tal y como sucediera con la ordinaria, el presidente y el contador ofrezcan en vísperas de la extraodinaria, una rueda de prensa para ofrecer detalles sobre las cuestiones económicas, como si tendrán que hacer un mayor uso de la provisión de fondos.

Imágenes de la anterior Asamblea. Fotos: Oskar González

 
La cita del próximo 21 de febrero se antoja clave para la Junta Directiva. Una nueva negativa a los presupuestos abriría un futuro incierto por desconocido, ya que nunca antes en la historia del club los regidores del mismo han recibido un segundo rechazo en las urnas. Desde la entidad confían en que separar la gestión de las cuestiones económicas juegue a su favor pese al riesgo que ello puede suponer, ya que el precio de sacar adelante los presupuestos puede significar quedar señalado en algo tan importante como es la gestión. El despido de Garitano y la apuesta por Marcelino, así como el título de la Supercopa, son también hechos que esperan que les supongan votos a favor.

Eso sí, de momento no ha habido lugar para la "autocrítica" y parece que tampoco tiempo para "escuchar" al compromisario, cuestiones estas en las que incidió Elizegi horas después de la asamblea ordinaria. Por lo pronto, no se ha puesto en contacto con los grupos que le votaron que no. Tiempo tiene hasta su reválida del 21 de febrero.

noticias de deia