Valladolid 2 - 1 Athletic

"No nos vale ser mejor que el rival", lamenta Garitano

El técnico clama por el "grave error" en el primer gol del Valladolid y afirma que "no es lógico que nos marquen cada vez que nos llegan"

08.11.2020 | 21:30
Muniain se encara con Alcaraz.

La visita del Athletic al Nuevo José Zorrilla supuso un nuevo paso atrás para el conjunto rojiblanco, que sufrió la quinta derrota de la temporada y la segunda contra un rival que asomaba como colista tras perder también contra un depresivo Alavés en el derbi de Mendizorrotza. De nada sirvió que los leones apretaran el acelerador en los últimos minutos en busca de un empate que no llegó para desesperación de Gaizka Garitano, quien lamentó que a tenor de las estadísticas y las sensaciones acumuladas durante los partidos "no nos vale ser mejor que el rival". "Si miramos las estadísticas, solemos tener más posesión que los rivales y más disparos, pero cometemos fallos que antes con cometíamos. Para mí no es una dinámica normal analizando los partidos, pero hemos vuelto a cometer otro grave error y eso ha marcado el partido", expuso el técnico.


El derioztarra, cariacontecido tras la derrota, incidió en que "en la mayoría de partidos esta temporada el rival nos genera muy poco peligro o casi nada, pero en las ocasiones que nos crean nos marcan y nosotros necesitamos muchas ocasiones para marcar un solo gol". "No nos vale ser mejor que el contrario en pases y en otros aspectos, porque nos cuesta mucho hacer goles", lamentó repetidamente Garitano en la rueda de prensa posterior a un choque en el que "hemos perdido una oportunidad inmejorable después de ganar al Sevilla". "Habíamos hablado de la importancia que tenía el partido, pero no es lógico que nos marquen cada vez que nos llegan siendo el equipo que menos concede de la liga. Eso nos está matando", indicó una vez más el técnico del Athletic, consciente de que la derrota ante el Valladolid es un "paso atrás".

"Al principio del partido teníamos la posesión, pero infructuosa jugando mucho al pie y sin crear demasiado peligro, pero a partir de la media hora hemos empezado a pisar área y ha habido una fase más larga en la que el equipo ha creado más peligro", explicó asimismo Garitano, que no tuvo reparos en admitir que "hemos sacado el balón parado peor que nunca". "Cuando pierdes un partido y después viene un parón son días difíciles. Hemos vivido ya dos así y ahora toca animar a los jugadores y corregir lo que haya que corregir", relató por otra parte el de Derio, que no quiso referirse al uno contra uno con Jordi Masip desperdiciado por el a la postre goleador Iñaki Williams, dado que "no quiero personalizar en nadie y no es el día para ello".

En cuanto a su futuro al frente del conjunto rojiblanco, Garitano no quiso responder a la pregunta de qué diría a aquellos aficionados que creen que su proyecto en el Athletic debe tocar a su fin. "No tengo nada que decir a eso", se limitó a contestar al periodista que le lanzó la pregunta.

Sergio, salvado en el bando rival, la satisfacción a modo de profundo alivio la protagonizó Sergio González, quien afrontaba el partido con su cargo como entrenador en juego. "Se ha visto un equipo muy responsable y es una victoria muy importante para todos nosotros, pero, sobre todo, para los jugadores", manifestó el técnico blanquivioleta, quien declaró que sus pupilos habían hecho las cosas "muy bien" para sumar un triunfo antes de la jornada y se mostró esperanzado en que "esta victoria nos sirva para cambiar la dinámica y dejar atrás toda la tensión acumulada hasta ahora".