Una pedida de mano como una catedral a los pies de San Mamés

06.07.2020 | 00:15
Laura le pide a Javi que se case con ella con San Mamés como testigo.

Venidos de Toledo, Laura sorprendió antes del clásico a su pareja Javi, ataviado con la camiseta de su Athletic, pidiéndole la mano a los pies de San Mamés

EL 5 de julio de 2020 era un día marcado en rojo en el calendario de Laura y Javi. Esta pareja de toledanos llevaba tiempo planeando el viaje para disfrutar de todo un Athletic-Real Madrid en San Mamés, pero el covid-19 cambió sus planes, aunque no del todo. Laura pudo cumplir su objetivo de arrodillarse en el botxo y pedirle matrimonio al amor de su vida. "Lo tenía pensado desde hace un año. Yo siempre he dicho que no me quería casar, pero al final lo hago por cambiar un poco y por demostrar que las mujeres también podemos pedir matrimonio sin problema", contó emocionada.

A pocos segundos para el pitido inicial, Laura se arrodilló frente a la pantalla gigante de La Catedral y, de una misteriosa caja, sacó una bufanda del Athletic en la que entrelazó las manos con su prometido. Este no pudo contener las lágrimas de la emoción, mientras aceptaba la propuesta vistiendo los colores de su equipo y a pocos metros del templo rojiblanco.

El Athletic corre por las venas de Javi desde pequeño gracias a la pasión de su padre que acabó transmitiéndosela a él. "De pequeño jugué en la Peña del Athletic de Talavera de la Reina. El Athletic de Bilbao es mi vida", admitió el novio. Sin duda, este día quedará siempre en el recuerdo de Laura y Javi. Ni el coronavirus ha frenado el amor de esta pareja toledana.

Florentino, en el palco
 

Nueve años después, el presidente del Real Madrid volvió al palco de San Mamés. Florentino Pérez rechazó ceder el Santiago Bernabéu para la final de Copa del 2012 entre el Athletic y el Barcelona, alegando unas obras que tenía que realizar su club en los baños del estadio. Josu Urrutia, presidente del Athletic por aquel entonces, no vio con buenos ojos esta decisión y la relación entre ambos se enfrió. La visita de Pérez fue la primera en el nuevo San Mamés y Aitor Elizegi le regaló una foto enmarcada del último clásico disputado en la vieja Catedral.