La séptima plaza, la obsesión del Athletic

EL ATHLETIC REGRESA AL TRABAJO DOS MESES DESPUÉS CON ENTRENAMIENTOS INDIVIDUALES Y LA MENTE EN LA LIGA

11.05.2020 | 00:11
Iñaki Willimas en pleno entrenamiento ayer en Lezama

bilbao Lezama volvió ayer a abrir sus puertas. Casi dos meses después de que se decretase el estado de alarma a causa de la pandemia del coronavirus, la primera plantilla del Athletic regresó a los entrenamientos aunque fuera de manera individualizada y asociada a la que será la nueva normalidad, tal como se ha denominado desde las autoridades. El cuerpo técnico y los jugadores se reencontraron en el césped 58 días después de la última vez, el pasado 13 de marzo, para completar su primera sesión preparatoria de cara una posible reanudación de la liga en la segunda quincena de junio. Fue un entrenamiento atípico y adecuado a las normas establecidas por el protocolo sanitario.

Los 29 futbolistas, que pasaron satisfactoriamente el test al que fueron sometidos el jueves, se incorporaron de forma escalonada entre las 09.00 y las 13.30 horas, para ir coincidiendo en el campo 1, el habitual de entrenamiento, con el técnico Gaizka Garitano y su ayudante Patxi Ferreira, con quienes realizaron ejercicios con balón durante 45 minutos. Posteriormente, todos ellos cerraron la sesión con 25 minutos de carrera continua por el campo 3, en tanto que en el que campo 2, se entrenaron los guardametas junto al preparador de porteros Aitor Iru. Garitano y sus ayudantes se ejercitaron con mascarilla y no así los jugadores, que sí la usaron cuando finalizaron los ejercicios. Esta rutina de trabajo se alargará hasta el sábado, día 16, y ya el domingo 17 está programado el primer día de descanso en este regreso.

Una vuelta al tajo atípica y que retrata la excepcionalidad que afecta a toda la sociedad. El colectivo rojiblanco, con todo, retorna a la actividad con la liga metida entre ceja y ceja después de que la histórica final de Copa se observe lejana en el tiempo a la espera de que se pueda disputar con La Cartuja a rebosar de aficionados euskaldunes y cuya demora ha llevado a la entidad bilbaina a renunciar a un posible doble premio del billete a la próxima edición de la Europa League. Ante ello, la reaparición en la competición continental tres campañas después pasa por la consecución de la séptima plaza en LaLiga Santander, un objetivo complicado para los leones en las once jornadas restantes, siempre y cuando el torneo liguero pueda concluirse con anterioridad al 3 de agosto si la evolución de la pandemia así lo permitiera.

El parón obligado por la crisis sanitaria del covid-19 llegó en el momento en que el Athletic presumía de un pequeño repunte en la liga gracias a sus dos victorias consecutivas sobre el Villarreal en San Mamés (1-0) y el Valladolid en el José Zorilla (1-4), lo que le valió para finiquitar una nefasta racha de diez jornadas sin vencer y en las que solo había sido capaz de sumar cinco sobre treinta puntos posibles. En medio de estos dos compromisos, emergió la clasificación a la final de Copa después de eliminar al Granada en Los Cármenes, a donde retornará en la última jornada de liga, en esta ocasión a puerta cerrada, como ocurrirá en los diez partidos precedentes al epílogo. El conjunto de Gaizka Garitano se alzó con su éxito en terreno pucelano a la décima posición de la tabla con 37 puntos en su casillero, cinco menos de los que ostenta el Valencia, que ocupa la séptima plaza y al que tiene que rendir visita en Mestalla.

Ander Capa es hasta la fecha el último león que ha comparecido en las ya habituales ruedas de prensa telemáticas y el portugalujo se mostró rotundo en sus reflexiones. Quiere ese séptimo puesto para jugar en una Europa League en la que se estrenaría: "Lo único que queremos es que empiece LaLiga y luchar por esa séptima plaza. Eso es lo que nos queda ahora. Esperamos estar al 100% e intentar optar a esa séptima plaza, quedan 11 partidos que son muchos puntos". No en vano, el lateral y el resto del vestuario son conscientes de la que misión es harto complicada.

El calendario al que tendrá que hacer frente el Athletic en un apretado margen de seis semanas se entiende como muy exigente. Seis de esos once partidos los tendrá que jugar en San Mamés, aunque se deduce que los leones podrían acusar la ausencia del aliento de la grada, tan determinante en otros duelos trascendentales. El equipo rojiblanco abriría esta tacada frente al Atlético de Madrid, sexto clasificado, en La Catedral, para visitar posteriormente al Eibar en Ipurua. Después, llegarían duros compromisos ante el Barcelona y Real Madrid, los dos primeros en la tabla, Valencia o Sevilla, en tanto que Betis, Mallorca, Leganés y Granada son más asequibles.

basconia

patxi Salinas pediría el ascenso

Tercera División. "Me encantaría el ascenso con el Basconia, vamos a lucharlo, los chicos han hecho una temporada increíble, en un filial con chavales jóvenes no es tan fácil", declaró ayer Patxi Salinas, técnico del segundo filial del Athletic, en una charla por Instagram. Todo parece indicar que se podrá jugar la fase de play-off exprés de ascenso a Segunda División B, tras ser aprobada la propuesta de la Federación Española de Fútbol y si se cuenta con el visto bueno del Ministerio de Sanidad, en una sede neutral, con duelos entre primero contra cuarto y segundo contra tercero. El Basconia se enfrentaría al Portugalete, líder del grupo IV, mientras que Sestao River, segundo, y el Vitoria, cuarto, disputarían la otra eliminatoria. Los dos vencedores se jugarían el ascenso.

lo que resta de liga

Jornada 28 Athletic-At. Madrid

Jornada 29 Eibar-Athletic

Jornada 30 Athletic-Betis

Jornada 31 Barcelona-Athletic

Jornada 32 Athletic-Mallorca

Jornada 33 Valencia-Athletic

Jornada 34 Athletic-Real Madrid

Jornada 35 Athletic-Sevilla

Jornada 36 Levante-Athletic

Jornada 37 Athletic-Leganés

Jornada 38 Granada-Athletic

Las fechas de cada jornada se desconoce a día de hoy.