Vuelve a Girona

La espinita de Iñigo Martínez

el central vuelve a girona, donde debutó como jugador del athletic en un encuentro que marcó mucho

08.02.2020 | 22:18
Iñigo Martínez pugna por el balón con Portu en su debut como león el 4 de febrero de 2018.Foto: P. Viñas

lA primera plantilla del Athletic ya tiene puestos todos los sentidos en el trascendental partido del viernes en Montilivi. El compromiso en Girona, donde el conjunto rojiblanco comparece por segunda vez en su historia, ofrece una exigencia conocida para la tropa de Gaizka Garitano, consciente de la necesidad de llevarse los tres puntos en el objetivo de alimentar la opción de retornar el próximo curso a la Europa League. Será, además, un partido que proyecta nombres propios, entre ellos el de Iñigo Martínez, que regresa al campo en el que debutó como jugador del Athletic, el 4 de febrero de 2018. Trece meses después, Iñigo (Ondarroa, 17 de mayo de 1991), quiere quitarse una espinita que tiene clavada, ya que aquella tarde experimentó un bautizo como león un tanto deprimente con una dolorosa derrota que acentuó el mal momento del equipo dirigido entonces por José Ángel Ziganda.

El vizcaino emergía como el fichaje más caro de la historia de la entidad bilbaina, que abonó los 32 millones de euros de su cláusula de rescisión a la Real Sociedad como medida de urgencia para paliar la marcha de Aymeric Laporte al Manchester City. Su estreno, sin embargo, fue todo lo contrario a lo que había soñado, ya que no pudo evitar el derrumbe de los leones en Montilivi frente a un Girona mucho más competitivo y que superó con más facilidad de la esperada a un Athletic desconocido e irreconocible por la revolución táctica que aplicó Ziganda, con la apuesta por una línea de tres centrales que hizo aguas. Iñigo no fue la única cara nueva, una vez que formó en la zaga junto al canterano Andoni López, la gran sorpresa de aquel once. El barakaldoarra, hoy en día en las filas del Almería en calidad de cedido, subió desde el Bilbao Athletic para jugar el que es hasta la fecha su único partido con el primer equipo.

Iñigo Martínez, presente hoy con la selección española en Malta, fue víctima del mal colectivo, aunque, pese a la derrota, ofreció detalles de la calidad y el poderío que atesora y que ha acentuado en los 42 encuentros oficiales que lleva recorridos como rojiblanco, sobre todo esta campaña, en la que se ha convertido en uno de los futbolistas más regulares. El de Ondarroa regresaría mañana a Lezama a solo dos días vista de su vuelta a Girona, en el que, salvo percance físico de última hora, ejercerá en el once inicial de Garitano, después de cumplir ante el Atlético de Madrid un partido de sanción, junto a Unai Núñez, que repetirá debido a la baja también por sanción de Yeray. El de Ondarroa tiene esa pequeña deuda personal, por lo que confía en colaborar para que el Athletic coseche un triunfo importante y resarcirse así de aquel debut agridulce.

ibai, en positivo La primera comparecencia de Iñigo en Montilivi no fue nada positiva, todo lo contrario que en el caso de Ibai Gómez. El de Santutxu sí guarda un bonito recuerdo de su primer partido en Girona, ya que asoma como el único en el que ha firmado un hat-trick en su carrera. Lo ejecutó en las filas del Deportivo Alavés en la décimo cuarta jornada de la liga pasada y lo consumó en un intervalo de veinte minutos, en los que protagonizó una remontada histórica, porque el cuadro catalán mandaba por 2-0 y que parecía definitivo, pero Ibai surgió a lo grande y materializó tres goles entre los minutos 71 y 93.