122.000 euros estafados

Investigan a 37 personas en Bizkaia por estafar a aseguradoras con falsos accidentes

El primer "modus operandi" consistía en alquilar un turismo para provocar colisiones

08.02.2020 | 20:58
Retenciones en la autopista A8 dirección Cantabria durante la pasada Semana Santa.Foto: Borja Guerrero

El primer "modus operandi" consistía en alquilar un turismo para provocar colisiones

BILBAO. Según ha informado este jueves el departamento vasco de Seguridad, una investigación desarrollada por la Ertzaintza en el último año ha permitido destapar este fraude, que se ha puesto en conocimiento de juzgados de Bilbao, Barakaldo, Getxo y Durango.

En concreto, la investigación policial se inició a principios de 2018 tras la denuncia presentada por un representante de una compañía aseguradora sobre una supuesta estafa en relación con accidentes de tráfico provocados con vehículos de alquiler.

Tras esta denuncia, la Ertzaintza pudo destapar el fraude y comprobar que sus promotores tenían dos formas de operar.

El primer "modus operandi" consistía en alquilar un turismo para provocar colisiones de manera premeditada, implicando a vehículos y personas ajenas a esta actividad delictiva, y contratar la póliza de seguro con las coberturas más amplias para recibir la mayor indemnización posible.

Tras el accidente, no se producían traslados a hospitales -en este caso es obligatoria la presencia de una fuerza policial- y se solucionaba con un parte amistoso, identificando solo a los conductores.

Transcurridos uno o dos días del accidente, las personas implicadas con derecho a percibir indemnizaciones acudían a urgencias de un centro hospitalario y con el parte de urgencias iban a especialistas en Traumatología, quienes prescribían sesiones de rehabilitación. El proceso terminaba con el pago de indemnizaciones por parte de las empresas aseguradoras.

La segunda manera de operar por parte de los presuntos estafadores consistía en acordar la compra de un vehículo de segunda mano y sin haber realizado trámite administrativo alguno, y con el seguro del vehículo aún a nombre del titular original, provocar un siniestro de forma intencionada. Luego actuaban de igual manera que en el caso anterior.

La Ertzaintza mantiene abierta la investigación en torno a este caso y no descarta la existencia de más personas implicadas en el fraude.

Los informes policiales elaborados recogen, además de la propia estafa, la peligrosidad para la seguridad vial de los siniestros simulados.