El Gobierno vasco alerta de que la Navidad puede iniciar una tercera ola de coronavirus

La flexibilización puntual de restricciones busca consensuar medidas con otras comunidades

02.12.2020 | 01:06
Las restricciones actuales, que están demostrando efectividad en el control de la pandemia, se mantendrán durante mucho tiempo y únicamente se flexibilizarán de manera puntual y temporal.

"Las navidades no inmunizan", han señalado en varias ocasiones tanto la consejera de Salud como el portavoz del Gobierno vasco para advertir a los ciudadanos del riesgo de relajar las medidas de prevención ante el coronavirus. Las autoridades quieren concienciar a la población vasca de que la flexibilización de las restricciones de movilidad, horarios y actividad durante las fiestas navideñas podría truncar la senda de reducción de casos e índices que registra Euskadi y derivar en "una tercera ola de la pandemia".

El coordinador de la Comisión Técnica del covid-19, Jonan Fernández, admitió el martes que en el Gobierno vasco tienen "la preocupación" de que la Navidad pueda ser "el final de esta ola epidémica o el principio de otra". Con el fin de evitarlo el Ejecutivo ofrecerá recomendaciones para celebrar unas navidades "seguras".

Así, aunque el Gobierno vasco considera necesario restringir al máximo la movilidad, los viajes, las aglomeraciones y las concentraciones de personas, se muestra favorable a flexibilizar las medidas vigentes actualmente durante la época navideña o en fechas señaladas con el objetivo de lograr un amplio consenso con otras comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial de Sanidad de este miércoles. El portavoz del Ejecutivo, Bingen Zupiria, dijo ayer, tras la reunión del Consejo de Gobierno, que Euskadi defenderá esta postura porque considera que sería positivo lograr "un acuerdo básico" en toda España sobre movilidad y reuniones de personas exclusivamente en las comidas y cenas familiares del 24, 25 y 31 de diciembre y del 1 y el 6 de enero.

"Serían las únicas excepciones a una situación de restricciones muy duras que vamos a seguir viviendo. Igual merece la pena ser flexibles en un par de puntos para alcanzar un acuerdo", subrayó Zupiria, quien insistió en que el Ejecutivo vasco mantiene que "cuanto menos gente mejor, cuanto menos unidades convivenciales mejor". El portavoz reiteró que es partidario de que se establezcan unos "criterios básicos de aplicación general" en todo el Estado, dado que eso tendría un valor "pedagógico" y una efectividad "superior" a la que pueden tener las medidas de cada comunidad.

Bingen Zupiria recordó que en las fechas navideñas el comercio seguirá con el horario de cierre fijado a las 21.00 horas, que el toque de queda se mantendrá a las 22.00 –excepto en los dos días señalados–, que no habrá ferias ni desfiles de Olentzero o de Reyes Magos, y que tampoco podrá haber reuniones de amigos en la calle. "Así debe ser para mantener esta tensión y para evitar la transmisión de la enfermedad", explicó. En el caso de la limitación de la movilidad entre las 22.00 y las 6.00 horas, advirtió de que "en principio, no está prevista la modificación del toque de queda en muchas semanas", salvo en las referidas fechas del 24 y el 31 de diciembre.

Respecto a una posible apertura de la hostelería, el portavoz indicó que en la reunión del próximo día 9 el consejo asesor del LABI analizará la situación epidemiológica para debatir si toma o no la decisión de suavizar las actuales restricciones, que pasan por el cierre del sector en Euskadi.

Vigilar la evolución
 

En este sentido, Jonan Fernández señaló que el Gobierno vasco contempla otros escenarios sobre la evolución de la pandemia que podrían hacer modificar las medidas propuestas por el consejo asesor del LABI para la Navidad, como el levantamiento del confinamiento perimetral de municipios y comunidades autónomas, autorizar agrupaciones máximas de diez personas los días de celebraciones y ampliar la movilidad nocturna los días 24 y 31 hasta la 1.00 de la madrugada. "Trabajamos en un escenario positivo, de estancamiento, o de una evolución más negativa o muy negativa", explicó el coordinador de la comisión para el control de la pandemia en Euskadi. Añadió que si en los próximos días se produce un cambio de tendencia brusco en los datos, el Gobierno vasco tendría que "modificar el planteamiento" en la reunión del día 9.

El coordinador hizo un llamamiento a la responsabilidad de todos: "Muy pocas veces en la historia un reto ha dependido tanto de todos los que componen el colectivo social, porque todos somos susceptibles de ser contagiados y todos somos agentes de prevención, por lo que la mejor vacuna es la responsabilidad".

Venta de alcohol
 

Desde el martes, los establecimientos que venden bebidas alcohólicas en Euskadi podrán hacerlo hasta las 21.00 horas. Así aparece recogido en el decreto de medidas restrictivas contra el coronavirus que publica el Boletín Oficial del País Vasco, que recoge que no se podrá dispensar alcohol desde las 21.00 hasta las 8.00 horas.

Esto supone ampliar en una hora el horario de venta de bebidas alcohólicas, ya que desde el pasado 26 de octubre no se podía vender alcohol a partir de las 20.00 horas hasta las 8.00 horas del día siguiente. "Se prohíbe la venta de alcohol en todo tipo de establecimientos durante la franja horaria comprendida entre las 21.00 y las 8.00 horas", indica el decreto en el apartado sobre las medidas en establecimientos, instalaciones y locales para evitar aglomeraciones.

"El criterio sanitario válido sigue siendo el de evitar agrupaciones o aglomeraciones"

Bingen Zupiria

Portavoz del Gobierno vasco

"La Navidad puede ser el final de la segunda ola o el principio de otra ola epidémica"

Jonan Fernández

Coordinador de comisión técnica covid-19

 

noticias de deia