Euskadi propone libertad de movilidad y grupos de hasta 10 personas en Navidad

Las vigentes restricciones se mantienen hasta el día 9 de diciembre y se acuerdan las medidas específicas para Navidad

30.11.2020 | 18:25
Un grupo de personas pasea por El Arenal bilbaino iluminado ya para la celebrar la Navidad.

Estas próximas navidades los vascos podremos desplazarnos fuera de nuestros municipios, y previsiblemente también fuera de Euskadi, organizar celebraciones de hasta diez personas y alargar un poco las cenas de Nochebuena y Nochevieja. Entre las medidas que el Gobierno vasco propondrá el miércoles en el Consejo Interterritorial de Salud figura el levantamiento del confinamiento perimetral de municipios y autonomías, así como la ampliación puntual para los días festivos de Navidad del horario de limitación de la actividad nocturna y del máximo de personas que pueden reunirse.

La consejera de Salud, Gotzone Sagardui, informó el lunes, al término de la reunión del Comité Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI), de que el Gobierno vasco decidió mantener activas las medidas restrictivas vigentes establecidas en los decretos de octubre y noviembre y modificar algunos aspectos referidos al aforo en los establecimientos comerciales "para evitar aglomeraciones" durante una época de muchas compras. Las medidas vigentes se volverán a revisar en la reunión que celebrará el consejo del LABI el 9 de diciembre "en función de la evolución epidemiológica".



Además, la propuesta de medidas preventivas que se quiere aplicar durante el periodo navideño -hasta el 8 de enero- se trasladarán al Consejo Interterritorial de Sanidad que se reúne el miércoles con la pretensión de que se incluyan en un acuerdo de bases para que sean las propias comunidades autónomas las que se encarguen de adaptarlas en función de su situación epidemiológica. Euskadi propone que a partir del 10 de diciembre se levante el confinamiento perimetral municipal y también es favorable a permitir los desplazamientos entre comunidades, bien por el levantamiento del confinamiento perimetral o "mediante la inclusión en decreto de una nueva excepción para el agrupamiento familiar durante los días de Navidad".

El Gobierno vasco también apoya que se mantenga la limitación vigente de la actividad nocturna -de 22.00 a 6.00 horas-, con ampliación hasta la 1.00 los próximos días 24 y 3, aunque únicamente "para facilitar el desplazamiento al domicilio habitual" y "en ningún caso para la celebración de otro tipo de encuentros o fiestas".

Acuerdo estatal


La consejera de Salud confió en que las comunidades autónomas y el Gobierno español alcancen un acuerdo sobre las medidas de movilidad en el periodo navideño porque si unas levantan el confinamiento perimetral y otras no, se generarían situaciones "difíciles" de gestionar.

Sagardui también insistió en que aunque Euskadi registra una tendencia de descenso en la mayoría de los indicadores de la pandemia, "no hay que confundir buena evolución con buena situación". "Vamos bien, pero no estamos bien", insistió. La consejera destacó el impacto de la pandemia en el ámbito asistencial del sistema sanitario y detalló que el 7 de noviembre había 498 pacientes ingresados en planta y 122 en UCI (escenario II) y en la actualidad hay 418 en planta y 136 en UCI (escenario III). "Estamos lejos de tasas de incidencia tranquilizadoras y nuestros centros sanitarios aún tienen una presión grande", advirtió.

Otras propuestas que la consejera de Salud defenderá en el Consejo Interterritorial hacen referencia a las reuniones o celebraciones sociales y los eventos propios de Navidad. En el primer caso -que incluye comidas de empresa, de alumnos, de clubes deportivos, etc.-, el Gobierno vasco aboga por su supresión y, en el caso de celebrarse, que sean "en grupos máximos de seis personas y respetando los aforos y medidas de prevención" propias del establecimiento. En cuanto a los eventos propios del periodo navideño, como cabalgatas, campanadas, Santo Tomás o pruebas deportivas, las instituciones vascas apoyan su cancelación porque se trata de situaciones que tradicionalmente congregan a un elevado número de personas.

Tanto al referirse a estos actos como a las concentraciones vistas en las últimas fechas en zonas comerciales y de ocio, la consejera de Salud afirmó que "nos preocupan las aglomeraciones porque está comprobado que donde hay mayor número de personas hay un mayor contagio y se trata de evitar eso". Sagardui también insistió en la importancia de respetar las limitaciones de aforo.

Los comercios


Aunque las restricciones actuales se mantienen sin cambios, el LABI acordó agregar medidas de prevención y aforos para los establecimientos comerciales en un decreto que se publica hoy y entra en vigor mañana. En él se establece que las instalaciones y locales comerciales de más de 150 metros cuadrados deberán permitir un máximo del 60% de su aforo. En los centros comerciales se aplicará este límite en cada una de sus plantas y comercios. En los establecimientos de hasta 150 metros cuadrados, el aforo máximo será del 75%.

El decreto incorpora el reciente acuerdo entre las diputaciones forales y el Departamento de Salud sobre centros, servicios y establecimientos de servicios sociales y sanitarios con protocolos de actuación en el ámbito de las residencias.