La hostelería navarra reclama un plan de rescate ante un cierre "injusto y no avalado por datos"

Recuerda que solo el 2% de los brotes se produce en sus locales y anuncia movilizaciones diarias

21.10.2020 | 01:10
Hosteleros concentrados ayer ante el Palacio de Nafarroa en protesta por el cierre.

Golpeado y casi abatido, armado con un dosier de datos y convencido de que la razón les asiste, el sector hostelero de Nafarroa reclamó al Gobierno de María Chivite un plan de rescate integral ante el cierre de su actividad durante, al menos, dos semanas. Las asociaciones del sector canalizaron de manera conjunta el descontento y el malestar de miles de pequeñas empresas que se sienten injustamente tratadas por las administraciones y que advierte de las consecuencias que afrontan sus 4.800 socios, que dan empleo a unas 18.000 personas.

"No lo decimos nosotros, lo dicen los datos que ha publicado el Ministerio de Sanidad en toda España. No somos un sector peligroso. Solo 190 de los 8.488 brotes, menos del 2%, se han producido en el ámbito de la hostelería", explicó Ana Beriáin, presidenta de la Asociación de Hostelería de Nafarroa. Beriáin se preguntaba "cómo se puede cerrar un sector" que "no está dando ningún problema" y recordaba todas las medidas que se vienen adoptando en los últimos meses. "Aún no sabemos si vamos a recurrir. Lo que está claro es que todos tenemos que arrimar el hombro, esto no tiene sentido. No es justo lo que se está haciendo con este sector".

"El cierre nos ha pillado por sorpresa", explicó Marian Rodríguez, de la Asociación Navarra de Pequeños Establecimientos de Hostelería (Anapeh), para quien la medida supone el palo que le faltaba a un sector que acumula años de crecimiento en sus cifras de facturación y de empleo y que se ha encontrado ante lo inimaginable. Con unos 850 millones de facturación al año, este estimaba una caída en sus ingresos superior a 300 millones que pondría incluso ampliarse en función de la duración de este nuevo cierre.

"Para algunos puede suponer la decisión de bajar la persiana de forma definitiva", explicó Rodríguez, quien considera "triste y duro" haberse enterado de la noticia por la rueda de prensa que ofreció el lunes Chivite. Para la presidenta de Anapeh, el cierre de la hostelería va a suponer "volver a las bajeras y a las casas donde se junten quince o los que hagan falta". Y advirtió de que "la hostelería no puede más". "Nos vamos arruinando sin ninguna medida, sin ningún plan y no se dan cuenta de que esto ha sacado más el botellón y las fiestas en diferentes sitios", expuso Rodríguez, quien pidió al Gobierno foral que "nos ayude, no con 10 millones, que son insuficientes porque somos muchos y la situación es crítica".

Los hosteleros reclaman un plan integral que les permita sortear un futuro que no se aclara y en el que los gastos se amontonan. Pese a que los ERTE permiten conservar el empleo sin gasto para las empresas, estas deben afrontar otros gastos y recibos, desde los fijos de agua, luz y gas, hasta los alquileres. Estos suponen la parte fija más importante y "pese a que en la mayor parte de los casos se están rebajando de forma negociada", explica Nacho Calvo, de la Asociación de Hostelería, hay casos en que esto no sucede, por lo que las asociaciones llevan tiempo reclamando a las administraciones una intervención más contundente.

Ante ello, las asociaciones reclaman un plan integral, "como están haciendo en otros países" donde también se aplican medidas de cierre para este sector, explicó Beriáin, quien calificó como "miseria" los 10 millones de euros en ayuda planteados por el Gobierno de Nafarroa. "Teniendo en cuenta que somos 4.800 empresas, sale a unos 2.000 euros para cada una".

En el mismo sentido, la Cámara de Comercio, pese a que considera que las medidas anunciadas por el Gobierno de Nafarroa son "oportunas", considera necesario implantar un plan de choque "de forma inminente". "Es necesario elevar y prorrogar las medidas de apoyo económico a las empresas, pero también conseguir que los trabajadores accedan a las ayudas y subsidios previstos". La Cámara recuerda que "Navarra se encuentra en una situación muy complicada y crítica", con un "aumento de los ingresos hospitalarios que ponen de manifiesto que la situación es excepcional". La Cámara, que reclama al Gobierno foral que tome "medidas suficientes y definitivas para revertir la curva de contagios", se pone a disposición de la administración "para colaborar en la elaboración, el desarrollo y la ejecución de cualquier plan o programa que pueda beneficiar a las empresas en este contexto tan complicado".

El apunte

Concentraciones. Las asociaciones de hostelería llaman a sus afiliados a respaldar las concentraciones diarias de protesta que tienen convocadas en la Plaza del Castillo (hoy, a las 22.00 horas, y desde mañana, a las 20.00).

2.000 empleos en un año. El sector ha perdido, al margen de los ERTE, más de 2.000 puestos de trabajo en lo que va de año, lo mismo que ganó en los cuatro años anteriores.