Las cuentas superan su primer corte con el apoyo del PNV y ERC

La mayoría de la investidura avala los presupuestos del Estado, que irán al Pleno del Congreso

27.11.2020 | 00:45
La Comisión de Presupuestos del Congreso concluyó su trabajo después de tres días de debate y votaciones.

El trabajo que se ha venido desarrollando durante esta semana en la Comisión de Presupuestos del Congreso tuvo el jueves el desenlace previsto y las cuentas del Estado para 2021 fueron aprobadas y elevadas al Pleno de la Cámara baja con los votos del PSOE, Unidas Podemos, el PNV y ERC, mientras que EH Bildu optó por abstenerse –esta formación votará la semana que viene a favor en el Pleno tras el aval recibido por sus bases–. De este modo, y pese al voto en contra de Ciudadanos, cada vez está más cerca la aprobación del proyecto de presupuestos por parte de la mayoría que apoyó la investidura de Pedro Sánchez. El PP y Coalición Canaria (que en esta fase ha representado el voto del Grupo Mixto) votaron en contra, mientras que el PDeCAT, representante del Grupo Plural, optó por ejercer su derecho a no votar. Tampoco lo hizo Vox, en su caso por ausencia voluntaria, como en el resto de sesiones. El informe de la ponencia –el texto presupuestario ya modificado con las enmiendas que se han introducido en las últimas tres jornadas– recibió por tanto 19 votos a favor, 11 en contra y una abstención.

Superado el trámite del debate de las más de 3.900 enmiendas al articulado y a las secciones en la comisión, las cuentas se someterán la semana que viene al examen del Pleno del Congreso, donde cada ministro defenderá desde el lunes cada una de las secciones, antes de remitirse al Senado. La estación final será el 29 de diciembre, cuando se prevé que se aprueben definitivamente en la Cámara baja.

PNV, ERC y En Comù Podem han sido los más beneficiados en el trámite de enmiendas, con un total de 2.300 millones en inversiones en infraestructuras y transferencias de capital para Catalunya y con un aumento de las partidas en mejoras ferroviarias o para actuaciones de innovación y puertos en Euskadi. El PNV, como socio "prioritario" del Gobierno, según la definición de Pedro Sánchez, fue el primero en dar esta semana su apoyo a los presupuestos, tras valorar que se incluyeran la mitad de sus propuestas. Dos días después, ERC plasmaba definitivamente su acuerdo presupuestario, toda vez que ha pactado con el Ejecutivo levantar el control financiero y la fiscalización de las finanzas de la Generalitat y armonizar el impuesto de patrimonio entre comunidades autónomas.

La guerra fiscal entre Madrid y Catalunya, así como la controvertida enmienda de Unidas Podemos, ERC y EH Bildu para paralizar los desahucios, se han colado en el debate presupuestario, que también ha estado marcado por las críticas de la mayoría de los partidos, especialmente del PP, Coalición Canaria y C's, a los vetos impuestos por el Gobierno a muchas de las enmiendas registradas. "Son unos cobardes, den la cara", les reprochaba la diputada de CC Ana Oramas a los diputados de Unidas Podemos y del PSOE por impedir debatir iniciativas que eran similares a las que estos mismos partidos llevaban cuando estaban en la oposición.

De hecho, a excepción de una sola enmienda acordada con C's, el resto de las aprobadas están vinculadas a los partidos que apoyaron o permitieron con su abstención la investidura y que ahora han dado luz verde a las cuentas del Estado. La enmienda pactada por el PSOE con C's persigue impulsar la tarjeta sanitaria única en todo el Estado.

También fue unánime la crítica de todos los partidos a la negativa de Vox de participar en esta comisión, al no registrar ni una enmienda e "irse de vacaciones". Por contra, Compromís, Más País, Teruel Existe o EH Bildu se mostraron satisfechos de que muchas de sus iniciativas hayan sido aceptadas. La coalición abertzale se congratuló ayer por haber conseguido incorporar a los presupuestos partidas por valor de 67 millones de euros para la CAV y Nafarroa, destinadas fundamentalmente a "salvar" el sector aeronáutico y "modernizar" infraestructuras ferroviarias, señaló.

Semana clave
 

Las enmiendas que han sido rechazadas y han quedado vivas volverán a debatirse y votarse en el Congreso entre el lunes y el jueves de la semana próxima. También se debatirán las partidas de las diferentes secciones de los presupuestos. Todas las secciones deben ser aprobadas para que el conjunto del proyecto no decaiga.

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, defendió que estos presupuestos "refuerzan" al Ejecutivo de coalición que, a su juicio, está consiguiendo pasar su examen más difícil "con nota". El portavoz de la formación morada en el Congreso, Pablo Echenique, celebró que, con el apoyo dado a estas cuentas, "cristalice" una mayoría más amplia que la de la investidura de Sánchez, en la que ERC y EH Bildu se abstuvieron. Ello permitirá afrontar los retos de futuro "en la vía correcta", concluyó.