EH Bildu: “El PSN estará abocado a la inestabilidad”

Cree que un gobierno que se proclama progresista no puede excluir del debate a un grupo de siete parlamentarios

09.02.2020 | 08:22

iruñea - La reacción de EH Bildu no se hizo esperar. Apenas trascendió el preacuerdo, la formación soberanista, que tiene un grupo de siete parlamentarios trascendental para el futuro de la investidura, volvió a recordar al PSN que un acuerdo a 23, lejos de la mayoría absoluta, abocaría a un hipotético gobierno a la inestabilidad. Y, para evitarlo, "es imprescinsible EH Bildu", formación a la que el PSN ha colocado un cordón sanitario -fruto de las presiones de Madrid- y con la que no quiere ni hablar. Ayer mismo, buena parte de las preguntas que los periodistas dirigieron a María Chivite giraron en torno a qué ocurrirá con EH Bildu, partido del que, como mínimo, necesita una abstención para ser investida. "Con EH Bildu no se negocia", repitió Chivite, algo molesta porque siempre se insinúe que Ferraz detendrá su investidura ante la necesidad de la abstención soberanista. "No estiremos las cosas", pidió Chivite, que cree que en ese sentido "no hay nada más que rascar". "Hoy (por ayer) he estado hablando con la vicepresidenta, sabe lo que estamos haciendo y no hay ningún problema", insistió. Ella, dice, no va a negociar nada con EH Bildu para el Gobierno. Y llegada la investidura -que a día de hoy no tiene fecha, dijo Chivite- "el resto de formaciones políticas sabrá qué es lo que quiere hacer", resumió.

Lo que pasa es que EH Bildu sigue insistiendo en que no se le puede excluir del debate. "Un hipotético gobierno que se define a sí mismo como progresista no se puede basar en la exclusión política de una parte de la sociedad, sino en un modelo democrático de convivencia", resuelve EH Bildu, en un comunicado de "respuesta inmediata" ante el preacuerdo de gobierno. "EH Bildu Nafarroa seguirá impulsando los avances sociales y democráticos que ha conseguido la ciudadanía en los últimos años, también en el ámbito de la convivencia", destaca para finalizar.

Queda por ver si el PSN recoge el testigo, algo que parece poco probable que ocurra. Como también es poco probable que Geroa Bai haga de intermediario entre los dos partidos, una tesis que se ha ido deslizando desde diferentes ambientes políticos y mediáticos. Lo aclaró la propia Barkos: "Hemos trabajado por los compromisos adquiridos ante la ciudadanía, pero corresponde al PSN buscar los apoyos", zanjó Barkos. - A. I. R.

noticias de deia