El canciller austriaco propone renegociar el Tratado de Lisboa

El partido popular austriaco arrancó ayer su campaña a las europeas con el apoyo de Kurz a Weber para presidir la CE

09.02.2020 | 02:16
El candidato a la CE, Manfred Weber y el canciller Kurz.

El partido popular austriaco arrancó ayer su campaña a las europeas con el apoyo de Kurz a Weber para presidir la CE

VienA - Con el apoyo del canciller federal, Sebastian Kurz, y el candidato para presidir la Comisión Europea (CE), el alemán Manfred Weber, comenzó ayer la campaña del partido popular austríaco ÖVP para las elecciones europeas del 26 de mayo. "No vamos a dejar la Unión Europea en manos de extremistas de izquierdas y derechas", aseguró Kurz ante unos mil seguidores en un acto electoral celebrado en Viena.

El canciller austriaco, quien gobierna desde 2017 junto al populista y ultranacionalista partido FPÖ, defendió su idea de renegociar el Tratado de Lisboa, que regula el funcionamiento de la Unión Europea (UE) desde 2009.

Según declaró Kurz en una entrevista publicada ayer por el diario conservador austriaco Die Presse, este pacto no logró dar respuestas a las crisis de los últimos años, como la migratoria, la financiera, del clima o el brexit. En su opinión, "se necesita un nuevo Tratado, con claras sanciones contra miembros que generan (demasiadas) deudas, multas para países que no registran migrantes ilegales y los mandan a otros países, así como duras consecuencias en caso de violaciones del concepto de Estado de derecho y la democracia liberal".

Pese a su coalición con el eurocrítico FPÖ, Kurz resalta que los populistas de derechas no deben ser aliados de nadie a nivel europeo. "Nuestro objetivo es hacer la UE mejor, no destruir la UE o jugar con fantasías de salir" del bloque comunitario, afirma. Eso sí, Kurz menciona varias reformas profundas que podrían causar malestar en algunos países, como el traslado del Parlamento Europeo en Estrasburgo a Bruselas o una reducción del número de comisarios europeos.

Para ello, indica el canciller, de 32 años, se necesitará un "cambio generacional" al frente de la UE.

Ha llegado el momento, destacó, de desarrollar "nuevos y mejores cimientos" para la UE, que a su vez necesita ser "más fuerte y más robusta". Todo ello será posible si Weber asume la presidencia de la CE tras las elecciones europeas.

Por su parte, Weber no hizo referencia a una posible renegociación del Tratado de Lisboa y subrayó la importancia de mantener los valores cristianos de Europa. "El continente está marcado por el cristianismo. Eso no es algo de museos, sino que nos da orientación para el futuro. Tenemos raíces en común", manifestó el representante de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU). Además, en Europa hay fuerzas que quieren "desmantelar" el proyecto europeo señaló Weber "Europa debe ser siempre democrática". - Efe