Seis cócteles con cava para preparar en casa esta Nochevieja

Su elaboración es sencilla, no precisan de coctelera y pueden hacer más
interesantes nuestras reuniones

28.12.2021 | 11:16
Cava y champán son los protagonistas navideños, con los que se pueden preparar cócteles originales, vistosos y festivos.

Los contagios al alza y las restricciones hacen que celebrar el fin de año y la entrada del nuevo en el hogar sea la forma más segura de reunirnos familiar y socialmente. Además, durante estas fechas el cava o champagne forma parte de la tradición, siendo una bebida típica con la que festejar Navidad,  Nochevieja y Año Nuevo. Se puede combinar con fresas, con piña, con naranja, con arándanos... El cava o champagne y la fruta se llevan de maravilla, eso hace que hayan surgido diversas combinaciones en puntos de todo el mundo a partir de esta bebida que, para Napoleón Bonaparte, era imprescindible en la vida: "¡Champagne! En la victoria lo mereces, en la derrota lo necesitas".

Agua de Valencia

Cuenta la leyenda que el origen de este combinado surgió en los años 60 en una cervecería de Valencia, cuando un grupo de turistas del País Vasco retó al servicio del local a que les sorprendiera con algo original y novedoso. Fue entonces cuando crearon este cóctel que sorprendió a la clientela, popularizándose en los años 70.

El cóctel mediterráneo por excelencia está compuesto de zumo de naranja, ginebra, vodka y champagne o cava. Las proporciones recomendadas son: el 33% de zumo de naranja natural, un 17% de ginebra y otro 17% de vodka. En último lugar agregaremos el 33% restante de cava o champagne. Aunque son opcionales, el hielo y el azúcar le dan el toque dulzón a este combinado. Para lograr un resultado óptimo es aconsejable emplear naranjas de temporada de la huerta valenciana, así como dejar reposar la mezcla para que sus sabores y aromas queden bien integrados. Tras, mínimo, un par de horas en la nevera, se debe remover con una cuchara y sin agitar, servir bien frío en copas.

Existen numerosas recetas con naranja y cava, como el cóctel mimosa, un clásico entre los combinados.

Bellini

Llamado así en homenaje al famoso pintor veneciano, Giovanni Bellini, que en sus cuadros empleaba tonos rosados y anaranjados, como los resultantes del cóctel Bellini. En la receta original, este combinado italiano se forma a partir de zumo de melocotón y Prosecco, un vino espumoso de la región. Pero si no disponemos de ese tipo de vino se puede emplear cava como sustituto, siempre y cuando sea Brut o Brut Nature, y tan sencilla es su preparación que solamente debemos añadir un tercio de zumo por dos tercios de champán o cava. Si queremos adornar las copas se pueden añadir unas rodajas de melocotón que, sin duda, aportarán el toque final.

Black Velvet

Destacable por su intenso color negro, su origen se remonta al año 1861 en Inglaterra, tras la muerte del príncipe Alberto, marido de la reina Victoria. Existen diversas teorías sobre quién lo creó, pero todas coinciden en que pudo ser una forma encubierta de tomar champán, puesto que el protocolo dictaba la prohibición de vender determinadas bebidas en este tipo de ocasiones, entre ellas el cava o champán, ya que esta bebida se asocia con la fiesta y el disfrute.

Fuese como fuese, el 'terciopelo negro' de los cócteles se forma a base de cerveza y champán o cava a partes iguales. Su elaboración es muy simple ya que únicamente se deben servir ambas bebidas en el mismo vaso o copa. Y aunque pueda parecer una mala combinación, lo cierto es que son complementarias, ya que el delicado sabor del champán corta la consistencia robusta, dulce y melosa de la cerveza negra.

Cóctel de cava con flor de hibiscus

Aunque en nuestro país no es común el empleo de esta flor en la gastronomía, el hibiscus es muy popular en algunos países de Oriente Medio y América Latina, donde es conocida el Agua de Jamaica, un té hecho a base de hibisco.

Para lograr este cóctel es aconsejable escurrir ligeramente la flor antes de depositarla en la copa. Una vez colocada en el fondo de esta, hay que rociarla con champagne o cava. Al hacer esto, la flor potencia las burbujas y abre sus pétalos, tiñendo la bebida de un tono rojizo. De esta forma se obtiene un cóctel perfecto para lucir en la mesa, ya que es sencillo, innovador y elegante. Además, la flor es comestible y tiene propiedades diuréticas y antibacterianas, entre otras.

Cosmopolitan de cava

Este cóctel se relaciona con la elegancia y el glamour, y desde que surgió en la década de los 80, se popularizó como la espuma gracias al protagonismo obtenido de su continua aparición en la serie Sexo en Nueva York. Se trata del cóctel favorito de las protagonistas y su versión original se prepara con vodka o ginebra, triple seco, zumo de arándanos rojos y zumo de lima recién exprimido. Para la receta con champán o cava necesitaremos tres partes de esta bebida, dos partes de Cointreau, dos partes de zumo de arándanos y una parte de zumo de lima.

Mimosa de frambuesa

Para la elaboración de esta alternativa a la mimosa tradicional únicamente necesitaremos 100g de frambuesas congeladas, dos cucharadas de azúcar de caña líquido y una botella de champán o cava. Su preparación es sencilla, sólo debemos licuar las frambuesas hasta convertirlas en puré, para posteriormente servir una pequeña cantidad en cada copa, acompañada de un poco de azúcar de caña líquida y finalizando con el champán o cava. Mezclamos despacio y servimos en el momento, obteniendo un resultado ligero, frutal y fresco.

Otras alternativas para estos días también pueden ser el cóctel de cava y piña, el cóctel Rossini, Moonwalk, Classic cóctel o French 75. Cualquiera de ellos es una buena opción, siempre y cuando se consuman con moderación. Además, existen en el mercado variantes de cava o champagne sin alcohol, haciendo de estos combinados una opción perfecta para todos los públicos.

noticias de deia