Todos quieren a Dolly

Dicen las buenas lenguas que, en julio de 1996, la primera oveja clonada del mundo recibió su nombre en honor a la famosísima cantante country Dolly Parton. La única en la historia de la música que ha vendido más de 100 millones de copias y que, entre otros negocios, posee en exclusiva un reclamado parque de atracciones: ¡Dollywood! Dolly Rebecca Parton, la indiscutible 'Reina del country', es en Estados Unidos de América toda una institución. Para demócratas y republicanos. Para norteños y sureños. Alguien así como nuestra Alaska, pero liberada de cualquier complejo o inseguridad. Solo ella es capaz de rememorar, a sus 75 años, una portada como 'conejita Playboy'.

09.08.2021 | 08:54
Dolly Parton en 1978, cuando fue portada 'Playboy', y ahora, a sus 75 años.

Uno de los aspectos positivos que tienen los Estados Unidos de América es que la madurez siempre supone un valor. Un extra de sabiduría y experiencia para la vida y, por supuesto, para la profesión. Por ello mientras en España las cadenas televisivas apuestan por bellos bustos parlantes y jóvenes modelos (masculinos o femeninos) para presentar los informativos o el tiempo, en USA narran las noticias los rostros más maduros de cada cadena. Aquellos periodistas más próximos a la jubilación que a cualquier facultad de Comunicación. Se entiende, y se acepta, que el juicio y la sensatez ganan puntos con los años y eso, en telegenia, se transforma en veracidad. No solo en el área más informativa de la profesión; también en el entretenimiento, el espectáculo y el complicado (y exigente) show business.

Por ello, en Norteamérica longevos y respetados artistas como Clint Eastwood, Betty White, Cher o Dolly Parton siguen actuando y generando salseo del bueno a sus más de 75 años. Porque la edad les otorga un plus que no acompaña en la juventud. Un delicioso "me la bufa absolutamente todo" que te lleva, por ejemplo, a posar como conejita Playboy. Así lo ha hecho la cantante y actriz de Tennessee. La mujer más querida por los americanos y americanas ha decidido rememorar con el mismo atuendo aquella portada de octubre de 1978 que le hizo mundialmente famosa, con sus reconocibles curvas y su pelo platino a lo Marilyn Monroe. El mismo que conquistó hace ya 43 años a millones de lectores de todo el mundo que después aplaudirían éxitos como Jolene o I Will Always Love You.

Según ha informado la prensa estadounidense, la iniciativa ha sido un regalo personal de Dolly a su esposo Carl, el hombre con el que lleva 57 años casada, que conoció antes de que se hiciera famosa y que siempre se ha mantenido fuera de los focos, dejando a su Dolly todo el protagonismo. Humana, sencilla, y ahora también cercana a la audiencia gracias a sus redes sociales, Parton expresaba esta misma semana sin quererlo la siguiente declaración de amor: "Carl, piensa que todavía soy una chica sexy y no voy a disuadirlo de ello". Por frases como esta, todo el mundo quiere a Dolly. 

noticias de deia