La nueva normalidad tecnológica

Aquellas compañías que tenían una estrategia digital bien adoptada, no están viéndose seriamente amenazados por la crisis. Y es que las compañías que tenían un Plan B han visto que sus empleados pueden trabajar desde casa

02.05.2020 | 00:14
Empresas tecnológicas

DESDE la noche de los tiempos he tratado de divulgar, en todos los entornos de la empresa, de la industria, de la formación, de la medicina y de todo lo que se te ocurra, la necesidad de imponer dentro de su estrategia la transformación digital. Me estoy dando cuenta que aquellas compañías que tenían una estrategia digital bien adoptada, no están viéndose seriamente amenazadas por la crisis que tenemos encima. No me ha costado mucho encontrar una frase que dijo uno de los fundadores de la empresa de microprocesadores Intel, Andy Grove. "En tiempos de crisis económicas, las compañías malas son destruidas, las compañías buenas sobreviven, y las grandes compañías mejoran", refiriéndose a aquellas que son capaces de adoptar un nuevo escenario en el que nos toca ahora mismo jugar a todos. Estamos hablando de una crisis global, que nos afecta a todos y de la que solo nos queda aplicarnos la transformación, pero desde ayer, las compañías que tenían planes y estrategias para que todos sus trabajadores pudieran trabajar desde casa han visto que el Plan B funciona. No hace falta que estas empresas vuelvan a sus oficinas, lo que hace falta es que se legisle y regule la posibilidad de que cualquier persona o empresa pueda funcionar desde casa, sin que los derechos adquiridos sean reducidos. Solo hay que ver las cifras de accidentes de tráfico que se están evitando estos días y cómo el descenso en el uso de vehículos está haciendo descender de forma drástica los niveles de contaminación de nuestras ciudades. Estoy terminando un artículo en el que veremos cómo también nuestras ciudades sufrirán, esa transformación digital, para adoptar estos nuevos tiempos. Pero el teletrabajo no tiene porque estar entre las cuatro paredes de nuestra casa, la ciudad digital nos permitirá tener nuevas alternativas y espacios.

Realidad tecnológica


Pero no solo las empresas tienen que tener los deberes hechos, las personas también tenemos que acostumbrarnos a que la nueva realidad tecnológica ha venido a ayudarnos y no a controlarnos. Se está abriendo un debate sobre las aplicaciones de trazabilidad de las personas para conocer quienes han pasado el covid-19, si son asintomáticos o en que situación se encuentran. Si Google y Apple se han unido para el desarrollo conjunto de esta tecnología, puede que sea una gran oportunidad para dejar de ver una amenaza a nuestra privacidad, sino la gran oportunidad de ver como el smartphone nos va a ayudar a evitar la propagación de la epidemia. Para que esto se entienda hace falta transparencia en su utilización, pero sobre todo educar. El miedo a lo desconocido cae siempre en el negacionismo. "No sé de qué me hablas ni cómo funciona, así que de entrada no". Esta no es una opción, una herramienta de este tipo, con todas las políticas de privacidad que le queramos añadir nos va a permitir saber de verdad con quién me puedo reunir físicamente o con quién puedo hacerlo mediante una videoconferencia. Eso sí, si no hacemos test de forma masiva, la potencia de estas app se verá muy limitada. No creo que tarde mucho en aparecer en nuestras farmacias o supermercados el test que tendrá un funcionamiento similar a la prueba de embarazo, pero mientras llegue hagamos test masivos a la población.

En toda crisis está la oportunidad. Aquellos profesionales o startup que se especialicen en ayudar a otros en la implantación de la transformación digital van a tener todo un camino por delante, una empresa con un gran futuro.

@juandelaherran

noticias de deia