tekno

Deep Web

Ese océano extenso que conocemos como Internet y por el que navegamos todos los días no es sino la punta del iceberg de lo que en realidad es la red global. Existe un mundo oculto, con corrientes a las que no llega la mayoría, y tampoco la ley...

09.02.2020 | 06:51
TEkno

Internet no es sino la punta del iceberg de lo que en realidad es la red global

Cada vez más las series de televisión acuden como parte de su argumento a que sus protagonistas accedan a la Internet oculta Deep Web, donde son capaces de comprar armas, hacer un pedido de dos toneladas de droga o encargar un golpe de estado en una país de nombre desconocido. Seguro que muchas veces te has preguntado qué hay de verdad en todo esto, si realmente existe esta Dark Web o Deep Web, y cómo puede ser que las autoridades no puedan acceder allí para luchar contra el crimen. Pues sí, realmente existe y está formada por todo aquel contenido e información que por unos mecanismos tecnológicos (trama hash y dominios .onion), los buscadores como Google no son capaces de indexar. Nosotros en nuestro día a día conocemos la parte superior del iceberg, pero hay quien dice que todo lo que está oculto ocupa 400 veces más tamaño que lo conocido. Para que no tengas que ser tú el que entre a investigar hemos pasado 24 horas navegando por esa red.

Lo primero que necesitas es descargarte algunos de los navegadores que sí te van a permitir entrar a estas webs. Si después de leer este artículo sigues queriendo adentrarte, busca en las miles de páginas la forma de acceder. Una vez dentro el punto de partida es The Hidden Wiki, una especie de administrador de contenidos donde podremos encontrar de forma clasificada los distintos links y enlaces donde se ofrecen multitud de servicios, muchos de ellos ilegales en la mayoría de los países. La clasificación empieza con Servicios Financieros, donde tienes múltiples enlaces a empresas o personas (es muy complicado saber con quién estás tratando) que te ofrecen desde números de tarjetas de crédito clonadas con su PIN correspondiente, compra de billetes falsos en diferentes monedas o cuentas de PayPal robadas o hackeadas. Lo complicado es saber si realmente esto que te ofrecen es verdad o se trata del paraíso de los estafadores. En Internet usamos la palabra scam para referirnos a timos como el de las minas de oro nigerianas que seguro que alguna vez ha llegado a tu correo electrónico.

Algunos de estos enlaces indican que utilizan lo que se denomina Escrow. Es utilizar un intermediario de confianza que retiene la transacción hasta que el vendedor envía el producto y llega al comprador.

Otro de los sitios más conocidos es Silk Road, el supermercado de droga más grande que ha sido cerrado, de nuevo, por el FBI (para que luego digan que es inaccesible por las autoridades). Que ha resurgido utilizando otro nombre. Al entrar allí descubrimos un directorio con venta de narcóticos de todo tipo, cuentas premium de la mayoría de las plataformas de televisión que conozco, falsificaciones o copys de todo tipo de productos (aunque esto también lo he encontrado en la Internet normal) y servicios de hacking. Estos últimos te prometen que son capaces de acceder a los ordenadores de tu competencia y pasarte una copia de todos sus servidores y discos duros en menos de 24 horas, sin dejar huella.

Hay también muchos blogs y páginas donde se establecen debates y miles de teorías de la conspiración. Desde que la tierra es plana o hueca, hasta nombres y apellidos de presuntos extraterrestres que están viviendo a nuestro lado y además te dan las técnicas para detectarlos. Existir la Deep Web está claro que existe, pero saber si son realidad todas las extrañas promesas que nos ofrecen ya es otra cosa. Supongo que algo de verdad tiene que haber, pero no tengo evidencias.

@juandelaherran