'Las chicas del cable': el final, desde el día 14

La última etapa de la primera serie española de Netflix llega en dos partes

05.02.2020 | 06:27
Ana Fernández, Blanca Suárez y Nadia de Santiago.

lA serie protagonizada por Blanca Suárez, Ana Fernández, Ana Polvorosa, Nadia de Santiago y Maggie Civantos (hasta la cuarta temporada en la que el personaje de Maggie fallece), se encuentra dentro de las diez más populares en España en 2019. Se estrenó el 28 de abril de 2017 y este año llega a su fin. La trama se centra en cuatro teleoperadoras que se conocen en la Compañía Telefónica Nacional de España y que terminan siendo más familia que amigas y luchan juntas contra viento y marea por sus ideales. Ayer tuvo lugar la presentación de la primera parte de la última temporada.

La rueda de prensa contó con la participación de Blanca Suárez, Ana Fernández y Nadia De Santiago, acompañadas de Teresa Fernández-Valdés, productora ejecutiva de Bambú Producciones. Teresa Fernández-Valdés comentó que "con esta serie en colaboración con Netflix, nos hemos dado cuenta de que no sólo trabajamos para un país". Añadió que Las chicas del cable ya no son tan chicas, son mujeres bravas e inteligentes que ya no tienen dudas de quiénes son y saben qué lugar tienen que ocupar". Una de sus protagonistas, Blanca Suárez, que interpreta a Lidia, destacó que "han pasado cuatro años desde que empezamos esta serie, pero en cuatro años nos han pasado muchas cosas tanto a nivel personal como profesional. Fue el primer proyecto en España de Netflix y además liderado por mujeres, era algo que no se había hecho nunca y cambió nuestras vidas".

En la última entrega, la audiencia verá una España marcada por la Guerra Civil que cambiará el destino de todas ellas, de sus familias y de los nuevos personajes que aparecerán, para ponerlo todo patas arriba. Sin embargo, su amistad siempre estará por encima de todo. En una sociedad dividida, "o todas o ninguna" será el lema que enmarcará su lucha por la libertad perdida y que demostrará que lo más importante es tener a los tuyos cerca, porque este grupo de amigas daría hasta su vida por salvar a las demás. Aunque es una serie de época, las protagonistas se enfrentan a problemas que siguen estando hoy vigentes, como la lucha por la independencia de la mujer. Según Teresa Fernández-Valdés, "despedir Las chicas del cable es despedir una de las series más importantes de nuestra carrera. Nunca podremos olvidar que fue la primera serie de Netflix en España y que en su llegada confiaran en nosotros como productora fue un regalo y un sueño cumplido. Hemos aprendido mucho y nos ha permitido acercarnos mundialmente a historias y colectivos que en otras series nunca habrían tenido cabida. Es una serie valiente que habla de la mujer de una forma tan atractiva y determinante, que por primera vez en una de nuestras ficciones convocamos a tres generaciones distintas de mujeres a compartir las mismas historias".

Unos 5.000 extras y 250 actores han participado en la serie. El equipo técnico de la última ha estado compuesto de 166 personas entre equipo fijo, refuerzos, especialistas, etc. En cuanto al género, ha habido equidad entre hombres y mujeres aunque los equipos de peluquería, maquillaje y vestuario (que tienen mucho peso en la producción) han estado liderados por mujeres. También el casting, decoración y, por supuesto, la producción ejecutiva con Teresa al frente y María José Rustarazo, guionista y coordinadora de todas las temporadas. La serie la arrancó Carlos Sedes, que dirigió también el último capítulo; y tras él seis directoras diferentes han estado al frente. También se contó con Antonio Hernández, Roger Gual, Manuel Gómez Pereira, Gustavo Ron y David Pinillos. Se han utilizado vestuarios originales de los años 20 y 30, traídos de casas de alquiler de vestuario de Roma. La confección de vestidos también se llevó a cabo con patrones originales de la época. Los decorados se recrearon en los estudios Adisar, en Villaviciosa de Odón, casi 2.000 metros cuadrados divididos en dos platós. Más de un 60% de las localizaciones de rodaje fueron exteriores, ubicadas en diferentes pueblos y ciudades como Madrid, Guadalajara, Segovia... Las chicas del cable guarda una bonita historia detrás de la primera temporada. Tras enviarle a Vanesa Martín el guión del primer episodio, se enamoró de la serie y horas más tarde envió un boceto de la letra que había pensado, un par de días más tarde llegó la primera maqueta del tema Hablarán de mí. El siguiente paso fue la grabación del single y el videoclip, en el plató de Las chicas del cable. El día que se estrenó la serie, se lanzó el single y Vanesa Martín subió el video a su canal. Cuenta ya con más de 7 millones de visualizaciones.