Coches futuristas: así son los más avanzados

Los avances en los vehículos sirven tanto para mejorar la experiencia del conductor y los pasajeros como la seguridad, principalmente para evitar accidentes. La tecnología ha evolucionado tanto en este sector que se puede afirmar que los coches del futuro ya forman parte del presente.

14.10.2021 | 09:57
El monovolumen de Porsche conduce de manera autómata.

Porque, ¿te acuerdas de cómo escuchabas música en el coche? Primero fue con casetes, después llegó el CD, el pendrive con archivos, el móvil mediante Bluetooth y ahora simplemente le damos una orden al sistema y reproduce la canción que nos gusta.

Y si necesitamos el limpiaparabrisas porque llueve, o encender las luces o la calefacción, es el propio vehículo el que lo hace de manera automática. A veces incluso aparca y conduce solo. Y todo gracias a la tecnología y a los sistemas que permiten que el conjunto esté conectado.

Por ejemplo, recientemente Jaguar Land Rover ha incorporado la tecnología Incontrol a sus modelos, que vincula el coche al resto del mundo con internet. Así, a través de pantallas táctiles de hasta 21 pulgadas se pueden manejar los mapas y diferentes ajustes del automóvil, tanto de manera táctil como mediante comandos de voz.
Además, dispone del servicio Remote Premium que permite conocer el estado de puertas y ventanas, cerrar el coche a distancia o encontrar el vehículo en un aparcamiento, por ejemplo. Incluso se crea una red en el interior para ocho dispositivos a través de un punto de acceso wifi.

El futuro


Años y hasta décadas dedican diseñadores y fabricantes a crear un nuevo modelo de vehículo. Por eso, se puede decir que el coche y la moto del futuro ya están en el presente. Es el caso del Renndienst de Porsche, un prototipo creado en el Centro de Desarrollo de Wiessach (Alemania), donde nacen todos los productos de la compañía. Allí estudian los comportamientos y necesidades de los conductores para mejorar su experiencia al conducir. Éste se trata de un monovolumen de hasta seis plazas capaz de conducir de manera autómata para que el conductor interactúe con el resto de pasajeros. De hecho, la idea es que el conductor vaya sentado en una silla central que se puede girar y permite la visión a los ocupantes de las plazas de atrás, tanto de la carretera como de las pantallas incorporadas en el salpicadero.

Respecto a las motos, la empresa china Davinci Tech ha lanzado Davinci DC100, mitad moto eléctrica de alta potencia y mitad robot de dos ruedas, porque puede conducir sola. En cuanto a sus características, puede llegar a alcanzar los 200 kilómetros por hora y acelerar de 0 a 100 km/h en cuatro segundos gracias a sus 137 caballos. La batería se carga en media hora y tiene una autonomía para unos 400 kilómetros. Lo mejor de todo es la tecnología que incorpora, capaz de diferenciar situaciones y ajustar el grado de aceleración en función de cómo conduzca el piloto.

Según sus creadores, el sistema de inteligencia artificial ayuda a mantener el control de la moto en cualquier situación, y hace que la conducción sea más suave. Es decir, que en las curvas evita que te caigas si inclinas mucho la moto. Por otro lado, la firma asegura que la Davinci DC100 puede conducir sola e ir a buscarte allá donde estés mediante la localización de tu teléfono, de la misma manera que lo hace el modelo de la película Westworld.

Seguridad

No podemos predecir el futuro, pero sí adelantarnos a posibles situaciones peligrosas para evitar accidentes. Eso es lo que pretende Ford con su proyecto Roadsafe (carretera segura) que, a través de los datos que recopila de distintas fuentes, crea un mapa de puntos conflictivos de tráfico donde aumenta la probabilidad de accidente para avisar al conductor.

Se trata de información que se obtiene a través de sensores colocados en los vehículos, lugares estratégicos y datos históricos de siniestralidad. Por un lado es útil para los conductores, y por otro para las autoridades, que pueden mejorar el flujo del tráfico reduciendo los accidentes.

Relacionado con la seguridad también aparecerá en el mercado el sistema ARAS, desarrollado por Piaggio Fast Forward (subsidiaria del grupo Piaggio) con la ayuda de la empresa israelí de radares de imágenes en 4D Vayyar Imaging. ¿En qué consiste? El sistema incluye un radar para prevenir colisiones. De hecho, advierte de colisión frontal, detecta el punto ciego y ayuda en el cambio de carril y todo en un radio de 100 metros aproximadamente. Piaggio ya ha anunciado que incluirá el sistema en todos sus modelos y que después podrá venderlo a terceros. 

Llave con alcoholímetro
 

Evitar accidentes no depende solo de la tecnología. La mayoría de ellos se produce por errores humanos, así que si es el propio conductor quien puede poner todo de su parte para no provocarlos, mucho mejor. Y una solución es la llave de algunos modelos de Volvo que incorpora un alcoholímetro para medir el nivel de alcohol según el aliento. Si la tasa es positiva, el coche no se abre. De todas maneras, Volvo también incluye cámaras y sensores que pueden detectar si el conductor se encuentra en malas condiciones para ponerse al volante. 
noticias de deia