el quinto árbitro

Estuvo autoritario

08.02.2020 | 02:03
Columnista Urizar Azpitarte

EL colegiado Sánchez Martínez ha mejorado mucho desde aquel debut en San Mamés en un Athletic-Real Sociedad y donde se las tuvo tiesas con Raúl García y Aduriz. En la actualidad, sin perder su estilo, lleva los partidos con más tranquilidad pero manteniendo la disciplina ante cualquier entrada de tarjeta. Como siempre, el árbitro murciano tiene una excelente condición física y sabe colocarse adecuadamente en cada momento del partido.

Acertó en el penalti que señaló a favor del Athletic. Aunque el defensa del Huesca pone primeramente el pie en el suelo dentro del área, también es verdad que traba a Iñigo Martínez metiendo la bota entre las dos piernas del delantero. Estuvo bien señalado.

En el minuto 56 se reclama un penalti en el área del Athletic por una pequeña sujeción de Yeray a Chimy. A mi juicio, no fue suficiente para señalar la pena máxima. Por eso, acierta el colegiado.

Ya en el minuto 84, se reclama un penalti por una mano de un defensa del Athletic cuando en realidad es Moi Gómez el que mete la mano para tocar el balón además de que estaba en posición de fuera de juego.

En otro orden de cosas, quiero decir que el partido lo mejor que tuvo fue el resultado favorable para el Athletic. Ahora que el equipo bilbaino vive con más tranquilidad clasificatoria, podemos jugar más al fútbol.