ENCUENTRO DEIA: BIZKAIA, NUEVAS ESTRATEGIAS DE FUTURO

El agua, un bien esencial para el avance de Bizkaia

Con un presupuesto inversor de 500 millones de euros hasta el año 2027 por parte del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, el territorio vizcaino afronta el futuro con vistas a poder ofrecer un mejor servicio a la población

07.05.2021 | 11:44
Las instalaciones del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia en Galindo han acogido la última webinar de DEIA sobre el Agua.

https://www.youtube.com/watch?v=Z8IAIQa1a9g

El agua es un bien esencial, indispensable para toda actividad humana. Nuestro ecosistema, nuestra sociedad y nuestra economía necesitan agua para poder prosperar y crecer.

Bajo la batuta del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, el territorio vizcaino dispone de una moderna e innovadora red de infraestructuras hidráulicas que hace posible el abastecimiento de la población y el saneamiento de las aguas.

Con el fin de ahondar en la materia, DEIA ha organizado una nueva webinar que ha contado con la colaboración del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y de empresas del sector como Tecman, Grupo Ansareo y Gaimaz.

Pedro Barreiro, gerente de CABB; Jorge Gómez, director general de Tecman; Rubén Barrio, gerente del Grupo Ansareo; y, Joseba Arrieta, director de Producción de Gaimaz han compartido opiniones y experiencias sobre cómo el sector del agua ha hecho frente a la pandemia del covid, pero también han puesto la mirada en el futuro, analizando hacia donde se dirigen actualmente los esfuerzos para que Bizkaia siga avanzando en infraestructuras y mejoras hidráulicas.

En un repaso por los acontecimientos ocurridos el último año, Pedro Barreiro ha recalcado que, pese a que el servicio que ha ofrecido el Consorcio de Aguas ha sido crítico y esencial, se ha llevado a cabo con absoluta normalidad durante la pandemia, un hecho que, en su opinión, es para estar satisfecho, ya que no quiere ni imaginarse lo que hubiera ocurrido si, a la situación de confinamiento domiciliario, se le hubiesen añadido problemas de suministro de agua, no sólo a la parte doméstica, sino a empresas, hospitales....

Recuerda la inmediata reacción del Consorcio a la hora de establecer protocolos para convertir que el propio organismo se convirtiera en una auténtica burbuja lo más libre posible del coronavirus, unas maniobras que tuvieron su eficacia, sin olvidar tampoco que " fuimos de los primeros en establecer controles en los accesos a nuestras instalaciones principales (Galindo y Venta Alta) y también en atención al cliente, con la toma la temperatura".

Sobre las medidas dirigidas a la plantilla, el Consorcio también estuvo a la altura. Se favoreció el teletrabajo a casi el 70% de la plantilla y se multiplicó el número de vestuarios para evitar al mínimo los contactos personales entre trabajadores, entre otras actuaciones. Respecto a la atención al cliente, se ampliaron los medios telemáticos (teléfono, mail, web), "unas mejoras que han sido muy bien valorada por los usuarios y usuarias del CABB", puntualiza su gerente.

Pero sin duda, una de las medidas que Barreiro resalta sobre la actuación del Consorcio es su colaboración para evitar el impacto económico de esta crisis, medidas que tienen que ver con la bonificación de las tasas a todas las empresas, comercios y locales de hostelería que tuvieron que cerrar durante el confinamiento.

De sobra conocida es también su colaboración desde el inicio de la pandemia con el Ministerio español y el Gobierno vasco en la recogida de muestras en las aguas residuales para tratar de establecer un sistema de alerta temprana para el covid 19 de cara a un futuro.

En este aspecto, Barreiro recalca que el Consorcio, incluso antes de que se pusiera en marcha este proyecto con los dos gobiernos, comenzó por iniciativa propia a realizar este tipo de análisis y a congelar muestras para darle una utilidad en el futuro.

Al igual que al Consorcio, el covid ha retado a otras empresas vascas del sector del agua a diferentes desafíos.

Incidiendo directamente en el servicio que presta Tecman, su director general, Jorge Gómez explica cómo se ha tenido que amoldar la sistemática de trabajo a fin de poder garantizar que ante la eventualidad de algún contagio no se viera afectado el servicio que ofrece la empresa.

"Haber desarrollado el sistema de teletrabajo de manera anticipada al covid nos ha permitido no tener que trabajar a uña de caballo", subraya. No pasa por alto el gran esfuerzo que ha realizado la plantilla de Tecman para adaptarse a la situación, un esfuerzo que la dirección agradece enormemente.

Mirando el lado positivo de las cosas, Gómez se atreve a afirmar que esta sociedad, y Tecman, como parte de ella, tiene la capacidad de adaptarse como la vivida y poder seguir sirviendo un servicio esencial.

Por su parte, el Grupo Ansareo ofrece servicios a un amplio abanico de sectores. Según apunta su gerente, Rubén Barrio, "el principal reto que tuvimos que superar con la llegada de la pandemia fue la adaptabilidad a todos los cambios que nos vinieron", desde aplicación de nuevos métodos de trabajo hasta la adaptabilidad a nuevas normas. "La respuesta del equipo humano de Ansareo no se hizo esperar y supo hacer frente a esos cambios fantásticamente".

Superada dicha adaptabilidad, la dirección de Ansareo considera que esta situación ha puesto de manifiesto algunas carencias en procesos que hasta el momento no se contemplaban, motivo por el cual "en Ansareo nos hemos autoimpuesto la obligación de vincular esos cambios de aplicación de tecnología para que sea efectiva al negocio, con el fin de ser eficientes para el negocio".

El cuarto participante de la webinar, Joseba Arrieta, director de Producción de Gaimaz, se muestra de acuerdo con sus compañeros sobre la urgente necesidad de adaptarse ante una situación desconocida como ha sido el covid.

Valora positivamente la respuesta ofrecida por el equipo de Gaimaz, aunque como bien puntualiza, "en nuestro caso el teletrabajo no ha sido una solución para la totalidad de la empresa, ya que parte de nuestro trabajo se desarrolla en obra, en la que intervienen diferentes gremios".

Sin embargo, añade, los equipos de ejecución de las obras han adoptado correctamente los protocolos marcados con el fin de poder desarrollar los proyectos a la perfección y evitar los contagios, algo que se ha puesto de manifiesto con los pocos casos de covid registrados entre la plantilla de Gaimaz.

El capítulo de inversiones destinados fundamentalmente a la mejora de infraestructuras en las redes de Bizkaia ha guiado gran parte de la conversación entre los cuatro participantes.

En este sentido, el gerente del Consorcio recalca insistentemente en la necesidad de confiar en la inversión como el principal pilar para salir de una crisis. Muestra de ello fue la Asamblea celebrada el pasado año, en el mes de julio, en plena pandemia, donde el Consorcio planteó un programa plurianual de inversiones en abastecimiento y saneamiento para el periodo 2020 – 2023, con más de 252 millones euros y con 163 actuaciones en ejecución, ­adjudicadas o en fase de licitación. Ahora, el Consorcio está planteando además para el siguiente cuatrienio una inversión de otros 250 millones de euros, "en total estamos hablando de 500 millones hasta el año 2027".

Este programa de inversiones supondría una inversión de 500 euros por habitante durante todo ese periodo en el ámbito territorial del Consorcio de Aguas.

"Estaríamos hablando de unos ratios de inversión media de algo más de 70 euros por persona y año, cifra que está en línea con lo que la EUR-EAU considera necesaria en los ámbitos de agua y saneamiento para poder mantener las infraestructuras existentes y llevar a cabo seguir invirtiendo para dar el mejor servicio posible", apunta Barreiro.

Por su parte, las inversiones directas van encaminadas a configurar un sistema de abastecimiento que permita una doble garantía de suministro; mejorar los sistemas de saneamiento; inversiones en zonas que actualmente no están consorciadas pero que se van a incorporar en los próximos años; y, por supuesto, también, a la inversión en retos tecnológicos para mejorar los servicios del agua.

Joseba Arrieta resalta el peso de esas inversiones futuras en Bizkaia y destaca su triple funcionalidad: satisfacer las necesidades de la población (abastecimiento, saneamiento, etc.); mejorar el medioambiente (sobre todo en lo relacionado con el saneamiento y la depuración de aguas residuales); y, generar economía y fortalecer el tejido empresarial local, siempre que nuestras empresas participen de las inversiones tomando parte en la ejecución de las infraestructuras.

Además de compartir con el gerente del Consorcio de Aguas su opinión sobre la necesidad de invertir para salir de las crisis, Arrieta resalta la importancia de que la empresas "que nos dedicamos realmente a hacer obra no solamente damos trabajo a nuestros empleados sino que ponemos en marcha una rueda que genera economía para Euskadi, que da de comer a todo el mundo".

Añade que, "si la inversión se retrae esa rueda no se pone en marcha y no se genera ese valor añadido que cada uno de nosotros estamos haciendo."

Afirma que, tenemos que apoyarnos en esas inversiones para superar este momento que no es bueno, con una disminución en la recaudación de las empresas y, por tanto, con menos dinero circulando. "La crisis de la salud humana está provocando una crisis en la salud de las empresas", señala tajante Arrieta, a lo que añade que "debemos intentar contrarrestar los efectos que está teniendo el coronavirus en el entramado empresarial con inversión".

Para el máximo responsable de Tecman, el esfuerzo inversor del Consorcio de Aguas es digno de resaltar, y destaca "la suerte que tenemos los bilbainos de disponer de un organismo como el Consorcio de Aguas, que tiene todo lo contrario a lo que es improvisación".

Señala como principales valores de la entidad, la visión a largo plazo, la puesta en marcha de estrategias de futuro y su solvencia económica, a lo que añade su alto grado de transparencia y la implicación de todos sus socios, como son la mayoría de los municipios de Bizkaia, en donde han sabido consolidar un modelo de tasas y de ingresos en base a los servicios prestados y las demandas generadas.

Gómez saca al debate la posibilidad de que los fondos europeos puedan aumentar aún más el presupuesto inversor del Consorcio de Aguas y puedan también ayudar a la triple funcionalidad que ha destacado el representante de Gaimaz.

Tampoco quiere pasar por alto dos aspectos que, a su entender, resultan clave y que tienen que ver con el entramado de empresas que participan con el Consorcio de Aguas, que son muchas, así como con la exitosa colaboración público-privada que existe.

Para el gerente del Grupo Ansareo "la inversión va a llevar a las empresas a recuperar la actividad y nos va a permitir además generar nuevos modelos de negocio para avanzar, sin olvidarnos del medio ambiente sobre y de cómo vehiculicemos esas inversiones".

A su entender, las inversiones que va a realizar el Consorcio hasta el año 2027 van a abrir grandes oportunidades a las empresas del sector, al tiempo que les van a requerir una gran responsabilidad".

Retos tecnológicos


La llegada de los avances tecnológicos al Consorcio de Aguas se remonta a muchos años atrás. Su gerente recuerda cómo, ya en su día, hubo quien habló del paso del agua del balde y el botijo al agua inteligente.

En línea con esa transformación, el Consorcio lleva a cabo diversas actuaciones en base a nuevas tecnologías, como la digitalización y control de consumos, tanto domésticos como industriales, renovación del parque de contadores de radio-lectura, control de fugas y perdidas; control y calidad de las aguas; infraestructuras de autoconsumo energético; nuevas infraestructuras y renovación de las infraestructuras hidráulicas existente, etc...

Muchos de estos servicios, sin ser directamente los que ofrece CABB, resultan fundamentales para una mejora de los mismos.

Al margen de todo lo expuesto hasta el momento, Barreiro también hace mención a todas aquellas cuestiones que pudieran llegar de los fondos Next Generation y de los posibles acuerdos entre empresas e instituciones, "que vendrán a sumar un más a más con miras al futuro".

El Consorcio considera que es clave apostar por proyectos innovadoras y, de hecho, apuntala su gerente, "a finales del año pasado teníamos previsto haber hecho junto con la IWA - International Water Association (Asociación Internacional del Agua), el primer Congreso sobre la Digitalización del Agua en Bilbao, una cita que debido a la pandemia se ha retrasado a noviembre del 2023".

Ello demuestra que, además de ser del interés del CABB, la más importante de las asociaciones mundiales espera a Bilbao para celebrar su primer gran congreso sobre la digitalización del agua.

Desde Tecman también consideran que la implantación de tecnología puntera es el pilar para dar respuesta a muchos de los proyectos de infraestructura que va a liderar el Consorcio de Aguas.

Gómez resalta que, bien es cierto que la implantación de tecnología tiene diferentes campos y pone como ejemplo la implantación de sensórica, "que pueda ayudarnos a prever el funcionamiento adecuado de las diferentes instalaciones, mejorando con ello la planificación de los mantenimientos y las programaciones e intervenciones a fin de que los índices de operativa de las instalaciones cada vez vayan incrementándose".

Para Gómez, estos objetivos están alienados con la intención sana e inteligente del Consorcio de Aguas de ligar la retribución de los servicios que contratan a empresas, como es el caso de Tecman, para obtener mejoras en el performance ejecutado.

Junto a la sensórica, la dirección de Tecman destaca la implantación de tecnologías en el seguimiento de los servicios prestados, la tecnología orientada a potenciar la eficiencia energética, tanto en la operativa de determinados elementos consumidores de energía (hornos de secado de lodos, generación de vapor€), como en la movilidad de las personas, potenciando el empleo de vehículos eléctrico y GLP.

En el mismo apartado, Arrieta tiene claro que el desarrollo de nuevos avances tecnológicos va a afectar positivamente en la productividad de las empresas que conforman el sector del agua. Bajo esta perspectiva, Gaimaz siempre intenta estar a la última en cuanto a tecnología, porque como bien indica su director de Producción, "la tecnología para nosotros supone ganar competitividad en el mercado frente a la competencia".

A su entender, una empresa del sector que esté saneada económicamente tiene que adoptar la tecnología más avanzada que esté a su alcance. Como ejemplo de la política de Gaimaz, Arrieta subraya que la maquinaria de obra pública de que disponen, incluyen todas las novedades tecnológicas del momento, una ventaja que permite, ganar precisión en la ejecución de los trabajos, mayor calidad de trabajo, menor dependencia del factor humano; y, como consecuencia de todo ello, una mayor productividad.

Joseba no deja pasar por alto otro aspecto que para él resulta muy significativo a la hora de utilizar maquinaria de obra pública que incluya tecnología punta, y no es otro que la protección del medio ambiente.

Muchas de estas máquinas de obras públicas son híbridas, lo que representa una reducción considerable de las emisiones. Corrobora que, "gracias a la tecnología somos más respetuosos con el medio ambiente".

Ahora bien, diferencia entre la tecnología en la maquinaria y dentro de los equipos técnicos, y concluye que la tecnología es también indispensable en el capital humano. Argumenta su afirmación asegurando que cada vez existe una mayor necesidad en las obras de contar con personal técnico que esté al tanto de la última tecnología.

"Cuanta más tecnología tengamos, el producto final va a ser superior y ese el camino por el que tenemos que ir", matiza el representante de Gaimaz.

Si bien todos los participantes a la webinar creen en la implantación de tecnología puntera como pilar del sector para encarar el futuro, desde el Grupo Ansareo nos explican cómo han llevado a cabo la actualización y desarrollo de tecnología para adaptarse a los requerimientos de las instituciones y a las nuevas normativas de medio ambiente y seguridad que han surgido.

Lo primero que resalta Rubén Barrio es que la aplicación de tecnología tiene que ayudar a generar nuevas dinámicas de negocios en todos los ámbitos de actuación, aplicado al medio ambiente, seguridad y hasta la propia dinámica de los negocios.

"En Ansareo somos fieles creyentes de la aplicación de la tecnología para tratar de mejorar, con proyectos en cartera para digitalizar instalaciones y con el objetivo de poder anticiparnos a lo que poco a poco vaya surgiendo de las nuevas actuaciones reflejadas en el plan de inversión del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia y que se llevarán a cabo en los próximos años ", puntualiza Barrio.

Señala al modelado de las instalaciones que gestionan en Ansareo como uno de los referentes tecnológicos del momento, generando información a través del trabajo que realizan, y en algún caso, con "esa información obtenida somos capaces de simular situaciones e, incluso, definir futuras inversiones en instalaciones, al ser capaces de prever que pasa si construimos determinada infraestructura en una determina zona".

Añade que, "todos estos avances tienen que formar parte de nuestro da y permitirnos mejorar, poco a poco, en lo que hacemos".

Alto nivel formativo


La aplicación tecnológica no se puede entender sin un alto nivel formativo por parte de los equipos humanos de empresas y entidades.

En el caso del Consorcio de Aguas, siempre ha dispuesto de planes de formación dirigidos a la plantilla, con variedad de cursos de carácter presencial que últimamente se han visto sustituidos por formación online.

La fórmula denominada Área del Agua, que incluye charlas y cursos relacionados con la actividad del agua, es una de las acciones formativas que la entidad pública lleva a cabo, entre otras.

Este impulso por la formación deja ver la importancia que tiene para el Consorcio de Aguas que su equipo humano sea conocer de todas las novedades presentes en del sector y en todos los ámbitos, entre los que se encuentra también el tecnológico.

Las acciones del Consorcio en este apartado van más allá de los cursos como tal, e incluyen también relaciones con empresas a nivel mundial con el fin de poder conocer las novedades que están implantando para posteriormente ponerlas en práctica en el CABB o en aquellas empresas que colaboran con la entidad pública.

Adaptarse a los cambios y nuevos retos también abarca la participación de alumnos en prácticas y convenios de investigación con entidades punteras para diferentes estudios técnicos, actuaciones también promovidas por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia.

En el mismo apartado, Jorge Gómez resalta la importancia de la formación del equipo humano que Tecman tiene destinado a prestar servicios al CABB: un total de 60 personas de alto perfil técnico, a las que se tiene en proceso de formación continua, potenciando la polivalencia y el conocimiento de nuevas herramientas de gestión.

Hoy en día, estos requerimientos formativos se han ampliado aún más con los protocolos de seguridad para evitar la propagación del covid. Según Gómez, estas exigencias sobre algo desconocido y de gran impacto en nuestras vidas hace que debamos fortalecernos en tratar de formar a la gente para ser polivalentes, con el objetivo de poder garantizar que, ante situaciones en las que es difícil disponer de una anticipación clara sobre el impacto, se pueda contar con personal con formación suficiente para poder salvar la situación y no se vea afectado el servicio prestado, aunque sea de manera temporal.

Rubén Barrio comparte con Gómez la importancia del conocimiento dentro de este sector, pero lo extrapola también al mundo de la universidad y al de las relaciones entre empresas, que en su opinión, "representan una oportunidad para intercambiar conocimiento en diferentes direcciones".

Añade como ventaja que, Euskadi es un territorio rico en ciencia y tecnología, con muchos proyectos de investigación que representan el futuro.

Para Joseba Arrieta, la tecnificación del sector ha provocado cambios en los equipos humanos de las empresas, como es el caso de Gaimaz. Como empresa constructora que es, define el equipo humano de Gaimaz mucho más diverso ahora que hace 30 años. "Para desarrollar esta actividad, la plantilla se ha tenido que ir tecnificando".

Ello ha llevado a las empresas constructoras, concluye Arrieta, a tener que disponer de un equipo tan diverso que incluya desde técnicos superiores hasta encofradores, con un plan de formación que tiene que abarcar todos los campos de actividad. 

PONENTES


PEDRO BARREIRO: "De las crisis solo se sale invirtiendo"


Tabla de salvación. La pandemia deja un mensaje muy claro para Pedro Barreiro. La inversión debe ser la tabla de salvación para salir de esta crisis sanitaria. "De las crisis solo se sale invirtiendo", afirma.

Para el gerente del Consorcio de Aguas, hay que dejar atrás viejas ideas que resulta evidente que no son eficaces. Los fondos europeos Next Generation son un ejemplo de que Europa también piensa lo mismo, argumenta Barreiro, y pone sobre la mesa infinidad de ejemplos que muestran como la dirección del Consorcio de Aguas siempre ha apostado por la inversión.

Actualmente, la entidad pública cuenta con un total de 81 municipios consorciados, aunque está previsto que, próximamente, el Consorcio de Bustuarialdea se integre, lo que va a suponer que de los 112 municipios de Bizkaia, alrededor de 105 estarían integrados en el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia. De los  5 o 6 restantes, algunos de ellos estarían asignados al territorio de Gipuzkoa por ser limítrofes y, otros, de carácter más pequeño, llevan ellos mismos su propia gestión.

Esta realidad muestra que el CABB lidera la gestión de abastecimiento y saneamiento de agua en prácticamente todo el mapa vizcaino.


JORGE GÓMEZ: "Los trabajadores son el principal activo de Tecman"


Conocimiento dirigido a la implantación de tecnología. La obligación de estar en constante formación es uno de los ejes que sustentan el buen hacer de Tecman como empresa de servicios. 

Por ello, la dirección apuesta por una doble vertiente en cuanto a la formación continua que ofrece a sus trabajadores. Por un lado, hacia la formación reglada y planificada en base a actualizar o renovar ciertas capacitaciones en diferentes ámbitos, entre ellos el de la seguridad, fundamental para Tecman, ya que como bien apunta su director general, "nuestros trabajadores son nuestro principal activo".

Pero en Tecman, el conocimiento de la plantilla tiene que ir también dirigido hacia la implantación de tecnologías, con el fin de poder operar adecuadamente y entender los nuevos sistemas aplicados.

Para conseguirlo, la empresa se apoya, por un lado, en formación interna, personal que puede trasladar su conocimiento al resto del equipo,  o en la colaboración de empresas especializadas, que trasladar ese conocimiento al equipo para poder funcionar ante nuevos retos.


RUBÉN BARRIO: "En Ansareo entendemos la formación como un reto"


Actualización constante. El sector del agua ha evolucionado a pasos agigantados en los últimos año, lo que está requiriendo de una actualización constante por parte de las empresas que lo integran.

Una de ellas es Grupo Ansareo, para quien el tema formativo supone un pilar y al mismo tiempo un reto. "En este aspecto no estoy hablando de la formación del día a día, a la que nos estamos adaptando perfectamente a los cambios del momento, sino que estoy hablando de una formación mucho más compleja y que tiene que ver con un cambio en los modelos de negocio".

Sobre los perfiles profesionales que empresas como Ansareo necesitan, Barrio resalta que, en ocasiones, no les ha resultado fácil encontrarlos, y por ello, considera que en ese apartado todavía tenemos que trabajar. 

No obstante, desde Grupo Ansareo reconocen que iniciativas como las Aulas del Agua apoyadas por entidades  como el Consorcio de Aguas resultan enormemente positivas en el capítulo formativo del sector, pero también, puntualiza, la colaboración entre la universidad y las empresas para preparar perfiles que todavía hoy escasean en el mercado.

 

JOSEBA ARRIETA: "La tecnificación del equipo humano es uno de los valores  de Gaimaz" 


Ejecutora de obras. Inmersos en un plan de formación pese a la pandemia, la complejidad de la actividad que desarrolla Gaimaz, prácticamente en el ámbito del sector público, requiere disponer de perfiles formativos muy variados, y a la vez capacitados para hacer frente al amplio abanico de infraestructuras que ejecutan, viarias, obras hidráulicas, urbanizaciones...

La gran diversidad de proyectos a los que se enfrenta hace que la formación y tecnificación de su equipo humano sea uno de sus grandes valores, y que todo el personal, desde ingenieros hasta las personas que lleven a cabo los trabajos de mano de obra disponga de un alto nivel de formación.

Esta realidad le lleva a afirmar su director de Producción que, la tecnificación del sector hoy por hoy  está fuera de toda duda. 

Joseba Arrieta concluye su intervención afirmando que en la actualidad, las obras de infraestructura relacionadas con el agua requieren, sin lugar a dudas, de un equipo multidisciplinar para llevarlas a cabo de manera satisfactoria, aparte de un equipo muy diverso.

noticias de deia