Patronal y sindicatos rechazan la nueva propuesta de ERTE del Gobierno

Los sindicatos reclaman mayor participación en el proceso de negociación mientras la patronal considera que la propuesta del Gobierno es más intervencionista y más cara para las empresas

10.11.2021 | 16:45
Los secretarios generales de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez

CCOO, UGT, CEOE y Cepyme han trasladado este miércoles al Gobierno su rechazo a la propuesta que ha realizado el Gobierno sobre el mecanismo que sustituirá, de manera permanente, a los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) con condiciones especiales.

El llamado 'Mecanismo RED de Flexibilidad y Estabilización del Empleo' permitirá a las empresas reducir durante un tiempo la jornada o suspender los contratos de sus trabajadores, como en los ERTE, con beneficios en cotizaciones y prestaciones siempre que se den determinadas circunstancias.

Según han informado fuentes sindicales, durante la reunión que ha celebrado este miércoles la mesa de reforma laboral, los agentes sociales en pleno se han opuesto a la propuesta que les había presentado previamente el Gobierno sobre el Mecanismo RED.

Tanto los empresarios como los sindicatos rechazan elementos del documento analizado en la reunión de esta mañana así como el momento y los tiempos de la negociación en los que se ha presentado.

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha considerado "farragosa" la redacción de una propuesta que está "llena de intervencionismo, que no deja espacio a las empresas para que se puedan adaptar" y que conllevará al tejido empresarial "mucho más tiempo, mucho más burocracia, mucho más coste".

En declaraciones a los medios durante el V Acto Empresarial por el Corredor Mediterráneo, Garamendi ha señalado que la propuesta "trufada de conceptos en muchos casos bastante ideológicos" y se ha mostrado un poco "sorprendido" de que "venga de la señora (Nadia) Calviño".

"Estamos sentados, vamos a hablar, pero tal y como está el planteamiento no va en la buena dirección", ha dejado claro el líder de los empresarios.

Desde CCOO han considerado que la propuesta "dificulta sobremanera el desarrollo de las negociaciones" y "nos aleja de un posible acuerdo".

CCOO pide centrar la negociación en el cierre de las materias que hay pendientes en la mesa, "producto de una larga negociación", y seguir negociando la propuesta de ERTE "en plazos más realistas, y que faciliten la consecución de un acuerdo".

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha criticado en declaraciones en un acto del sindicato en el que participaba la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, que la propuesta "no aporta nada en el momento ni a la altura de las negociaciones".

Para Álvarez, la propuesta introduce "elementos como una bolsa de despido, una especie de mochila (austríaca), en un invento que no habíamos ni siquiera comentado (...) sería otro capitulo y habría que tratarlo por separado".

Preguntada en ese acto por el tema, Díaz ha abogado por la "discreción" para que las mesas de negociación funcionen. "De mí no van a obtener ni un papel. Para que funcionen las mesas, agentes sociales muy activos que defiendan sus posiciones, yo, ni condicionar, ni intermediar", ha apuntado.

Según el borrador que detalla este nuevo modelo de ERTE, el mecanismo requerirá de una activación previa en Consejo de Ministros por causas estructurales o ante "causas económicas derivadas de una situación coyuntural de alcance general".

En este último punto, el Ministerio de Asuntos Económicos tendrá que especificar qué indicadores así lo determinan.

Esta nueva propuesta ha llegado a la mesa tras el cambio en la estructura de negociación puesta en marcha para zanjar la crisis abierta entre las vicepresidencias de Economía y Trabajo y que supuso que tanto el Ministerio de Economía como el de Seguridad Social se sienten en la mesa de reforma laboral.

LA PROPUESTA DEL GOBIERNO

De acuerdo con la propuesta del Gobierno, a la que tuvo acceso Europa Press, el Mecanismo RED podría activarse en dos casos: por causas estructurales, es decir, cuando en un determinado sector se produzcan cambios organizativos, técnicos o productivos estructurales o se introduzcan métodos de trabajo y de producción novedosos que generen pérdidas de competitividad asociadas al mantenimiento de la plantilla; o por causas cíclicas, esto es, cuando concurran causas económicas derivadas de una situación coyuntural de alcance general que aconseje la activación de mecanismos adicionales de estabilización.

El Ministerio de Asuntos Económicos será el que establezca "parámetros objetivos a partir de un análisis de un conjunto amplio de indicadores, que determinen una presunción de las causas de activación".

El Gobierno plantea también que el Mecanismo RED tenga una duración máxima de doce meses en caso de existir acuerdo en el periodo de consultas y de seis meses en el supuesto de que sea autorizado por la autoridad laboral cuando no exista acuerdo. En el supuesto del Mecanismo RED por causas estructurales podrán solicitarse un máximo de dos prórrogas, de seis meses cada una.

Se propone además que el periodo temporal de referencia y el porcentaje de reducción de jornada sean idénticos para todos los trabajadores afectados de un mismo centro de trabajo, aunque se permiten fijar distintos porcentajes de reducción de jornada o un número distinto de días máximos de suspensión.".

En el Mecanismo RED por causas estructurales, el Gobierno plantea incorporar un plan de recolocación para los afectados que tendría que incluir medidas específicas de formación y orientación profesional, atención personalizada a la persona afectada y búsqueda activa de empleo.

Las empresas que contraten a trabajadores afectados por el Mecanismo RED de carácter estructural a través de contratos indefinidos, incluido los fijos-discontinuos, tendrían derecho a una bonificación de cuotas de la Seguridad Social del 50% de la aportación empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes durante un periodo de 6 meses.

La reducción de jornada aplicable en el Mecanismo RED podría ser de entre un 10% y un 70%, según la propuesta, y mientras esté vigente ésta o la suspensión de contratos no podrán realizarse horas extra, nuevas contrataciones ni nuevas externalizaciones de actividad.

El Gobierno plantea además que las empresas autorizadas a aplicar un Mecanismo RED puedan beneficiarse de exoneraciones en las cotizaciones siempre que desarrollen acciones formativas a favor de los afectados, y podrán recibir al mismo tiempo un incremento de crédito para la financiación de acciones en el ámbito de la formación programada, que irá desde los 320 euros por persona a 425 euros.

Los trabajadores afectados por un Mecanismo RED tendrán derecho a una prestación del 70% de la base reguladora, incompatible con prestaciones o subsidios por desempleo, pero compatible con un trabajo a tiempo parcial.

noticias de deia