Concesionarios vascos instan a apoyar al coche desde la neutralidad tecnológica

En el conjunto del Estado en 2020 han tenido que automatricular 100.000 coches ante la llegada del WLTP

08.01.2021 | 01:26
Los concesionarios vascos esperan un repunte de las ventas de coches este año. Foto: Oskar. M. Bernal

BILBAO – Los concesionarios de automóviles vascos instan a las administraciones públicas a que apoyen a la industria de automoción, la primera del Estado español, desde la neutralidad tecnológica y evitando declaraciones que generen incertidumbre en los futuros compradores de coches para salir en este 2021 de la caída de ventas del 24%, en Euskadi, y del 32%, en España, del último año y que han llevado a que las citadas empresas tuviesen que automatricular casi 100.000 vehículos en 2020. Los concesionarios consideran que este puede ser el año de los coches híbridos enchufables antes de la llegada masiva de los vehículos 100% eléctricos o de hidrógeno.

Los concesionarios reconocen que han tenido que realizar matriculaciones tácticas que alcanzaron las 99.772 unidades durante el conjunto del ejercicio pasado. Aunque la cifra supone un descenso del 35%, a tono con el mercado, en comparación con los datos de 2019, representa que más de una de cada diez ventas en España durante 2020 correspondió a una de estas operaciones.

Según el representante de los concesionarios en Bizkaia, Jon Lekue, las automatriculaciones u operaciones de vehículos kilómetro 0, no son una operación muy rentable para los concesionarios en un mercado a la baja. "Supone tener un inmovilizado con los costes que ello representa" y luego la venta del coche en esas condiciones "se come los márgenes".

Lekue indica que no todas las redes comerciales siguen los mismos parámetros y unas marcas automatriculan más que otras, pero en cualquier caso prefiere centrarse en valorar la evolución del mercado prevista para este 2021.

"Obviamente esperamos una mejoría de las ventas aunque el hecho de que el Gobierno español descartase elevar cada uno de los tramos del Impuesto de Matriculación, con el fin de neutralizar la subida de la presión fiscal con la aplicación de los valores de emisiones de CO2 de la homologación WLTP, ha hecho subir los precios de los coches y esto no ayuda".

En el tema del control de emisiones, Lekue indica que la mejor noticia sería el que se sustituyeran los coches más viejos, más contaminantes, por vehículos modernos aunque no fuesen 100% sin emisiones". Jon Lekue reconoce que los coches eléctricos todavía están, por precio, lejos de buena parte de la población.

En todo caso, el representante vasco de concesionarios considera que "este puede ser el año de los coches híbridos enchufables". Según Lekue, "la apuesta por la última generación de vehículos con motor de gasolina y eléctrico enchufable, que han conseguido reducir el consumo cuando funcionan solo en modo combustión y alargar la autonomía en modo eléctrico para la mayoría de los usos diarios, es una buena opción".

Automatriculaciones

-35%

Las automatriculaciones realizadas por los concesionarios de coches del Estado en 2020 ante la caída de las ventas y la entrada en vigor este año de la nueva normativa de emisiones WLTP que encarece por vía fiscal un 5% los coches, alcanzaron las 99.772 unidades, lo que supone un descenso del 35%.