Camioneros vascos se quedan atrapados en la frontera de Reino Unido

El cierre del Canal de la Mancha por parte de Francia y la cercanía del Brexit colapsan el tránsito de mercancías

23.12.2020 | 01:26
Camiones estacionados en Kent.

El colapso que ha generado en el Reino Unido la decisión de Francia de cerrar su frontera con este país debido al brote de una nueva cepa de coronavirus ha dejado atrapados a camioneros vascos que se encontraban en el país británico transportando mercancías, sin posibilidad de haber salido con anterioridad ante lo repentino de la medida del presidente francés, Emmanuel Macron.

La Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carretera, Guitrans, confirmó el martes a este diario que son varias las empresas del territorio que han comunicado que camioneros se encuentran en el Reino Unido sin posibilidad de retornar a sus lugares de origen.

Francia decretó el cierre del Canal de la Mancha a partir de medianoche del domingo por un plazo de 48 horas, por lo que en un principio a medianoche de ayer, martes, los camiones podrían comenzar su viaje de vuelta. Sin embargo, a última hora de la tarde de ayer todavía no existía una comunicación oficial sobre la supuesta apertura.

Mientras tanto, los camioneros intentan encontrar un estacionamiento porque, según señala Guitrans, tampoco se han habilitado espacios donde puedan aparcar los vehículos con seguridad. Existen parkings vigilados, pero se han completado con rapidez y a los profesionales tan solo les queda buscar un lugar apartado de la carretera e, incluso, utilizar los arcenes.

La asociación guipuzcoana advierte de que, además, esta difícil situación se ve agravada por el incremento del tránsito de mercancías que desde mediados de diciembre se registra en el Reino Unido, lo que se traduce en una mayor presencia de camiones en sus carreteras.

La salida del país británico de la Unión Europea que se hará efectiva el próximo 31 de diciembre ha incrementado la demanda de bienes, ante el futuro encarecimiento de la mercancía por la imposición de aranceles. En este sentido, la patronal del transporte internacional por carretera Astic ha estimado en un 40% este crecimiento del tráfico.

A ello se une que, como consecuencia del covid-19, el tráfico de personas entre Francia y Reino Unido ha disminuido mucho, por lo que la oferta de ferris se ha recortado. Estos barcos también son utilizados para transportar mercancías, y su descenso ha provocado kilómetros de colas de camiones.

Las habituales vías que utilizan los transportistas vascos en sus trayectos desde y hacia el Reino Unido son, por un lado, el Canal de la Mancha a través del Eurotúnel por el que discurre un tren bajo el mar, o los ferris que parten del puerto de Dover. El primero de ellos se encuentra cerrado, mientras que a Dover solo pueden llegar, pero no retornar.

Una de las empresas que padece las consecuencias del cierre de fronteras es la guipuzcoana Transportes Insausti, habitual en las carreteras británicas donde realiza numerosos servicios de transporte de mercancías. En la actualidad 13 camiones de su flota se encuentran atrapados en el colapso, a la espera de recibir alguna información puesto que hasta el momento nadie se ha puesto en contacto con los responsables para comunicarles qué soluciones se barajan.

Francia estableció un plazo de 48 horas antes de permitir el paso de vehículos procedentes del Reino Unido, que se habría cumplido a medianoche de ayer martes, pero a cierre de edición no existía confirmación de que esto finalmente vaya a suceder.