El Gobierno español trabajará para acabar con el fraude de los falsos autónomos

22.02.2020 | 06:16
Diversas sentencias judiciales están señalando que los repartidores a domicilio para una sola empresa como, por ejemplo, Deliveroo, son asalariados y no autónomos.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, afirma que se reforzará el papel de la Inspección de Trabajo para garantizar la legalidad

El Gobierno español quiere acabar con la proliferación de trabajadores como falsos autónomos porque considera que es un fraude económico a la Seguridad Social y una rebaja de las condiciones laborales de los trabajadores. Para ello, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, anunció el lanzamiento de un Plan Director por un Trabajo Digno con acciones específicas en los sectores y trabajos más problemáticos, como la temporalidad fraudulenta, el contrato a tiempo parcial con jornadas no declaradas o el citado de los falsos autónomos. En esta línea, la ministra señaló que se utilizarán mecanismos de big data para reforzar el sistema de inspecciones y el control sancionador.

Yolanda Díaz en su intervención ante la Comisión de Trabajo, Inclusión, Seguridad Social y Migraciones del Congreso, presentó el plan de actuación de su departamento en esta legislatura. En este sentido la abogada laboralista gallega resaltó que el Gobierno español de Pedro Sánchez va a reforzar los efectivos de la Inspección de Trabajo para afrontar con las mayores garantías la lucha contra el fraude laboral y para garantizar la legalidad en el mercado de trabajo.

El tema de los falsos autónomos está levantando ampollas en el mundo sindical por su crecimiento de la mano de la mal llamada economía colaborativa digital. Los sindicatos consideran que se está utilizando la figura del falso autónomo para degradar las condiciones laborales o para contratar con el menos costo posible.

Un segmento afectado es, por ejemplo, el de los repartidores a domicilio en moto o bicicleta. De hecho en fechas recientes, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ratificó la condena a Deliveroo por la existencia de 532 repartidores falsos autónomos que detectó la Inspección de Trabajo.

Otros casos han sido los de compañías como Bimbo utilizaron la figura del falso autónomo para sus repartidores de cara a igualar las condiciones laborales a los de Panrico, la marca que integró en el grupo. Al menos 800 trabajadores económicamente dependientes (Trade) se negaron a firmar un acuerdo así.

El uso fraudulento de la figura de los autónomos, según la asociación de trabajadores autónomos, Uatae, hace que solo en cotizaciones, los empresarios españoles que utilizan esta fórmula de empleo se ahorren unos 562 millones de euros al año; esto es, que cada falso autónomo le cuesta a la Seguridad Social casi 2.700 euros, al no pagar las cuotas que le habrían correspondido.

Otras fuentes laborales elevan el fraude hasta los 776 millones anuales aunque ATA rebaja la cifra a 268 millones de euros.

El falso autónomo, a diferencia de los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE), constituyen una figura que no está recogida y reglada por el sistema.

Como se recordará los autónomos TRADE son aquellos que facturan al menos el 75% de sus ingresos a un mismo cliente.

Según datos de ATA unos 188.000 autónomos trabajan en exclusiva para un solo cliente y de ellos unos 100.000 pueden ser considerados como falsos autónomos . Y es contra estos fraudes de ley y otros contra los que quiere luchar la ministra Yolanda Díaz.

"Los esfuerzos se centrarán en el uso de la contratación temporal concatenada por un mismo trabajador o puesto, el uso fraudulento del contrato a tiempo parcial con jornadas no declaradas y la identificación de relaciones extralaborales que deberían articularse a través de contratos de trabajo, como por ejemplo los falsos autónomos o falsos cooperativistas", afirmó Díaz.

Por ello, según Europa Press, es "importante" reforzar el papel de la Inspección de Trabajo para atender a las nuevas fórmulas de trabajo "atípico, que emergen en contextos digitales". "Debemos impedir que nuevas fórmulas de negocio de la economía de plataformas se conviertan en nuevas formas de explotación, simples pantallas para eludir la relación laboral y el derecho al trabajo".

La primera iniciativa que pondrá en marcha el Ministerio de Trabajo es un plan específico contra los falsos autónomos, que "están encubriendo verdaderas personas trabajadoras asalariadas". "Un joven con bicicleta con un teléfono móvil no es un trabajador autónomo", indicó la ministra en referencia a los repartidores o riders.

Dignificar el trabajo "El Gobierno va a proteger los derechos de las personas que siendo en realidad trabajadoras por cuenta ajena se ven abocadas a operar como autónomas pese a su voluntad", resaltó la ministra de Trabajo, a la vez que añadió que se va a impulsar la dignificación del trabajo autónomo y se va a potenciar por la importancia que tiene en la creación de desarrollo económico y el progreso de España.

En la actualidad el colectivo de trabajadores supera los 3 millones de personas en el Estado.

Así, se ha detectado la necesidad existente de concertar acciones efectivas sobre el trabajo autónomo. Yolanda Díaz anunció que, con las entidades representativas del sector, se va a diseñar un Plan Estratégico para el Empleo Autónomo.

Yolanda Díaz

noticias de deia