Una extraña situación que gestionar

Urdaibai necesita reaccionar tras arrancar con dos quintos puestos y quedarse a ocho puntos del líder, Orio

09.02.2020 | 07:08
Urdaibai, en primer plano, tras concluir la Bandera de Bilbao, con Orio celebrando su triunfo. Foto: Borja Guerrero

Urdaibai necesita reaccionar tras arrancar con dos quintos puestos y quedarse a ocho puntos del líder, Orio

VA a haber situaciones que gestionar a las que no estamos acostumbrados. Equipos que peleen por la liga que tengan resultados de quintos o sextos. El que sea capaz de gestionar eso de la mejor manera, va a tener mucho ganado", afirmó Joseba Fernández en declaraciones realizadas antes del inicio de la temporada. El entrenador acertó en el pronóstico de igualdad y varios de los favoritos a la Corona sufrieron resultados adversos en el arranque de la Eusko Label Liga. Lamentablemente para él, uno de los perjudicados fue su propio equipo. Urdaibai cayó fuera de la tanda de honor en las dos primeras regatas y entró de lleno en un escenario extraño. La Bou Bizkaia, acostumbrada en las últimas temporadas a no salir de la manga de los mejores, cosechó dos quintos puestos consecutivos y quedó a ocho puntos de Orio, líder de la competición gracias a su demoledor inicio.

El arranque de Urdaibai les deja en una situación complicada. Los bermeotarras deberán bogar en la segunda tanda, sin poder batirse en las mismas condiciones con los primeros clasificados y con la desventaja de no contar con unas referencias que sus rivales por la Corona sí que tendrán. Salir de este problema no suele ser sencillo. Orio lo vivió en sus carnes la temporada pasada. Un error en una ciaboga hundió a los oriotarras en la Bandera de Bilbao y a partir de ahí se las vieron y desearon para poder llegar a la tanda de honor, con mucha irregularidad en sus resultados. Lo que les llevó a no tener opciones durante todo el curso por asaltar el liderato de la clasificación y solo pudieron cosechar dos banderas, la primera de ellas lograda con la temporada ya en su ecuador.

antecedentes Este inicio es un golpe para una cuadrilla acostumbrada a estar constantemente en la tanda de honor. Urdaibai es la tripulación más regular de los últimos años y la prueba de ellos es que lograron mantener el maillot de líder desde agosto de 2016 hasta la primera jornada de esta Eusko Label Liga. Más de dos temporadas sin bajarse del primer puesto para no poder entrar entre los cuatro primeros en el inicio. Solo en 2005 los bermeotarras no habían conseguido acabar mínimo en cuarta posición en las dos primeras regatas. Ese fue un año muy diferente a este. Era una temporada de transición en la ACT, donde Urdaibai acabó en décima posición. Pero en la historia de la competición también hay antecedentes favorables para los txos. En 2010 comenzaron con un quinto y un cuarto puesto. A partir de ahí, ese gen ganador de los bermeotarras salió a la luz una vez más. Llegaron las victorias y con un final espectacular de liga lograron alzarse con la Corona.

A pesar de caminar por la ruta del éxito y amasar banderas en el club, el trayecto de los bermeotarras no ha sido sencillo. Es una cuadrilla ganadora, pero al mismo tiempo también está acostumbrada a recibir palos. En los últimos años también sufrieron momentos críticos como la sanción que les dejó sin opciones en la Bandera de La Concha o algunas derrotas inesperadas que añadieron tensión a la clasificación, entre otros. "Somos un grupo que se levanta", dijo sin dudar Eneko Bilbao al acabar la regata de Zierbena, la segunda de la temporada. Urdaibai está en un momento crítico, pero los antecedentes dicen que es cuando está herido cuando más peligroso puede ser. Son ya muchos las situaciones en las que se esperaba el hundimiento definitivo de la Bou Bizkaia y pasó a resurgir con más fuerza.

Urdaibai debe agarrarse a que sus actuaciones no fueron pésimas. Sí que tuvieron malas sensaciones en el agua, pero también fueron víctimas de la igualdad con la que arrancó la Eusko Label Liga. Con tantos candidatos a las banderas, la tanda de honor no tiene huecos suficientes para todos los aspirantes y los bermeotarras fueron los primeros en sufrir esta situación que no permite ni el mínimo despiste. Pequeños detalles traducidos en pérdidas de pocos segundos que se convierten en un castigo enorme. Si la Bou Bizkaia hubiera acabado la regata de la Bandera de Bilbao solo dos segundos más rápido hubiese sido segunda, creando un escenario completamente diferente para los entrenados por Joseba Fernández.