El Gernika Rugby inicia la fase de ascenso a Honor

El conjunto basurde se mide esta tarde al Fénix en los cuartos de final del 'play-off' a la máxima categoría

24.04.2021 | 00:52
Imagen de un derbi entre el Gernika y el Getxo. Foto: José Mari Martínez

EL Gernika Rugby nunca ocultó que el objetivo de la temporada era ascender a División de Honor. El conjunto foral se quedó el año pasado a las puertas de lograrlo. Y es que el covid-19 obligó a suspender la competición antes de finalizar todas las jornadas y la Federación Española de Rugby optó por promocionar al Getxo, en su condición de mejor primero de los tres grupos de Honor B. Así que el Gernika, que peleaba con los aurinegros por el liderato, tuvo que aceptar pasar otra temporada en el escalón de Plata. Sin embargo, lejos de resignarse, los basurdes se rebelaron sobre el verde para, esta vez sí, jugarse en la cancha el ascenso a la máxima categoría del rugby estatal. Así pues, terminadas las dos fases de la liga regular, el Gernika se encuentra entre los ocho equipos que jugarán el play-off a Honor. "Empezamos la temporada con el objetivo de seguir la línea que llevábamos el año pasado antes de que se parara la competición y por suerte lo conseguimos. Nos hemos preparado todo el curso para llegar hasta aquí y hemos tenido suerte con las lesiones. Así que estamos preparados", explica Eduardo Maidagan, técnico basurde.

El formato será de eliminatoria a partido único y solo logrará el ascenso directo el equipo que resulte campeón. Mientras que el otro finalista, el subcampeón, tendrá otra oportunidad de promocionar en un encuentro que le medirá al penúltimo clasificado de División de Honor. Puesto que en estos momentos, a falta de una jornada para terminar la Liga, está ocupado por un Getxo que, sin embargo, tiene un partido menos que sus rivales. Con todo, el Gernika es ambicioso y busca sellar su ascenso cuanto antes. De forma directa. Para ello, primero deberá ganar al Fénix Zaragoza, su oponente en los cuartos de final del play-off. El conjunto maño llega a Urbieta esta tarde (16.30 horas). Y es que el hecho de haber terminado como primero de grupo le otorga al Gernika la ventaja de jugar este encuentro en casa. De hecho, el camino del club foral hasta el play-off ha sido perfecto. No solo se proclamó campeón del Grupo Norte, sino que además lo hizo con pleno de victorias. 16 triunfos en 16 encuentros. Invicto. Por ello, los de Maidagan se han erigido, por méritos propios, como uno de los favoritos. Aunque el técnico verdinegro mantiene la humildad: "A partir de ahora hay ocho equipos que son aspirantes al ascenso, cada uno jugará sus bazas para poder llegar a conseguir el objetivo. Por lo que todos los partidos van a ser duros porque los conjuntos que estamos aquí, y algunos que se han quedado a las puertas, hemos aumentado el nivel de Honor B".

Así pues, Maidagan recuerda que será a todo o nada. Una victoria les dará el pase a semifinales. Una derrota les condenará a otra temporada más en la categoría de plata. Y, respecto al encuentro de esta tarde, el técnico del Gernika avisa de que el Fénix será un rival muy complicado de batir: "Tiene delanteros duros, más grandes que nosotros. Pero suelen jugar en campo sintético y nosotros en césped natural, así que esperamos que jugar en casa suponga un punto a nuestro favor". De hecho, el entrenador basurde es, siempre desde el respeto, muy optimista en sus posibilidades de ascenso: "El equipo está bien, los jugadores están bien y somos conscientes de lo que nos jugamos a partir de ahora. Pero el trabajo ya está hecho, ahora lo único que nos queda es mantener la intensidad y la concentración".

el camino 

De esta forma, el Gernika está a tres victorias de convertirse de nuevo en equipo de División de Honor. Pero el camino será complicado. Y es que, de vencer esta tarde al Fénix Zaragoza, los basurdes se medirán el próximo fin de semana al ganador de los cuartos de final que juegan Pozuelo y Almería Playcar. Mientras que, de llegar a la gran final del 15 de mayo, los dirigidos por Maidagan se enfrentarían al campeón del otro cuadro, ese formado por Vila, Pasek Belenos, Cau Valencia y Hernani, a quien ya doblegó en la fase regular de la liga. Un sendero arduo para el que el Gernika se preparó durante dos años: "El club apostó por seguir en la dinámica de intentar volver a División de Honor, ya que para un pueblo como Gernika es todo un logro poder jugar a ese nivel y codearte con los mejores equipos para así fomentar el rugby en toda nuestra zona".

noticias de deia