La habitual locura

Hondarribia deja casi sentenciada la Bandera de Zarautz en la primera jornada y Santurtzi recupera el liderato de la Eusko Label Liga después del mal día de Urdaibai, que fue último

16.08.2020 | 09:33
Los remeros de Santurtzi, eufóricos tras recuperar el liderato de la liga.

Otra jornada de locura y otro vuelco más en la clasificación. La presente edición de la Eusko Label Liga quedará marcada como la temporada de las sorpresas. La imprevisibilidad es la marca dominante de este año y de un día a otro las sensaciones cambian de manera drástica. Le pasó a Santurtzi, que llegó a Zarautz con dudas y se marchó con esa sonrisa de orgullo que solo llega acompañada por el maillot de líder. La otra cara de la moneda fue Urdaibai. Los bermeotarras, claramente a más desde el inicio de la competición, vivieron ayer un día para olvidar. Casi como un peaje que deben pasar todas las tripulaciones este curso. Le tocó a la Bou Bizkaia bailar con la calle más fea y no supo darle la vuelta a la situación. Los bermeotarras fueron últimos y perdieron de un plumazo toda su ventaja al frente de la liga. En ese río revuelto Hondarribia se llevó la pieza más grande. La Ama Guadalupekoa aprovechó las mejores condiciones de su tanda y se hizo con la victoria en la jornada y dejó prácticamente sentenciada la Bandera de Zarautz, además de dar un paso importante en la general.

La igualdad es máxima y los factores externos pesan más que nunca. Cualquier cambio de viento o calle complicada pueden llevar a un equipo a dejarse una buena cantidad de puntos. Ayer, las condiciones climatológicas fueron protagonistas. Fue una regata muy dura, propia de las citas más exigentes de mar. Las aguas del campo de regatas aparecieron picadas y las olas llegaron de forma irregular. Llevar la trainera por el rumbo deseado fue una proeza para los patrones, que tuvieron que contar con la ayuda de los marcas, sobre todo de los de estribor, para evitar que hubiera bandazos inesperados.

El viento fue a más con el paso de la jornada y eso provocó que los botes de la segunda tanda se encontraran con un escenario perfecto para asaltar la victoria en la primera jornada. Las predicciones indicaron que el viento iba a ir a más y así fue. Los botes de la tanda de honor tuvieron bastante con salvar el día y no amenazaron en ningún momento el tiempo de Hondarribia y de Cabo.

Hondarribia vio la oportunidad para dar un paso de gigante en la bandera y en la Eusko Label Liga y no lo desperdició. Los hondarribitarras salieron con mucha fuerza y tras los dos primeros minutos marcaron la proa de la regata con solvencia. Zierbena sufrió mucho por la cuarta calle y quedó descolgado, al igual que Lekittarra. Más batallador se presentó Cabo, pero una vez superado el ecuador de la regata, el ritmo de la Ama Guadalupekoa fue demasiado para los gallegos. La cuadrilla preparada por Mikel Orbañanos tuvo uno de esos días en los que todo salió de cara y lo completó con una regata sobresaliente, superando con holgura todos los problemas que les propuso el campo de rematas y aventajando en más de veinte segundos a Cabo, segundo clasificado en la tanda y en el cómputo total.

Las traineras de la tanda de honor pronto se dieron cuenta de que la jornada de ayer no iba a ser un día para optar a la victoria o a buenos puestos. Los objetivos cambiaron y en la mente de las cuatro embarcaciones la meta fue sobrevivir de la mejor manera posible. No cumplió Urdaibai, que ya desde el primer largo se dejó una buena cantidad de segundos y fue último, sin poder optar a cambiar su posición en ningún momento. En esa lucha ante la adversidad, la fortaleza de Santurtzi salió a relucir. La Sotera cumplió con todo lo que estaba en su mano. Venció con holgura en la tanda y logró un meritorio tercer puesto que vale oro después de ver las penurias de sus compañeros de manga. Ese esfuerzo llegó con el inesperado premio del liderato. Otro vuelco en la clasificación en una temporada que está siendo de locos..

kaiku reacciona 

Además de Hondarribia, otro de los grandes vencedores de la jornada de ayer en aguas de Zarautz fue Kaiku. La Bizkaiatarra quiere pelear hasta la última palada para mantenerse en la Eusko Label Liga y ayer dio un pequeño paso en ese objetivo. Los sestaoarras arrancaron muy mal y quedaron descolgados en el inicio, pero mantuvieron la sangre fría y poco a poco fueron remontando posiciones hasta llegar al largo final en la proa de la regata junto a Ondarroa.

Las dos embarcaciones vizcainas protagonizaron un bonito duelo hasta la última ola, que fue favorable a los sestaoarras y les permitió ganar en una llegada que requirió la foto finish. El tiempo realizado le valió a Kaiku para ser sexto y colocarse a ocho puntos de Zarautz. Todavía lejos de la meta, pero con la sensación de que la remontada no es tan imposible.