El próximo 14 de septiembre

Bilbao se queda sin emoción

Las Series Mundiales de Red Bull Cliff Diving acudirán a la capital vizcaina ya con ganadores, después de que Gary Hunt y Rhiannan Iffland amarraran el título en la última prueba de Mostar

09.02.2020 | 13:29
Uno de los clavadistas salta desde el puente de La Salve en la edición del año pasado.

Las Series Mundiales de Red Bull Cliff Diving acudirán a la capital vizcaina ya con ganadores

bilbao - Bilbao es la última parada de las Series Mundiales de Red Bull Cliff Diving, la prueba de saltos de altura que el año pasado consiguió reunir a más de 25.000 personas en ambos márgenes de la ría. El próximo 14 de septiembre, los y las mejores clavadistas del mundo llegarán a la capital vizcaina en la que iba a ser la final que dirimiría a los campeones de esta temporada. El botxo iba a ser testigo de cómo una caída libre de 27 metros y tres segundos, a 85 kilómetros por hora y con el Guggenheim como principal espectador, proclamaría a los reyes de los saltos. Sin embargo, la buena campaña de Gary Hunt y de Rhiannan Iffland ha dejado sin emoción a la cita bilbaina, ya que ambos se garantizaron el título en la prueba de Mostar (Bosnia y Herzegovina) que se celebró el pasado fin de semana. De esta forma, el británico consiguió su octavo trofeo King Hahekili -premio con el que se obsequia al campeón- tras realizar la segunda mejor puntuación sobre la plataforma de Stari Most. Un segundo puesto que le sirvió para revalidar el título mundial que le acredita como el mejor clavadista del momento.

Así, la competición masculina de saltos no llega a Bilbao con el trono vacío, sino con su monarca recién coronado. Aunque el propio Hunt avisa de que haberse proclamado campeón no rebajará sus pretensiones en la plataforma del Guggenheim: "El objetivo en Bilbao será hacer cuatro grandes saltos y llevarme el primer lugar, lo que nunca he conseguido allí. Constantin -saltador rumano que aspiraba al título pero se perdió algunas pruebas por lesión- y yo estábamos uno a uno en victorias cuando se lesionó, por lo que fue una gran decepción cuando se hizo daño y no pudo participar. Ahora estamos dos a uno a su favor, así que tengo trabajo que hacer. Intentaré empatar en Bilbao".

Y lo mismo ocurre en la prueba femenina. Por primera vez en la historia, la capital vizcaina también acogerá a las mejores clavadistas del mundo, pero su trono también llegará al botxo ocupado. Y es que Iffland arribará después de conseguir en Mostar la mejor puntuación de su carrera. Cuatro dieces en su último salto. Cuatro dieces que le dieron la victoria en la prueba de Bosnia y Herzegovina, su primer triunfo esta temporada. Cuatro dieces que le catapultaron hasta su cuarto título mundial. Así, la ya campeona viajará hasta Bilbao con la relajación que da los deberes bien hechos, pero con la ambición de quien no se conforma con la excelencia, sino que busca la perfección. "Campeona de las Series Mundiales, es algo que suena muy especial, pero todavía queda una competición y me voy a concentrar en eso. Una vez que termine en Bilbao me daré algún capricho", dijo con el trofeo de Mostar en las manos.

cosas por decidir A pesar de que las Series Mundiales de Red Bull Cliff Diving ya conocen a sus ganadores, la organización avisa de que la competición llega a Bilbao al rojo vivo. Y es que todavía está abierta la lucha para clasificarse de cara al circuito de 2020. Porque incluso los wildcards pueden conseguir finalizar en la clasificación general entre los cuatro primeros. Por ello, la final desde el Guggenheim promete ser de alto nivel.

noticias de deia