El momento crucial

Oyarzabal, David Silva y Elustondo vuelven en plena crisis de la Real, que ha encadenado ocho partidos sin ganar y recibe al mejor equipo de la liga

22.12.2020 | 01:04
Joao Félix durante el entrenamiento de ayer. Foto: Efe

 LaLiga Santander toma velocidad de crucero en fechas tradicionalmente destinadas a las vacaciones de los futbolistas y hoy afronta la decimocuarta jornada con un partido en la cumbre, el que disputarán en Donostia la Real Sociedad, que hasta hace poco presumía de liderazgo, y el Atlético de Madrid, el equipo que lo ostenta con autoridad, contabilizando únicamente una derrota, en el derbi madrileño, donde el Real Madrid le cortó las alas y se subió al carro de los favoritos tras un mal arranque.

El partido de la máxima exigencia pilla a los chicos de Imanol Alguacil en plena crisis después de encadenar ocho encuentros consecutivos sin ganar entre todas las competiciones y sumando dos derrotas en la última semana, ante el Barça el jueves y contra el Levante el domingo. El técnico txuri-urdin sigue presumiendo de una plantilla jovencísima y cargada de virtud, pero achaca el mal dato a la ausencia del gol. Para invocarlo frente al rudo rival que le aguarda en el Reale Arena recupera a tres de sus jugadores básicos, Mikel Oyarzabal, David Silva y Aritz Elustondo, el bravo central que tuvo que parar tras haber disputado dos encuentros con dos costillas fracturadas. La importancia de Oyarzabal, su líder, capitán y goleador, es evidente, y otro tanto se puede decir de David Silva, a quien una lesión muscular le apartó del equipo el día 3 de diciembre y desde entonces la Real, casualidad o no, ha dejado de ganar.

Además, la estadística cuenta que el Atlético de Madrid cayó en cuatro de sus últimas seis visitas a Donostia, y también que la Real está a tan solo tres puntos del líder, una referencia un tanto engañosa si tenemos en cuenta que el equipo de Imanol Alguacil ha disputado tres partidos más que el grupo dirigido por el Cholo Simeone.

El técnico argentino convocó ayer a 22 jugadores, incluido Joao Félix, que era duda tras sufrir una contusión costal el pasado sábado durante el encuentro ante el Elche. Únicamente tiene las bajas de José María Giménez, Héctor Herrera e Ivo Grbic y ha recuperado al delantero Diego Costa. Sin embargo Simeone dijo ayer que "todavía no" juntará en el once inicial a un tridente con muy buena pinta, como es el formado por Joao Félix, Diego Costa y Luis Suárez, aunque advirtió que "sí podemos terminar con ellos".

El entrenador del Atlético ponderó a su rival, "da gusto verle jugar", dijo sobre la Real, y por su parte Imanol Alguacil precisó que el equipo colchonero es un rival directo "pero solo para el partido del martes", desmarcándose de cualquier especulación sobre la capacidad de la Real para pelear por algo grande, como el título de liga o los puestos de Champions.

Koeman y el árbitro de Ipurua

Bien distinta es la situación del Barça, otro de los grandes referentes de la jornada. Resulta que es el segundo equipo que peores resultados consigue en sus visitas a otros estadios. No gana desde el 1 de octubre, cuando se impuso al Celta en Balaídos, y hoy se enfrenta en Zorrilla al Valladolid, que está en puestos de descenso.

Pero con todo lo que está cayendo en Can Barça la pregunta estrella fue sobre el Real Madrid y respecto a si el árbitro del encuentro ante el Eibar, el del campo y el del VAR, debieron de sancionar con penalti unas manos cometidas por Sergio Ramos en los últimos minutos del encuentro. "Si preguntas, nueve de cada diez personas de Madrid dirían que es penalti", respondió Ronald Koeman al respecto, para añadir "yo he visto la jugada y, para mí, es penalti", y mostrarse desconcertado ante el criterio arbitral del VAR cuando se producen unas manos en el área.

La decimocuarta jornada arranca hoy con otro clásico como es el Valencia-Sevilla, y dos partidos entre equipos cuya lucha, ahora, está fijada en eludir el descenso, el Elche-Osasuna y el Huesca-Levante.