Maravilla Moukoko

23.11.2020 | 01:38
Youssoufa Moukoko, el pasado sábado en su debut ante el Hertha de Berlín.

El delantero camerunés, la nueva sensación mundial, se convirtió el sábado en el jugador más joven en debutar en la Bundesliga al hacerlo con el Borussia Dortmund con solo 16 años y un día

UNA nueva generación de futbolistas se abre paso en el panorama internacional, donde a los Pedri González (17 años, Barcelona), Yunus Musah (17 años, Valencia), Ansu Fati (18 años, Barcelona) o el veterano Erling Haaland (20 años, Borussia Dortmund), quien celebró con un póker de goles ante el Hertha Berlín su reciente nombramiento como Golden Boy al ser considerado el mejor jugador sub'21 del año en una liga europea, se unió el sábado una nueva estrella emergente de origen camerunés. Se trata del delantero Youssoufa Moukoko (Yaundé, 20 de noviembre de 2004), compañero de vestuario de Haaland al que comparan ya con un tal Lionel Messi y que ha pulverizado todos los registros de precocidad en la Bundesliga al debutar en la máxima categoría del fútbol germano con solo 16 años y un día.

Batió así, con suficiencia, el récord establecido en su día por Nuri Sahin, quien inició su carrera como profesional con 16 años y 11 meses, curiosamente defendiendo también la camiseta del Dortmund. Ver para creer, que diría aquel, aunque basta con echar un vistazo a la imparable progresión del jovencísimo atacante nacionalizado alemán para entender los motivos de su impactante irrupción en la élite. Después de marcar 141 goles en 88 partidos con los equipos sub'17 y sub'19 del Dortmund, en los que se estrenó con 12 y 14 años de edad, respectivamente, para coleccionar trece tantos en los cuatro encuentros disputados con el plantel sub'19 del club bávaro en el arranque del presente curso, Moukoko solo necesitaba superar la barrera de las 16 primaveras para cumplir la ley y poder debutar con el primer equipo del Dortmund, lo cual hizo en la noche del sábado al salir desde el banquillo en la goleada de los de Lucien Favre en Berlín por 2-5.

Su estreno, de película, se produjo al sustituir en el minuto 85 a un lanzado Haaland que firmó cuatro dianas en solo 32 minutos. El envite, que sirvió para que el ariete noruego sumara su trigésimo primer gol en sus treinta primeros partidos con el conjunto alemán, con un balance de trece dianas en los diez últimos encuentros, será recordado aun así por la esperada aparición de un chico con un sueldo actual de 6.000 euros a la semana, un contrato de nueve millones de euros con Nike y ante el que el propio Haaland se rindió en elogios: "Es mucho mejor que yo a su edad. Nunca había visto un chico de 15 años tan bueno".

OBJETIVOS AMBICIOSOS
 

El exdelantero camerunés Samuel Eto'o, por su parte, afirmó recientemente que su compatriota, zurdo como Messi, "será el siguiente crack después de él". El argentino es, precisamente, el modelo a seguir de Moukoko, quien declaró en una entrevista a SportBild en 2018 que "nadie más puede hacer lo que hace él". "Mi objetivo es conquistar también la Champions League y ganar el Balón de Oro", añadía entonces un imberbe, pero brillante futbolista que vivió hasta los diez años en Camerún con sus abuelos para mudarse después con su padre a Alemania, donde ya ha hecho historia a la espera de batir nuevos récords.

noticias de deia