Champions femenina, la ilusión blaugrana

El Barcelona, que respeta a un diezmado Atlético por los positivos de coronavirus, confía en dar la cara el viernes en San Mamés

19.08.2020 | 00:15
Imagen del Athletic-Barcelona de la pasada temporada que reunió a 32.000 espectadores en San Mamés.

Barcelona y Atlético de Madrid disputan el viernes en San Mamés (18.00 horas) el choque más atractivo de los cuartos de final de la Champions femenina. La capitana azulgrana, Vicky Losada, analizó ayer este crucial encuentro: "En el vestuario, aunque no debería decirlo, se habla del Atlético cien por cien. Todas sabemos que no han estado entrenando porque han tenido gente infectadas por covid, pero tenemos que respetar al rival. El Atlético sigue siendo un gran equipo y, a veces, cuando las cosas van mal dadas, los grandes equipos se juntan, así que hay que respetarlo. Nos conocemos mucho y tenemos que dar nuestra mejor versión contra ellas".

El Barcelona es el actual campeón de la Liga Iberdrola en un curso en el que se ha mantenido intratable. "Hemos hecho una pretemporada muy buena y con una Champions no hace falta hablar de motivación, porque es máxima. Tenemos mucha ilusión y el equipo se va a dejar la piel", reivindicó la centrocampista.

Sandra Paños, por su parte, también está convencida de que van por el buen camino. "Estamos muy convencidas y contentas del trabajo que hemos hecho. El hecho de que sea sin público significa que hay igualdad para los dos equipos, ya que las condiciones son las mismas para ambos", explicó la guardameta. Atrás quedan los partidos entre colchoneras y azulgranas en los que el Atlético le tenía cogido el punto a su rival. "Hubo una etapa en la que se nos hizo bastante difícil los enfrentamientos con el Atlético, pero hemos encontrado la mejor manera de trabajar nuestras habilidades y nuestra manera de jugar que independientemente nos da igual lo que haga el contrario", relató la alicantina.

Una incógnita

Finalmente, el técnico del Barcelona, Lluís Cortés, también describió la situación por la que pasa el Atlético. Con ocho bajas, siete altas y sin entrenar hasta este lunes por positivos en su plantilla. "Es cierto que el Atlético es una incógnita. No sabemos qué jugadoras estarán disponibles, ni cuáles inscritas, pero siempre trabajamos centrándonos en cuáles son nuestros puntos fuertes y sabemos hacer bien. El objetivo es mejorar los aspectos que hacían falta y ser el mejor Barça posible. Veremos qué Atlético de Madrid nos encontraremos".

El Barcelona rozó la gloria hace un año en la final de la Women's Champions League frente al Olympique Lyon, en la que perdió 4-1. "En Budapest nos dimos cuenta de que estábamos lejos y que había que trabajar mucho para acercarnos al nivel de esos equipos, como el Lyon. Pero hicimos un cambio de chip. Y se mejora entrenando. Llevamos más de cuarenta sesiones en seis semanas y las jugadoras han puesto mucho de su parte para facilitar estos aprendizajes", aseveró Cortés.