El fútbol, del pasado al presente

"Cuando mis hijos ven partidos de fútbol antiguos, se aburren"

Valverde, Karanka, Azkargorta, Olabe y Etxarri analizan la evolución del deporte

25.04.2020 | 09:30
Mikel Etxarri, Xabier Azkargorta, Roberto Olabe, Ernesto Valverde y Aitor Karanka

La Federación Vasca de Fútbol organizó ayer una charla telemática bajo el encabezado 'Técnicos Vascos por el Mundo' que congregó a Ernesto Valverde, Aitor Karanka, Xabier Azkargorta y Roberto Olabe, y moderó Mikel Etxarri. Charlaron sobre la evolución del juego, desde sus épocas de jugadores hasta la actualidad.

"El reglamento ha dado continuidad al juego, pero la gran diferencia es la capacidad de los jugadores. Las cosas ocurren más rápido, la velocidad es diferente", señaló Olabe. Lo que sustentó Valverde: "La diferencia de ritmo es altísima, la perfección técnica es cada vez mayor. Al verme jugar en algún vídeo, no quiero ni mirar".

Para Karanka, los futbolistas actuales "son atletas". "La nutrición también ha cambiado. Y los entrenadores tienen niveles muy elevado de información. Los datos están por todos lados", añadió. Si bien, "con la aparición del Big Data y la computadora hay muchos que creen que pueden entrenar", apuntó Azkargorta. "Me ha sucedido que en el tercer tiempo, en Inglaterra, los rivales estaban contentos porque los datos decían que estaban en una buena línea de trabajo; yo prefería mi 3-0", ejemplificó Karanka.

Valverde quiso subrayar que en la transformación han influido sobremanera los cambios en el reglamento, y citó dos en concreto: la prohibición para los porteros de coger el balón con la mano tras el pase de un compañero y el fuera de juego posicional. "Antes no te animabas a hacer una presión alta. Era más fácil defender un resultado; se pasaba el balón al portero y se agotaba el tiempo", comentó Azkargorta sobre el veto para los guardametas.

Los cambios, apuntó Olabe, han traído "continuidad, más tiempo efectivo, y posiblemente más goles". Así, ha crecido el espectáculo. Aunque Azkargorta quiso desmentir la atribución de los 3 puntos para cada victoria como una regla para promover el fútbol de ataque. "Es algo que beneficia a los equipos grandes, porque son los que más veces ganan", dijo. Y, por tanto, se agudizan las diferencias clasificatorias.

A juicio de Olabe, las modificaciones han sido "extraordinarias" para el juego, aunque considera que los arqueros han sido lo más perjudicas, a pesar de que hoy en día "el portero es el primero o el último en participar en todas las jugadas". Esto fue secundado por Azkargorta, que recurrió a la anécdota: "A Zubizarreta le he oído decir que los porteros son los malditos del fútbol, porque todo va en su contra. Es verdad". Si bien, han adquirido un papel protagonista. "En el recreo se ponía de portero al peor. Era el punto débil del sistema táctico. El Ajax de Cruyff tenía al muñeco de Michelin. Se ha considerado demasiado tiempo que el fútbol eran diez jugadores más uno", dijo.

Ahora esos porteros permiten estilos de juego que buscan la superioridad numérica o posicional. "La clave es llevar la iniciativa, desde el balón o desde los espacios", expresó Olabe, que incidió en el dominio de los espacios como reto para marcar diferencias sobre el rival. Y es que, en consenso, consideran que este trabajo de búsqueda de posiciones, tratado de forma individual y en relación con la capacidad de cada futbolista de decidir su ubicación en determinadas situaciones, puede estar la llave para ganar partidos en el "extraordinario" fútbol moderno.