El Barakaldo presenta un ERTE para toda la plantilla y empleados

22.03.2020 | 12:05
Un partido del Barakaldo en Lasesarre

EL CONJUNTO FABRIL, QUE SE ENCUENTRA INMERSO EN PLENO CONCURSO DE ACREEDORES, "GARANTIZA ÍNTEGRAMENTE LA NÓMINA DE SUS EMPLEADOS"

Bilbao – Horas antes de que Pedro Sánchez confirmara que amplía quince días más el confinamiento provocado por el coronavirus, el Barakaldo Club de Fútbol comunicó que presenta un ERTE para intentar capear con el parón deportivo. El conjunto fabril, que se encuentra en un concurso de acreedores desencadenado por la histórica multa de 1,1 millones de euros impuesta por la Seguridad Social, no ha tenido más opción que acogerse al expediente de regulación de empleo temporal, algo que también están solicitando miles de empresas y autónomos ante el Departamento de Trabajo desde que estalló la pandemia. "Ante la tremenda situación que vivimos por el covid-19 y que impide la práctica y el trabajo cotidiano de todos nuestros empleados, hemos decidido adoptar una serie de medidas económicas que, en ningún caso y para nadie, van a suponer una pérdida de derechos ni económicos ni laborales", destacó la entidad presidida por Jesús María Isusi, que cogió las riendas de club junto a varios socios el pasado mes de diciembre, tras la dimisión de la Junta Gestora encabezada por Orlando Saiz.

"La declaración de alarma nacional y emergencia ha provocado que no solo no podamos continuar con nuestras tareas habituales, sino que también veamos mermados nuestros ingresos, con un futuro un tanto incierto respecto a la duración que tendrán las medidas adoptadas por el Gobierno. El Barakaldo prioriza, como no puede ser de otro modo, la salud de toda la plantilla: jugadores, técnicos y empleados pero también debemos velar por nuestros intereses económicos si queremos seguir intentando sacar al club adelante", señaló el equipo de Lasesarre, que en estos momentos no puede adoptar ninguna decisión sin el visto bueno del administrador concursal.

El Barakaldo, que puede que no sea el último club vizcaino de Segunda División B que recurra a un ERTE y suspenda temporalmente los contratos de la plantilla y los empleados, "ha decidido garantizar el cobro íntegro de las nóminas a todos sus empleados, por eso la parte que no sea abonada por el INEM la abonará el club, con el fin de que ningún trabajador resulte perjudicado con la medida".

una piedra más en el camino El Barakaldo, que después de 28 jornadas disputadas en el grupo II de Segunda División B ocupa la décimo cuarta posición, coqueteando con los puestos de descenso, no vive su mejor momento de su centenaria historia. Al margen del ERTE y de lo que depare los daños colaterales de la pandemia a los clubes de la categoría de bronce, los de Lasesarre tienen un largo proceso por delante para solucionar su delicada situación económica –600.000 euros por el fraude detectado desde 2014 y 500.000 euros más de multa por las irregularidades cometidas e impagos–. Olvidado queda ya el proceso de reconversión a Sociedad Anónima Deportiva (SAD) a la que dio el visto bueno la masa social aurinegra, después de que se conociera que un grupo de empresarios locales se comprometía a invertir un millón de euros para aumentar el capital social de la entidad.

Está por ver si el paso que da el Barakaldo al presentar el ERTE es secundado por otros equipos vizcainos de Segunda B, que como el resto de entidades deportivas no saben cuándo volverá la competición y los ingresos a sus arcas.