Real Sociedad 3-0 Mallorca

Isak toma el relevo del desafecto Willian José

27.01.2020 | 06:20

REAL SOCIEDAD: Remiro; Zaldua, Llorente, Le Normand, Muñoz; Zubeldia, Merino (Min. 76, Guevara), Odegaard; Portu, Isak (Min. 79, Januzaj), Oyarzabal (Min. 56, Barrenetxea).

MALLORCA: Reina; Gámez, Martin Valjent, Raillo, Lumor; Febas (Min. 67, Pozo) , Baba, Dan Rodríguez, Lago Junior (Min. 70, Take Kubo); Budimir (Min. 83, Prats) y Cucho Hernández.

Goles: 1-0: Min. 46; Isak. 2-0: Min. 57; Barrenetxea. 3-0: Min. 80; Portu.

Árbitro: Jaime Latre (Colegio Aragonés). Amonestó a Martin Valjent y Lumor.

Incidencias: Reale Arena, 29.912 espectadores.

donostia - La Real Sociedad volvió a ganar en Anoeta casi dos meses después ante un Mallorca que se hundió en la segunda mitad tras encajar, a la salida de vestuarios, el gol de Isak, que se reivindica como sucesor de Willian José ante su posible marcha.

El chispazo de Oyarzabal en los primeros segundos de partido parecía presagiar una Real dominante y a su rival guardando la ropa y ralentizando el juego. No fue así porque el Mallorca, sin ganar fuera de casa esta temporada, se posicionó fenomenal en el terreno de juego y puso de los nervios a los donostiarras, con poca claridad de ideas al estar Odegaard en su versión más normal. La polémica con Willian José, castigado a la grada por su entrenador, tampoco ayudó a tranquilizar a la joven plantilla blanquiazul.

El equipo isleño dio el susto de la tarde a los guipuzcoanos antes del minuto diez, con un gran disparo desde fuera del área de Lemor al que correspondió con otra intervención espectacular Remiro.

El encuentro prosiguió hasta el final de primer tiempo con un toma y daca continúo, sin acercamientos especialmente peligrosos, salvo uno de Oyarzabal que pudo culminar Portu al entrar en tromba y una parada de Reina ante Alex Isak en un mano a mano que se llevó el cancerbero andaluz cuando el graderío cantaba el gol.

Se durmió el conjunto balear al inicio del segundo tiempo, dejó que la Real tocara y trenzara una jugada en la que participó medio equipo y culminó desde el área pequeña Isak, que se volvía a reivindicar con su segundo gol en dos partidos tras una asistencia de Portu.

El Mallorca se fundió con este gol y estuvo muchos minutos a merced de una Real que iba a lograr el segundo en otra acción iniciada por Portu, continuada con un duro disparo de Barrenetxea que golpeó en Gámez para colarse a la red visitante ante la desesperación del técnico Vicente Moreno, que veía desmoronarse toda su estrategia en unos pocos minutos.

Los vascos sentenciaron con otra jugada coral que quiso culminar Odegaard con su disparo repelido por Reina para que Portu, con la caña preparada, rematara e hiciera el tercero cerrando una gran tarde. Alex Remiro frenaría los intentos del Mallorca de volver a entrar en partido.