real madrid 2 - espanyol 0

El Madrid prolonga su buen momento

17.12.2019 | 20:15
Karim Benzema festeja su gol ante el Espanyol.

REAL MADRID: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Mendy; Casemiro, Kroos (Min. 70, Modric), Valverde; Rodrygo (Min. 84, Brahim), Benzema y Vinicius (Min. 83, Militao).

ESPANYOL: Diego López, Víctor Gómez, David López, Bernardo, Calero, Didac; Marc Roca, Darder, Granero (Min. 72, Pol Lozano); Wu Lei (Min. 65, Campuzano) y Calleri (Min. 83, Melendo).

Goles: 1-0: Min. 38; Varane. 2-0: Min. 79; Benzema.

Árbitro: Jaime Latre (Comité Aragonés). Expulsó a Mendy por doble amarilla. Amonestó a Vinicius y Valverde, del Madrid; y a Granero, Calero y Darder, del Espanyol.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimosexta jornada de LaLiga Santader disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 64.125 espectadores.

Madrid - El Real Madrid ganó al Espanyol (2-0) en un partido en el que vistió de verde a pesar de jugar de local, en apoyo a la cumbre del clima que se está celebrando en Madrid, y suma ya nueve encuentros sin conocer la derrota: ganó sin sufrir y será, como mínimo, colíder una semana más antes de afrontar una difícil salida a Mestalla.

El abismo de distancia en el estado anímico de ambos equipos se notó desde el pitido inicial. El Madrid se hizo dueño del balón ante un Espanyol que no podía presionar en bloque y defendió con los once futbolistas en campo propio. Un planteamiento ante el que los de Zidane respondieron tirando desde fuera y con un Vinicius que no dejó de encarar al defensor que se le pusiera por delante. El brasileño se tomó el partido como una reválida, aunque su exceso de ímpetu estuvo a punto de pasarle factura ya que tras haber sido sancionado con una amarilla en el minuto 17 pudo ver la segunda en el 40 tras una entrada sobre David López, aunque el colegiado Jaime Latre no le volvió a amonestar al considerar que la acción fue fruto de un resbalón.

En el minuto 38 los locales lograron trasladar la tranquilidad que reinaba sobre el césped al marcador gracias a un gol de Varane, que recogió un rechace y definió cruzado con la zurda, con una clase digna de delantero, ante un Diego López que claudicó al quinto disparo entre los tres palos.

El descanso sirvió para activar al Espanyol, que intentó establecerse en campo rival con el balón y presionó más arriba la salida del Madrid. Nada más reanudarse el partido, Calleri ya se relamía pensando en un mano a mano, pero Casemiro llegó desde atrás para arrebatarle el balón.

El cambio de plan del conjunto catalán hizo que aumentase el ritmo del partido y las imprecisiones; la tranquilidad local se convirtió en incertidumbre en la grada por lo corto del resultado a pesar de que el Espanyol tan solo hizo trabajar a Courtois con un disparo lejano de Marc Roca en el minuto 76 que no conllevó peligro. Benzema se encargó de despejar las dudas. El francés culminó una gran conducción de Valverde, llegando hasta línea de fondo, para enterrar las las esperanzas de los visitantes. Pese a la expulsión de Mendy a ocho del final, el Madrid no pasó apuros. - Efe