Entrenador del Gernika

Oskar Vales: “Estoy convencido de que el Gernika va a dar guerra hasta el final”

Tras la destitución de Urtzi Arrondo, el exleón Oskar Vales tomó hace tres semanas las riendas del conjunto foral, que atraviesa un bache de resultados en su retorno a Tercera

17.12.2019 | 19:55
Oskar Vales. Fotografía José Mari Martínez

Tras la destitución de Urtzi Arrondo, el exleón Oskar Vales tomó hace tres semanas las riendas del conjunto foral

Gernika - Oskar Vales (Bilbao, 1974) inició el 12 de noviembre su segunda experiencia al frente de un banquillo de Tercera, tras la notable campaña protagonizada el pasado curso en el Sodupe. En verano, decidió no continuar en el club de Enkarterri con la esperanza de dar un salto cualitativo, oportunidad que, después del cese de Urtzi Arrondo, le ha brindado un Gernika que pretende pelear por el regreso a Segunda B. A tres jornadas para acabar la primera vuelta y tras perder seis de los últimos ocho partidos, los forales son octavos a siete puntos del play-off, pero el técnico defiende que "vamos a ir hacia arriba".

¿Qué tal va su aclimatación?

-Está siendo muy fácil, porque nos hemos encontrado un grupo fantástico que te hace sentir muy cómodo. Estamos muy a gusto desde el primer día, daba la sensación de que llevábamos más tiempo.

En los últimos cursos se ha destacado que el vestuario del Gernika era una familia, aunque en verano hubo muchos cambios en la plantilla.

-Pues en ese aspecto no ha cambiado, es una pasada. Todo el mundo suma, es un grupo fantástico, una maravilla de vestuario.

En su estreno golearon 0-4 en el campo del Deusto y después han tropezado ante dos huesos como River (0-2) y Portugalete (1-0).

-El balance es muy bueno, porque hemos cambiado muchas cosas y cuesta un poco adaptarse, pero las sensaciones son buenas y estamos dando pasos hacia delante en cada partido. Sabíamos que venía un calendario complicado y nos ha faltado coger a esos equipos con unas semanas más de trabajo. Ante dos equipazos como River y Portu hemos estado metidos en todo momento y con opciones de conseguir algo más. Estoy convencido de que el equipo va a ir a mejor.

Entre esos cambios por los que han apostado está el practicar un fútbol más combinativo y rasear el balón desde atrás, como hacía el pasado curso el Sodupe. ¿Su idea es esa?

-Eso es lo que buscamos, sin descuidar aspectos como el apretar al máximo. Cada entrenador tiene su forma de jugar y tenemos futbolistas capacitados para ello. No es fácil, porque en el fútbol es más sencillo destruir que construir. Nos hubiera gustado tener un mes de pretemporada, pero pronto veremos a un Gernika más completo.

Me consta que jugadores a los que usted ha dirigido le tienen en alta estima. ¿Cómo es Oskar Vales en el día a día con sus pupilos?

-Muy natural y tranquilo. Me gusta vivir el fútbol, pero tengo claro que los protagonistas son los jugadores. Les permitimos que cometan errores, siempre que no sean por desgana, y me gusta darles confianza y exigirles dentro de sus posibilidades. Tengo claro que hay que defenderles al máximo, siempre que den el cien por cien.

Como jugador militó 11 campañas en Primera y tuvo muchos entrenadores. ¿Le gustaría parecerse a alguno de ellos?

-A todos un poco, intento buscar las cosas buenas de todos ellos. Me gustaba la idea de juego de Heynckes, que fue quien me hizo debutar, pero también soy muy fan de Irureta por cómo manejaba el vestuario. También tuve a Víctor Fernández, Luis Fernández, Stepanovic? aunque todas las experiencias no fueran positivas, de todos se aprende.

Esta es su segunda experiencia en Tercera tras entrenar la temporada pasada al Sodupe, que acabó en una meritoria novena plaza. ¿Por qué decidió no seguir?

-Queríamos dar un paso hacia delante en cuanto a nivel de equipo, teníamos la sensación de que iba a ser complicado mejorar los números. No surgió nada hasta que llegó el Gernika, pero nos lo hemos tomado con tranquilidad.

El Gernika cayó ante el Balmaseda y 48 horas después ya dirigió usted el entrenamiento. ¿Se fraguó todo tan rápido como parece?

-Fue muy rápido, todo en unas horas. Le comunicaron a Urtzi que no seguía y nos llamaron a nosotros, que decidimos ponernos en marcha cuanto antes. Es lo que tiene el fútbol, los entrenadores estamos de paso.

Ya ha destacado la calidad humana de su plantilla. ¿La futbolística cómo la ve?

-Bien, la plantilla quizá sea un poco corta, aunque en el filial, que milita en División de Honor, hay buenos jugadores que suelen entrenar con nosotros y de los que podemos echar mano. Estamos trabajando con el club para intentar mejorar algunas posiciones, el mercado está abierto hasta finales de enero y a ver qué pasa. Aún así, en general estamos contentos.

Ya ha jugado contra Portugalete y Sestao River, los dos favoritos al título con permiso del Vitoria. ¿Ve al Gernika capaz de pelear codo a codo con dichas escuadras?

-Sí lo veo, pero más adelante. Todavía es pronto. Estoy convencido de que la plantilla del Gernika va a dar guerra hasta el final, confío mucho en este grupo. Es una competición muy dura, en la que todos los equipos son complicados, pero creo que vamos a ir hacia arriba.

Para terminar debo preguntarle por el Athletic. ¿Le sorprende verlo en puestos europeos a pesar de que hay gente que dice que le aburre?

-Eso de aburrir o no es relativo. Lo importante es que el míster le está sacando un rendimiento fantástico a la plantilla, está siendo muy fiable. Es para estar encantados, porque está realizando un temporadón. Cree mucho en lo que hace y encima lo hace bien. Puede haber partidos más o menos vistosos, pero en la élite lo que cuenta son los tres puntos.